miércoles, 15 de junio de 2011

Scioli sale a calmar a los intendentes, molestos porque no les confirman las listas

Luego de las especulaciones acerca del pase de algunos intendentes kirchneristas del Conurbano hacia el duhaldismo, el gobernador Daniel Scioli salió a calmar las aguas. Tapando los baches que deja la Casa Rosada, garantizó la boleta del Frente para la Victoria para los jefes comunales y les prometió que no habrá colectoras. 

Sucede que existe cierta intranquilidad en algunos jefes comunales ante el silencio de Gobierno Nacional. Ni Carlos Zannini ni la presidenta Cristina Kirchner dieron garantías de un respaldo concreto y por eso, en las últimas horas, surgieron las versiones de un pase de Jesús Cariglino, Luis Acuña y Joaquín De la Torre.

Según pudo saber LPO, Scioli reunió ayer a varios intendentes y les aseguró el sello del FPV. Además, prometió que en los distritos gobernados por el justicialismo no habrá colectora del sabbatellismo aunque los jefes comunales creen que Cristina terminará habilitando la boleta de Nuevo Encuentro.

“Es una situación desgastante, no tenemos certezas y por eso surgen esta clase de rumores”, señaló una fuente del justicialismo provincial.

En tanto, desde el círculo íntimo de De la Torre, intendente de San Miguel, desmintieron un acercamiento a Eduardo Duhalde aunque en el distrito se da un panorama particular. Sucede que en un principio se especulaba con una interna entre De la Torre, el diputado provincial Franco La Porta y Aldo Rico, que finalmente terminó acordando con el duhaldismo.

Con De la Torre y Rico muy parejos en las encuestas (alrededor del 30 por ciento de intención de voto), el papel de La Porta era fundamental para inclinar la balanza y por eso tenía juego desde el kirchnerismo. Pero con la partida de Rico, De la Torre se quedó con casi toda la torta kirchnerista. Por eso, en el círculo íntimo del jefe comunal aseguran que es casi un hecho que tendrán la boleta del FpV.

“Es una locura que no le den la boleta, sería regalarle la victoria a Rico”, opinan desde el oficialismo de San Miguel. El dato no es menor: entre Malvinas Argentinas y San Miguel suman unos 390 mil electores, un 0,9 por ciento del total del electorado nacional. Un punto nada despreciable a la hora de jugar con la posibilidad de que Cristina entre o no en el ballotage.

De todos modos, fuentes justicialistas indicaron que el caso de Cariglino es distinto al de De la Torre. En Malvinas Argentinas el jefe comunal tiene cierta autonomía por casi el 70 por ciento de adhesión que ostenta. Ese juego propio más los cortocircuitos con el Gobierno nacional por una posible boleta para el dirigente de Colina Luis Vivona, habrían sentenciado el pase del intendente hacia las filas del duhaldismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario