viernes, 10 de junio de 2011

EL MACRISMO NO APOYARIA A NINGUN CANDIDATO PRESIDENCIAL Y DA LIBERTAD DE ACCION EN LAS PROVINCIAS

En muchas provincias los macristas acuerdan con Eduardo Duhalde; en Cuyo, con Rodríguez Saá, y por ahora sólo en Tucumán con Alfonsín. Macri diría quién es su favorito para la presidencia, pero sólo después del ballottage porteño.
Por Werner Pertot
“Sálvese quien pueda”, parece ser la consigna que finalmente se impuso en el PRO una vez que Mauricio Macri abandonó la candidatura presidencial. En la mayoría de las provincias, sus dirigentes están acordando con Eduardo Duhalde y, en Cuyo, con Alberto Rodríguez Saá. Hasta ahora, sólo en algunas elecciones provinciales –como la de Tucumán– van con los candidatos de Ricardo Alfonsín. Para controlar los reclamos furibundos que llegaban de las provincias, la mesa nacional ejecutiva del PRO resolvió dar libertad de acción. El macrismo no tendrá candidato a presidente propio, aunque Mauricio Macri evalúa dar su apoyo simbólico a alguno de los candidatos de la oposición si logra reelegir en la ciudad.
Macri, por segunda vez, se bajó de su candidatura tras amagar durante meses con presentarse a las elecciones presidenciales. Al quedarse huérfanos de una fórmula nacional, además de la bronca, lo que cundió entre los dirigentes provinciales es el instinto de supervivencia. Cada uno empezó a negociar para no quedarse sin cabeza de lista. Ante este panorama, la mesa ejecutiva nacional del PRO no tuvo otra opción que dar una relativa libertad de acción en las provincias. La mesa, a la que Macri había encomendado el armado nacional, la integran Federico Pinedo, Humberto Schiavoni, Emilio Monzó, Francisco Cabrera y Jorge Macri. Las negociaciones que tuvieron con Duhalde y Felipe Solá no llegaron a buen puerto. Más bien naufragaron. Y fue el momento de decir: “A los botes”.
El primero en hacerlo fue Macri, cuando dejó en claro que no quería que ningún acuerdo complicara sus chances en las elecciones porteñas, donde se juega la posibilidad de continuar en política. De esta forma quedó descartado un acuerdo con Duhalde, al que el gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba consideraba piantavotos porteños; por el mismo camino se fue Solá y las charlas con los Rodríguez Saá. La opción de una candidatura propia, con Pinedo a la cabeza, tampoco prosperó. Lo más probable es que Macri defina a su candidato presidencial luego de la segunda vuelta porteña, cuando ya concluyeron los tiempos para inscribir alianzas nacionales. “Macri va a apoyar después de las elecciones a la fórmula que represente mejor los interesas de los porteños”, señaló Emilio Monzó a Página/12.
Al no tener un candidato a presidente, no era mucho lo que les podían pedir a los dirigentes provinciales. “Como tampoco tenemos mucha autoridad, optamos por no condicionarlos. Las estrategias locales van a ser las que les convengan a los dirigentes locales”, se sinceró uno de los integrantes de la mesa ejecutiva. Con ese panorama, las listas de diputados nacionales del PRO en la ciudad de Buenos Aires y Santa Fe no tendrán candidato a presidente.
La boleta corta también podría imponerse en la provincia de Buenos Aires, donde siguen abiertas otras dos opciones: ir con Francisco de Narváez, que le ofrece a Jorge Macri la candidatura a intendente de Vicente López y un lugar en las listas de diputados; o bien ir con la candidata de Duhalde, Graciela Camaño, que propone un acuerdo más generoso (pero una vez más, surge la cláusula Durán Barba: no a los piantavotos).
La alianza con el duhaldismo ya está firme en Santa Fe, con Miguel Del Sel, mientras que en otras provincias el PRO hará más de una pirueta: en Córdoba, Eduardo Mondino será candidato a diputado de Duhalde en la elección nacional, pero en la provincial lo apoya a José Manuel de la Sota; en Tucumán, la elección provincial verá al PRO unido con la UCR, la Coalición Cívica y el peronismo disidente, pero en la nacional el radicalismo va por las suyas y el PRO apoya a Duhalde. En Salta, Alfredo Olmedo tiene dividido el espacio: unos quieren ir con Duhalde, otros con Alfonsín. Las definiciones se darán durante el fin de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario