sábado, 4 de junio de 2011

PERÓN ASUME LA PRIMERA PRESIDENCIA EL 4 DE JUNIO DE 1946

El 24 de mayo de 1946 la Asamblea Legislativa designa presidente y vicepresidente, para el período comprendido entre el 4 de junio del mismo año y el 4 de junio de 1951, a Juan Domingo Perón y J. Hortensio Quijano.

El 4 de junio de 1946, Juan Domingo Perón presta juramento como Presidente de la Nación en el Congreso, sin la presencia de los representantes de la oposición que, despechados por el triunfo de las fuerzas populares, no asisten a la ceremonia demostrando su desprecio por el voto mayoritario.


El discurso inaugural del vencedor en los comicios ya delineaba los caminos de una revolución en marcha al declarar que había llegado a la más alta magistratura "por el consenso de voluntades que repudian la presión ajena, por el asentimiento de cuantos anhelan que la justicia prevalezca sobre el interés".


En su mensaje figuraban estas palabras:
"Me siento el presidente de todos los argentinos, de mis amigos y de mis adversarios, de quienes me han acompañado y de quienes me han combatido".

Cuando finaliza la ceremonia, el Presidente electo parte hacia la Casa de Gobierno, haciendo una parada en la Catedral para orar brevemente ante la tumba del Gral. San Martín.
 

En la Casa Rosada, su antecesor, Edelmiro Farrell le hace entrega del bastón y la banda de mando. 


Una vez asumido el cargo, el nuevo Presidente da a conocer los nombres de los integrantes del gabinete que lo acompañarán en su gestión de gobierno.

Ministerios
Interior, Angel Borlenghi
Relaciones Exteriores, Juan Atilio Bramuglia

Hacienda, Ramón A. Cereijo

Obras Públicas, Juan Pistarini

Justicia e Instrucción Pública, Belisario Gache Pirán

Guerra, José Humberto Sosa Molina

Marina, Fidel L. Anadón

Agricultura, Juan Carlos Picazo Elordi


Secretarías

Industria y Comercio, Rolando Lagomarsino

Aeronáutica, Bartolomé de la Colina

Trabajo y Previsión, José María Freire

Salud Pública, Ramón Carrillo

Secretaría de la Presidencia, Rodolfo Freude


Juan Duarte ocupó el puesto de secretario privado.
Domingo Mercante, Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, continuó siendo la persona de confianza de Perón y
Miguel Miranda fue su principal asesor en lo económico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario