lunes, 6 de junio de 2011

"La gente no entiende el acuerdo Alfonsín-De Narváez"

 La directora de Ibarómetro, Doris Capurro, habló en Radio América sobre las próximas elecciones de octubre y consideró que "la inclinación final de Alfonsín hacia la centro derecha, produce una fenomenal defraudación del electorado". 

La gente no entiende el acuerdo Alfonsín-De Narváez, se cuestiona cómo es", sostuvo a Radio América, la directora de Ibarómetro, Doris Capurro, quien consideró que "la inclinación final del candidato de la UCR hacia la centro derecha, produce una fenomenal defraudación del electorado".

"Lo habitual es que al final del camino la cuestión se polariza entre el Gobierno de turno y un candidato de tono diferente. El radicalismo hubiese preferido una alianza mas de centro izquierda. La centro izquierda está ocupada por el kirchnerismo. Es decir, el lugar vacante donde pueden confluir mayor cantidad de fuerzas es la centro derecha", explicó la socióloga.


"Es un giro que, el electorado le da una especie de voto castigo, según lo que medimos en este momento. Por lo general los votos castigos son contra los gobiernos, pero en este caso, los electores no están conformes con los acuerdos", continuó.


"Hoy la gente está descolocada. A De Narváez la gente piensa que cualquier colectivo lo deja bien. Ahora, si arman una buena campaña y logran acumular el voto de la centro derecha, que hoy está disperso, porque Duhalde todavía no se bajó,se verá", agregó Capurro.


La especialista también se refirió a la situación de Hermes Binner. "Binner es un líder muy importante en Santa Fe, pero no tiene proyección nacional, tiene un altísimo desconocimiento a nivel nacional. Creo que no va a jugar. Le va a costar ser una opción. La centro izquierda está contenida hoy por el kicrhnerismo", evaluó.


En cuanto a las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires, Capurro consideró que la situación "esta muy polarizada. A nivel nacional hay un tremendo apoyo al Gobierno. En cambio, en la Ciudad hay un 50% que apoya al Gobierno de la Ciudad y un 50% al Gobierno Nacional. La batalla es por captar a los indecisos. Dependerá de la campaña que puedan instalar en el poco tiempo que queda. Hay decepción con la gestión de Macri, pero también tiene aceptación en los porteños", concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario