martes, 19 de julio de 2011

En Santa Fe se sacan chispas. LA PRESIDENTA PARTICIPARA EN UN ACTO EN ROSARIO JUNTO A ROSSI

La campaña electoral en Santa Fe está al rojo vivo. El candidato del oficialista Frente Progresista, Antonio Bonfatti, ya se ve ganador y sentado en el sillón de la Casa Gris. Su principal competidor, el kirchnerista Agustín Rossi, negó que la visita oficial que realizará hoy Cristina Fernández de Kirchner a la provincia pretenda nacionalizar la campaña y confía en el encolumnamiento de todo el peronismo detrás de su candidatura. Carlos Reutemann rompió su enigmático silencio para tomar partido y afirmar que no asistirá al acto de la Presidenta “porque nunca fui kirchnerista”. En tanto, Mauricio Macri hizo campaña en Santa Fe y proclamó la “simpatía” del ex piloto de Fórmula 1 por su candidato, el Midachi Miguel Del Sel, a quien comparó con sus propios votantes porteños: “Son desideologizados y votan desde la confianza”.
Cada candidato gasta sus últimos cartuchos de campaña tratando de sumar votos. El socialista Bonfatti, apoyado en sus encuestas, se mostró confiado en el triunfo. Negó que hubiera un escenario de polarización con Rossi y se diferenció del humorista Del Sel: “No sé si representa la antipolítica. Lo que está claro es que no es un dirigente político, no tiene esa formación. No le hemos escuchado muchas propuestas y eso es lo llamativo, ya que no sabemos cuál es su proyecto ni qué es lo quiere para Santa Fe”, respondió Bonfatti sobre el Midachi en una entrevista concedida a una agencia de noticias.
Rossi también se mostró optimista tras el debate televisivo que protagonizó con los candidatos del socialismo y el PRO. “En el debate quedó claramente demostrado que había un candidato que tenía ausencia de propuestas, como el caso de (Miguel) Del Sel, y un candidato con ausencia de respuestas, como el caso de Bonfatti; los dos mostraron debilidad en cuanto a los argumentos”, opinó el jefe del bloque K en la Cámara de Diputados y negó que la visita de la Presidenta hoy a Santa Fe pretenda “nacionalizar” la campaña provincial.
Parco y misterioso como siempre, y sin haber participado de la campaña electoral, Reutemann decidió romper su silencio para tomar distancia del gobierno nacional. “Siempre fui peronista, pero nunca fui kirchnerista. No he cambiado en nada y sigo siendo fiel a quienes me votaron en 2009”, dijo escuetamente el senador nacional para confirmar que no asistirá al acto de la Presidenta en Santa Fe.
La definición del Lole debe haber colmado de satisfacción a su amigo Mauricio. En su paso por Rosario para hacer campaña por Del Sel, el jefe de Gobierno porteño trató de convertir al ex piloto de Fórmula 1 en el gran elector de la elección del domingo. “Siempre ha visto con simpatía el esfuerzo de Miguel”, dijo Macri sobre las supuestas preferencias de Reutemann. También asoció al candidato PRO con su propio electorado porteño en busca de votos santafesinos: “una personalidad como la de Miguel se asemeja mucho a lo que pasa con mis votantes, que son desideologizados y que votan desde la confianza. Miguel tiene un enorme conocimiento en la gente y, como lo conocen, confían en él”.
“Confían en su honestidad y vocación. Además de la capacidad de armar equipos. Es una relación personal que construye con la gente. La misma que yo construyo en Buenos Aires”, concluyó Macri, quien recurrió al armado “de equipos” PRO para tratar de despejar las dudas que generó la mala perfomance de Del Sel durante los debates que tuvo con los otros dos candidatos.
El Midachi, en tanto, apeló al electorado que proclamó al Lole como gobernador de Santa Fe y dos veces senador por esa provincia: “Nadie lo presiona (al senador) para que se juegue, pero estoy seguro de que el que lo hubiese votado a Reutemann nos vota a nosotros”.
Consultado sobre el papel de Reutemann, ausente hasta ayer en la campaña electoral santafesina, Rossi confió en el disciplinamiento del peronismo provincial detrás de un mismo objetivo, después de que todos los sectores –menos el PJ disidente– participaron de la interna abierta que lo proclamó candidato. “La mayoría de los dirigentes del reutemismo se encolumnaron detrás de Omar Perotti y él está trabajando activamente a favor de esta campaña”, explicó el diputado y aspirante a la gobernación.
El kirchnerismo tiene sus fichas puestas en que la buena imagen de la Presidenta entre los santafesinos y el poderío territorial de sus intendentes y legisladores provinciales traccionen los votos necesarios para que el peronismo vuelva a la Casa Gris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario