lunes, 4 de julio de 2011

El viernes abre Tecnópolis, megamuestra de la ciencia

Auto Justicialista Super Sport 1954
Fuentes de la Unidad Bicentenario descartaron especulaciones periodísticas recientes, en las que se ponía en duda la finalización de las obras de construcción y remodelación de dos galpones, y de este modo, Tecnópolis abrirá sus puertas al público el viernes, tal como estaba previsto.
Al cabo de las cinco semanas que permanecerá en funcionamiento, será presentado el Parque Tecnópolis, un museo permanente que se terminará de erigir en mayo del año próximo.
El decreto para la construcción del complejo en Villa Martelli había sido firmado a comienzos de año por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, luego que el gobierno de la Ciudad impidiera, hace menos de un año, la realización de la megamuestra en la avenida Figueroa Alcorta.
Las obras que se vienen llevando a cabo en los terrenos lindantes con la avenida General Paz dejan ver una estructura de paneles lineales que, según el plano original, está previsto que atraviesen el predio parquizado de 60 ha que perteneciera al batallón 601 del Ejército.
Será un híbrido de parque científico, museo al aire libre y espectáculo basado en nuevas tecnologías que tendrá la superficie de la Villette de Francia –la ciudad de la ciencia de París–, en la que se experimentará en la relación del público con la ciencia.
Una gigantesca carpa blanca futurista de material incorruptible, similar a la que puede verse en el Campus Miguelete de la Universidad Nacional de San Martín, devela el largo y sinuoso camino recorrido en la historia reciente de nuestro país: será un espacio desde donde cambiar la percepción elitista de la ciencia en nuestro país.
En esa Nave de la Ciencia se presentarán dos shows diarios de 20 minutos, durante los 38 días de la exposición.
Instituciones científicas, grupos de divulgadores, artistas, esperan recibir cuatro mil chicos por día, más de 100 mil en total, cautivándolos con conferencias, con la maravillosa aventura del conocimiento, y transmitirles que la ciencia es una actividad inscripta en la historia, la política y sus conflictos, la sociedad y sus sueños.

Cinco continentes
A cada uno de los cinco continentes en que estará dividido Tecnópolis corresponderá una construcción icónica: Tierra, Agua, Aire, Fuego e Imaginación.
Tierra, a través de un cubo de 1.400 metros cuadrados se desplegarán paseos temáticos.
Agua estará representada por un edificio octaedro, con un témpano que emula a los hielos continentales y reproduce las extremas temperaturas de la Antártida.
“Yacyretá, el fin de la historia”, mostrará un viaje al interior de la represa con sonidos que reproducen los de la Naturaleza.
Aire, se está armando mediante un edificio piramidal de 18 metros de alto, que contiene siete muestras sobre el desarrollo aeroespacial del país, como “Argentina en el espacio”, con maquetas en tamaño real de los satélites SAC-C, SAC-D y Saocom, y Tronador II, el primer lanzador espacial desarrollado en el país, entre las principales.
Fuego estará simbolizado por un domo o cúpula geodésica de acero y cristal, donde el grupo Fuerzabruta representará “Pared de Fuego”.
Un simulador nuclear mostrará a los visitantes el funcionamiento de una central atómica.
E imaginación tendrá desde un cine 3D hasta videojuegos y sofisticados robots.
Se trata del proyecto de comunicación pública de la ciencia más ambicioso de los últimos años.
A partir de Tecnópolis, el acceso, el debate y la apropiación social de la ciencia y la tecnología es un derecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario