sábado, 9 de julio de 2011

CFK: “Jamás vamos a entregar nuestra historia y nuestras convicciones”

Desde Tucumán
La Presidenta señaló que a diferencia de lo que ocurrió hace 200 años hoy la lucha por la Independencia se libra en el campo de la economía y de la educación, recuperando "la educación como un instrumento igualador". Reiteró que “tenemos que alcanzar la segunda independencia cronstruyendo "una economía que permita tener autodeterminación para que cada país tome sus propias decisiones". Destacó la figura de Néstor Kirchner, quien “supo que otro país era posible, como lo supieron esos hombres y mujeres que con inmensas dificultades hicieron nuestra historia”. Y remarcó que uno de los objetivos del modelo vigente es generar políticas de Estado “que sean reconocidas como tales y que puedan ser defendidas por todos” a fin de “que no tengamos que depender solamente del humor de tal o cual gobernante".

El discurso tuvo lugar en la zona del parque 9 de Julio, en las cercanía del Hipódromo, donde se reunieron unas 45 mil personas, según las estimaciones oficiales, el doble de lo previsto. Allí la mandataria rescató la presencia de los jóvenes, a quienes elogió y diferenció de generaciones anteriores al calificarlo de “inédito”, porque no se incorporaron a la política “para luchar contra una dictadura” o participar de una democracia incipiente, sino “para apoyar políticas que el propio Estado impulsa” y “defender y revalidar en las urnas un proyecto que empezó hace ochos años”.

Inevitable fue la referencia a los próceres de 1816, de quienes convocó a “rescatar un rasgo distintivo”, que era “esa actitud de la condición humana que pone en marcha las ideas y convicciones, que es la voluntad de cambio de todo un pueblo que decide levantarse en armas como lo hicieron en aquella oportunidad”.

En este punto recortó al ex presidente Kirchner por haberse atrevido “a tener una política económica de industrialización, a recuperar la educación como instrumento igualador” y “animarse a los poderes internacionales al decirles que Argentina iba a hacer honor a su deuda pero no a costa del hambre y miseria del pueblo”.

Además, elogió la participación política y ciudadana y remarcó la importancia de las elecciones primarias del próximo 14 de agosto al considerar que “por primera vez los argentinos van a poder elegir a los candidatos que quieren votar”. “De ahora en más no deciden las burocracias políticas sino la población”, dijo.

Casi al cierre de su discurso y acompañada por todo el Gabinete nacional y varios gobernadores, la Cristina Kirchner sostuvo que "necesitamos de la unidad nacional como presupuesto básico para seguir adelante en la profundización de este modelo" y así "seguir construyendo esto que hemos logrado y que es la patria".

Horas antes, durante su visita en la Casa Histórica, CFK inauguró la exhibición del manuscrito original del acta de la Independencia en español y aymará. Manifestó su interés por recrear "con animación" gráfica por computadoras "como fueron las batallas" que precedieron la Independencia de Argentina y saludó a funcionarios tucumanos, autoridades del museo y representantes de pueblos aborígenes locales, entre los que se encontraba la dirigente jujeña Milagro Sala, a quien sonrió con la frase "a esta cara la conozco".

El microcentro de Tucumán amaneció cercado de vallas y con un fuerte operativo de seguridad de 1500 efectivos para prevenir incidentes durante los actos. El tránsito fue bloqueado en cinco cuadras a la redonda de la Casa Histórica y hubo restricciones incluso para la circulación peatonal.

El gobernador José Alperovich destacó la importancia de la visita presidencial y aclaró que no habría anuncios especiales durante el acto central. "Tucumán fue ayudado mucho por la Nación, y hoy los tucumanos lo agradecen", remarcó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario