lunes, 2 de mayo de 2011

Peronistas y progresistas respaldan por igual al kirchnerismo en la Ciudad

Según una encuesta de Ibarómetro, el 70% del electorado porteño dice sentirse cerca de alguna fuerza política. La definición de la compulsa depende de quiénes serán finalmente los contendientes que queden cara a cara.
 
La ciudad de Buenos Aires concentra por sí sola al 9% del total del Padrón Nacional Electoral. Son en total 2.508.353 electores que el próximo 10 de julio estarán convocados a las urnas para elegir al futuro jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, estos meros números, aunque sí dan cuenta del peso electoral del distrito a nivel nacional, no alcanzan para describir el perfil de un electorado a veces difícil de descifrar.
En este sentido la consultora Ibarómetro realizó el pasado 28 de abril un estudio a partir de un muestreo de 1100 casos para intentar dar cuenta de las afinidades políticas de los porteños y su relación con el gobierno nacional. De esta manera el trabajo realizado por la consultora que lidera la socióloga Doris Capurro, parece echar por tierra la supuesta imcompatibilidad que existía entre quienes se reconocen como peronistas y aquellos que dicen ser progresistas.
El sondeo arrojó que más del 70% de los proteños dice sentirse identificado con alguna de las diversas tradiciones políticas. De ellos, casi la mitad se reconoce como peronista o parte de la centro izquierda no peronista, mientras que apenas el 11,7%, poco más de 1 de cada 10 ciudadanos de la Capital dice ser radical. Entre liberales y conservadores, juntos, sólo suman el 6% de quienes manifestaron sentirse identificados con alguna tradición política.
A la hora de evaluar el vínculo de los porteños con el gobierno nacional, el 50% dijo evaluar de manera positiva la gestión de la presidenta Cristina Fernández. Al analizar más detenidamente este grupo, puede verse que cerca del 70% de quienes apoyan al gobierno nacional no se siente identificado con el peronismo. De hecho el 33% dice enrolarse con algunas de las manifestaciones de la centroizquierda, el 9% con los radicales, el 20% con ninguna agrupación en particular y un 5% no se identifica con ningún espacio tradicional en particular.
Del trabajo se desprende también que entre quienes apoyan al gobierno nacional en la ciudad de Buenos Aires hay un equilibrio de fuerzas entre peronistas y la centroizquierda. Entre los dos representan el 66% de este respaldo.
En tanto entre quienes desaprueban al gobierno encabezado por la presidenta Cristina Fernández es significativo que el grupo mayoritario es el que conforman aquellos que manifestaron no sentirse identificados con ninguna fuerza política en particular. Asimismo, la presencia de peronistas y progresistas entre quienes critican la gestión del gobierno nacional es minoritaria.
De cara a las elecciones porteñas, cuya definición todo indica que se dará recién en la segunda vuelta, la encuesta demuestra una fuerte paridad entre kirchneristas y macristas. El 41,4% de los encuestados dijo que en el ballottage votará por el candidato del kirchnerismo mientras que el 37,3%, por el del macrismo.
Sin embargo la clave de la definición pasa por el 10,9% que dijo estar esperando la oficilización de las candidaturas para determinar su posición.
 Este segmento será decisivo para inclinar la balanza para uno u otro lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario