lunes, 9 de mayo de 2011

Paridad entre kirchneristas a días de definirse la candidatura en la Ciudad

Boudou y Filmus aparecen en las encuestas con las mayores posibilidades en el FPV. Sin embargo, el efecto arrastre que aportará la presidenta al que resulte designado candidato minimizaría el peso de los sondeos en la definición.
 
Con la decisión de Fernando “Pino” Solanas primero, y de Mauricio Macri después de abandonar la carrera presidencial para refugiarse en la Ciudad de Buenos Aires, las elecciones por la jefatura de gobierno porteña se convirtieron en una de las disputas más reñidas del cargado calendario electoral de 2011. Cuando todavía falta que el kirchnerismo defina quién de entre sus tres precandidatos –Amado Boudou, Daniel Filmus y Carlos Tomada– lo representará en las urnas el próximo 10 de julio, todas las consultoras ya comenzaron a evaluar los diferentes escenarios políticos, ya con los líderes del PRO y Proyecto Sur lanzados como candidatos.
Las únicas certezas por el momento son que ningún contendiente podrá imponerse en primera vuelta y que el ballottage se anticipa reñido a tal punto, que en todos los escenarios posibles las diferentes consultoras prevén, por el momento, un empate técnico con una importante cantidad de indecisos que podrían inclinar la balanza a último momento.
En este punto, un factor que se revela podría ser decisivo será el apoyo que la presidenta Cristina Fernández brindará a quien finalmente exprese las aspiraciones del espacio kirchnerista en la Ciudad. El llamado “efecto arrastre” que provoca en las elecciones locales la muy buena imagen de la presidenta y su gestión ya quedó en evidencia en las elecciones a gobernador celebradas en Catamarca y Chubut. Este efecto arrastre podría incluso pesar a la hora de la definición de la interna kirchnerista. Es que, aunque Filmus y Boudou son los dos precandidatos que más miden en los sondeos con una leve ventaja para el senador, el aporte de votos derivado del abierto apoyo presidencial podría terminar minimizando el peso de esa ventaja inicial a la hora de la definición del candidato.
Los estudios realizados por las consultoras Hugo Haime & Asociados, Opinión Pública Servicios y Mercado (OPSM), Equis y Analogías coinciden en que en todos los escenarios el actual jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, accederá a la segunda vuelta en su intento reeleccionario. Así, la disputa central pasa por la segunda vacante en el ballottage, y aquí las consultoras difieren entre las posibilidades de Solanas y Boudou o Filmus, según quién represente al FPV.
Para Equis, encabezada por el sociólogo Artemio López, y Analogías, dirigida por la también socióloga Analía del Franco, cualquiera de los dos precandidatos kirchneristas accederá al ballottage. Para Analogías, en primera vuelta, el ministro de Economía quedaría por detrás de Macri (26,3%) con el 17,8% de los votos, mientras que el senador obtendría el 17,6% de los sufragios frente a un 27,4% del líder del PRO. La consultora de López obtiene resultados similares, aunque la distancia que separa a Boudou de Macri es 2,4 puntos menor que la que existiría entre Filmus y Macri, posicionando mejor entonces al titular de la cartera de Economía.
La consultora de Haime y OPSM, liderada por Enrique Zuleta Puceiro, presentan escenarios de segunda vuelta divergentes. Para estas dos consultoras, Filmus constituye la única posibilidad del kirchnerismo de llegar a la segunda vuelta. De ser finalmente Boudou el candidato de la Casa Rosada en suelo porteño, según los guarismos que manejan Haime & Asociacios y OPSM, Solanas accedería al ballottage con Macri, relegando al FPV a un tercer puesto en la Ciudad.
En la Casa Rosada confían sin embargo en que todos estos escenarios se modificarán una vez que la presidenta tome parte activa de la campaña del candidato kirchnerista y aporte, gracias a su buena imagen, los votos necesarios para inclinar definitivamente la balanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario