domingo, 29 de mayo de 2011

Macri está nervioso

Macri en el día de la Patria
Por Eduardo Anguita
El jefe de Gobierno porteño montó un mal escenario de campaña electoral en vez de un acto protocolar en la mañana del 25 de Mayo. En cambio de asistir con todo su gabinete a un tranquilo acto para recordar la gesta patriótica, Macri mandó poblar de policías metropolitanos las escaleras de Bolívar 1. Algo insólito, ya que son los soldados del Regimiento de Patricios y no esos agentes policiales quienes pueden darle sentido a la fecha. Pero no, la presencia policial se debió a que Macri tiene pensado revertir las malas previsiones electorales con un discurso basado, casi exclusivamente, en ser el garante de la seguridad. Su mala cara y los policías respondían a que había encargado una encuesta cuyos resultados le cayeron como un baldazo de agua fría. El consultor César Mansilla midió la intención de voto a la fórmula Mauricio Macri-María Eugenia Vidal una vez que se conoció oficialmente que la dupla Daniel Filmus-Carlos Tomada expresaría al kirchnerismo en la Ciudad. Mansilla le dio una buena y una mala. La buena era que, en primera vuelta, el PRO tenía 36% de preferencias mientras que el Frente para la Victoria tenía cinco puntos menos; es decir, 31%. La mala era muy mala: según Mansilla, en segunda vuelta Filmus-Tomada obtendrían el 51% y Macri-Vidal el 49%. Otros estudios del jefe de Gobierno porteño le indican que su imagen negativa no baja del 50%. Por eso, la consigna de su jefe de campaña, Jaime Durán Barba, es campaña-campaña-campaña. Por eso, no se trató de una confusión entre el acto oficial de gobierno y un gesto proselitista. Su discurso de la seguridad se basa en haber creado un cuerpo policial con un buen número de efectivos cuya única misión parece ser mostrarse en los shoppings y plazas de Palermo, Belgrano y Recoleta. Es más, con el mapa del delito en la Ciudad de Buenos Aires en la mano, que indicaba que el territorio con menos incidentes es Villa Urquiza, Macri decidió que la sede de la Metropolitana fuera ¡Villa Urquiza!
Para broche de ese acto lleno de policías sólo con el rabino Sergio Bergman y con la candidata Vidal, Macri se prestó a una rueda de prensa con los movileros allí presentes. Al cabo de unos cinco minutos de breves y frías respuestas del jefe de Gobierno a distintos requerimientos, el periodista de radio El Mundo Diego Colabernardino le preguntó sobre el porqué no estaba su gabinete sino los candidatos del PRO. Macri lo interrumpió con un ácido comentario: “¿Ya terminaste con tu tarea kirchnerista?”. Tras eso, giró los tacos noventa grados y se retiró ofendido. Para desconocimiento de Macri, El Mundo tiene una programación con muchos comunicadores marcadamente opositores. Pero Colabernardino, además de ser movilero de El Mundo, trabaja en prensa del Partido Socialista.

1 comentario:

  1. Como siempre : desubicado como chupete en el ano

    ResponderEliminar