domingo, 8 de mayo de 2011

El alcalde porteño prometió 10 kilómetros de subte por año, pero aún no cumplió


En casi cuatro años de gestión, el PRO sólo inauguró tres estaciones que ya estaban en construcción cuando Macri asumió en la Ciudad.

Uno de los ejes de campaña sobre los que se basó Mauricio Macri para apuntalar su candidatura porteña en el año 2007 fue la promesa de construir 10 kilómetros de subte por año, es decir, 40 kilómetros durante su gestión al frente de la Ciudad de Buenos Aires. Una promesa incumplida que, casi cuatro años después, todos sus adversarios le reprochan y tiene por ejemplo paradigmático la reducida línea H.
“¿Cómo no vamos a estar sorprendidos con la promesa de Macri de hacer 10 kilómetros de subte por año? – dijo Amado Boudou el 6 de mayo pasado–. ¿Cómo se animó a mentir sin saber sobre el tema? A tres años y medio de su gestión, no cumplió nunca con su promesa”, concluyó el ministro de Economía y precandidato porteño a jefe de gobierno.
Por su parte, Hernán Rossi, candidato a diputado nacional porteño por la UCR, también vapuleó al líder del PRO: “Una gestión que prometió construir 10 kilómetros de subte por año, pero que apenas inauguró tres estaciones que ya estaban construidas desde antes demuestra a las claras la ineficacia de Mauricio Macri como jefe de gobierno.” 
Justamente, la última estación que inauguró la gestión macrista fue la de Corrientes en la línea H, el 6 de diciembre del año pasado. En realidad, la red que concluye en ese punto céntrico comenzó a construirse el 5 de julio de 2006, y recién se terminó sobre el final de la gestión PRO. Se trató de la sexta estación de la línea H, cuya extensión –el proyecto estipula unir el norte y el sur de la Capital Federal– Macri pretende otorgar a Techint.
La ampliación de la línea “amarilla” está dividida en diferentes etapas. Hasta el momento, unos 30 mil porteños utilizan el ramal que se extiende entre Caseros y Corrientes e incluyen las estaciones Inclán, Humberto I, Venezuela y Once. Esta primera etapa fue inaugurada en abril de 2001 por el entonces jefe de gobierno de la Ciudad, Aníbal Ibarra. Pero el servicio recién se habilitó al público en 2007, cuando el alcalde era Jorge Telerman. Macri anunció años atrás el desarrollo de la red hacia el norte, específicamente desde Corrientes a Retiro, y hacia el sur, de Caseros a Nueva Pompeya. Una promesa por la que aún esperan 180 mil porteños que, se estima, circularían por la línea H.
Las obras para impulsar el sector que concluye en el norte de la Ciudad esta subdividido en dos etapas: la que abarca desde las estaciones Corrientes a Plaza Francia y luego desde 9 deJulio a Retiro– que se uniría con la línea C-. En esta sección norte, el gobierno de la Ciudad licitó el primero sector que abarca a cuatro estaciones: Córdoba, Santa Fe, Las Heras y Plaza Francia.
En lo que respecta a la extensión hacia el sur, el proyecto también proyecta dos etapas: el que se extiende de Caseros a Sáenz –este ramo comenzó a construirse el 21 de noviembre de 2005 pero se paralizó por problemas presupuestarios– y el que uniría la estación Sáenz con Nueva Pompeya. Aquí también se licitaron tres estaciones del primer trayecto: Hospitales, Parque Patricios y Sáenz.
Es decir, Macri está negociando con Techint la construcción de siete estaciones más en la línea H, exactamente el doble de las que hoy están en funcionamiento. Si el jefe de gobierno porteño lograra la consumación de esta obra gigantesca, a cuatro años de haberla anunciado, aún le faltarían tres estaciones más para hacer realidad su promesa de campaña: la terminación de la línea H que en aquel lejano 2007 se daba por descontada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario