miércoles, 2 de febrero de 2011

Rodriguez Larreta y Michetti: ni ellos mismos se toleran

La decisión de Mauricio Macri de ser, finalmente, candidato a presidente, desató la interna del Pro en la Ciudad. Al parecer, Rodríguez Larreta y Michetti son las opciones, pero juntos jamás: entre ellos no se pueden ni ver...

Rodriguez Larreta y Michetti: sus caras lo dicen casi todo...

La sucesión de Macri en la Ciudad ya da que hablar. Aunque los precandidatos Gabriela Michetti -actual diputada- y Horacio Rodríguez Larreta -jefe de Gabinete porteño- son las opciones en danza, ya dan por descontado que, sea quien sea el candidato a la jefatura de la Ciudad, nunca podrían ir en una misma fórmula. No se toleran.

Aunque hablan de "consenso" para realizar la selección, cada día cobra más fuerza lo que será una interna feroz entre ambos, que prometen sacarse chispas con tal de agarrar el "botín" porteño. Fue ayer que Macri descartó postularse para la reelección, y al tiempo que aseguró que el candidato del Pro para sucederlo -si es que gana, obviamente- "se definirá en marzo o abril" los dos funcionarios mencionados.

Ya en campaña, fue Rodríguez Larreta quien dijo esta mañana, por Radio 10, que "si en el Pro me eligen como candidato, estoy preparado para la Ciudad. Estoy trabajando hace tres años como jefe de Gabinete codo a codo con Mauricio. Conozco bien la Ciudad, me encanta recorrerla, caminarla", aseguró para marcar la cancha a su "compañera".

En la misma radio habló luego Michetti, quien al ser consultada sobre una posible fórmula conformada por ambos, descartó cualquier posibilidad al afirmar: "Ni él haría una fórmula conmigo ni yo con él". Ante la insistencia del periodista radial, Gabriela subrayó: "No, ese no es un escenario para mí: somos un candidato o el otro -dijo-; después vamos a trabajar juntos dentro del partido, pero hacer fórmula no, porque tenemos distintas maneras de trabajar".

"Maneras de trabajar" que, evidentemente y por los dichos de Michetti, se excluyen una a la otra. Es decir: diferencias irreconciliables entre ambos que pintan un panorama electoral bastante entretenido para la dirigencia y la militancia "pro" -si es que tienen de estos último: militancia-.

Ya llegará, incluso, el momento en que comiencen a sacar los trapitos al sol con tal de ganarse algunos puntitos en el aplausómetro porteño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario