viernes, 11 de febrero de 2011

EN EL GOBIERNO RATIFICARON LA VOLUNTAD DE HABILITAR LAS COLECTORAS

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió al cruce de quienes cuestionaron ese esquema y llamó a “pensar con seriedad cómo se va hacia el triunfo”. “Si hay un intendente que no está seguro de su gestión, que vaya a elecciones”, sumaron desde la CGT.

El gobierno nacional ratificó ayer su voluntad de habilitar las listas colectoras para las próximas elecciones y les pidió a los intendentes bonaerenses que no le tengan miedo a la estrategia. “Nunca le temí a la colectora por sí misma”, expresó el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, luego de que varios mandatarios del conurbano se quejaran de la multiplicación de candidatos locales que apoyan la reelección de Cristina Kirchner. Fuentes cercanas al secretario general de la CGT, Hugo Moyano, adelantaron a Página/12 que la central obrera va a seguir la línea oficial y lanzaron: “Si hay un intendente que no está seguro de su gestión, que vaya a elecciones”.

El encargado de ratificar la postura del Gobierno fue Aníbal Fernández, que ayer minimizó los reclamos de los caciques del conurbano al asegurar que esas listas “no conspiran contra la ampliación de la base de sustento, que cada vez tiene que ser más grande”. “Muchos de los que hablan son más papistas que el Papa”, lanzó el jefe de Gabinete, quien pidió “poner la pelota contra el piso y pensar con seriedad cómo se va hacia el triunfo”.

Fernández negó que el kirchnerismo busque “esmerilar” al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y dijo que el titular de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, “tiene todo el derecho del mundo” de competir con el mandatario y apoyar al mismo tiempo la reelección de CFK. “Scioli tiene una gestión que ya la exhibió durante tres años y pico y el reconocimiento que tiene con la sociedad lo tiene con la sociedad”, remarcó el funcionario.

Ayer, la crítica conurbana contra Sabbatella provino del intendente de Hurlingham, Luis Acuña, que acusó al diputado de Nuevo Encuentro de querer “subirse” a la boleta de Cristina Fernández. “Si está tan fuerte y quiere pelear con Scioli, que se presente con su partido y después contamos los votos”, lo desafió Acuña. “Todo es negocio para Sabbatella, ¿y nosotros? –se preguntó–. Los que en 2003 metimos a Kirchner hoy somos despreciados por personajes que no son afines a nosotros, pero tienen cierto poder de decisión sobre el Gobierno”, se quejó el jefe comunal.

En medio de esta puja, el apoyo nada despreciable a las colectoras provino de la cúpula de la central que conduce Moyano, a su vez titular del PJ bonaerense. Uno de los dirigentes de mayor cercanía con el camionero confirmó a este diario que “la CGT va a seguir la línea nacional” y duplicó la apuesta en defensa de la postulación de Sabbatella. “Si hay un intendente que no esté seguro de su gestión, que vaya a elecciones, así es el sistema democrático”, disparó. De todas formas, las fuentes coincidieron en que Moyano recién dará “una definición concreta” en la reunión del PJ bonaerense del 19 de febrero en Sierra de los Padres.

Para derrotar la postura de los díscolos, los dirigentes de la CGT recordarán en el encuentro que el deseo de Néstor Kirchner para 2011 era sumar el apoyo del ex intendente de Morón al armado nacional, el mismo dato que repiten los líderes de Nuevo Encuentro. “Aunque en la provincia saquemos diez puntos, son cuatro o cinco que van para Cristina Fernández”, calculó uno de sus diputados nacionales, quien reveló que por estas semanas avanzan las discusiones entre su partido y el FpV para lograr pegar las dos boletas en las generales de octubre (las locales de Sabbatella con la presidencial de CFK). “En marzo vamos a ratificar que nuestra candidata es Cristina y presentar una alianza nacional con su postulación”, explicaron los voceros del partido.

Informe: Federico Poore.

No hay comentarios:

Publicar un comentario