domingo, 20 de febrero de 2011

Las colectoras son una decisión tomada

Por Gabriel Bencivengo
La cumbre que se concretó en el predio del Sindicato de Camioneros en Sierra de los Padres aquietó las aguas del justicialismo bonaerense. La foto final arrojó una escena que en nada parece justificar la urgencia que demuestran algunos medios de comunicación –y no pocos políticos de la oposición– por glosar hasta el infinito las legítimas diferencias que exhiben los intendentes del PJ, cuyas ambiciones –sean grandes o pequeñas– se encolumnan a favor o en contra de las colectoras. Lo que está en juego no es poco: la profundización del modelo iniciado en 2003, un norte que todos profesan; pero también el dominio territorial, una herramienta que, obviamente, nadie quiere resignar.

“La cuestión de las colectoras, o como las quieras llamar, está cerrada. Si tengo que hacer un balance, te diría que Daniel perdió por goleada”, confió a Miradas al Sur el diputado provincial del Frente para la Victoria Fernando Chino Navarro. Su análisis, ducho en los pormenores de la interna del peronismo bonaerense, suena equilibrado. “Sabbatella suma, pero en definitiva dependerá de la campaña que haga Scioli. Si Daniel se recuesta en el discurso tradicional del PJ, Sabbatella crece. Si hace campaña frentista, Sabbatella crece, pero menos”, dice Navarro. El análisis ubica al ex intente de Morón y líder de Nuevo Encuentro con un techo que oscila entre el 9 y el 13 por ciento de los votos para gobernador.
En cualquier caso, la visión predominante es que en las filas de los díscolos hay más malestar que temor. En definitiva, no se trataría de que los jefes comunales que critican las colectoras puedan perder el dominio territorial que exhiben, en algunos casos desde hace mucho tiempo. Apelando a una metáfora futbolera, la ausencia del goleador hace que muchos no sepan para quien jugar. “La muerte de Néstor dejó un vacío. Están incómodos con quien les baja línea. Obviamente, también hay en juego una cuestión de poder, pero nadie quiere derrotar a los intendentes”, concluyó el legislador.
Tras el cónclave en Sierra de los Padres, el ministro del Interior, Florencio Randazzo cortó tajante: “De las colectoras no se habló”. La frase dio pie para que algunos interpretaran que la situación como una guerra fría. Obviamente, el panorama implica las fricciones propias de cualquier proceso electoral. Para aventar resquemores, desde la Casa Rosada ratificaron la voluntad frentista, pero al mismo tiempo subrayaron que la estructura partidaria jugará en toda la cancha. Es decir: que el PJ irá por todos los cargos. Un panorama inclusivo que alcanza a los jefes comunales díscolos como Sergio Massa (Tigre), Pablo Bruera (La Plata), Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Luis Acuña (Hurlingham), Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Hugo Curto (Tres de Febrero).
En los hechos, la propia afirmación de Descalzo, que calificó como “una muestra de seriedad” el desarrollo de la reunión, desmiente las voces que hablan de una puja sorda. En el entorno del hombre fuerte de Ituzaingó agregan que “tienen cuadros y gente con experiencia para asumir responsabilidades” y agregan “que no se puede patear el córner y cabecear”. Un comentario final que apunta a Hugo Moyano en su rol de presidente del PJ bonaerense. Uno de los intendentes que estuvo en Sierra de los Padres fue Mario Ishii. “No hay que temerle a las colectoras. Ojalá haya muchas adhesiones al modelo. Es lo mejor para todos. Si tenés los votos suficientes en tu distrito no tenés que hacerte problemas”, evaluó el intendente de José C. Paz.

En los hechos, quienes asistieron al cónclave coinciden en señalar que aún los intendentes más críticos, que ven con preocupación el crecimiento de los sectores que llegaron al kirchnerismo desde la transversalidad –como el Movimiento Evita de Emilio Pérsico– saben que las oportunidades de Sabbatella en la carrera por llegar a La Plata son escasas. “Mirá, acá hay varias cosas en juego. Lo que pase en los concejos deliberantes es importante, pero no determinante para el modelo nacional. En la Legislatura provincial los temas se van a arreglar Lo que tiene que garantizar Sabbatella es que los diputados nacionales que obtenga no van a terminar jugado con Pino Solanas”, subrayó una de las fuente consultadas.

Otro tema es la intención de Massa de lanzarse a la interna para disputar la candidatura a gobernador. Las lecturas están divididas. En el círculo del jefe comunal aseguran que no habrá marcha atrás. Dicen que competirán aunque pierdan, y que el armado los dejará posicionados en el territorio bonaerense de cara al 2015. Quienes se alinean con Scioli afirman que la movida tiene por intención negociar cargos con la vista puesta en las elecciones de octubre. Una visión que comparten desde los movimientos transversales.

Especulaciones al margen, lo cierto es que resta camino por andar. El 15 de junio próximo deberán estar cerradas la alianzas nacionales y diez días después formalizadas las candidaturas oficiales. Hasta entonces, por lógica, las fricciones seguirán. Quienes critican las colectoras están lejos de dinamitar puentes. Saben que está en juego el modelo nacional. También, que los dominios territoriales dependen en última instancia del éxito de Cristina Kirchner.

No hay comentarios:

Publicar un comentario