miércoles, 9 de febrero de 2011

Las listas colectoras de la discordia

MIENTRAS LOS INTENDENTES SE OPONEN, PARA LA DIRECCION NACIONAL ELECTORAL LA LEY “NO LAS PROHIBE NI ADMITE”

El director nacional electoral, Alejandro Tullio, aseguró que, si bien la ley “dificulta ampliamente” la aplicación de las colectoras, éstas dependen de “una cuestión política”. Varios intendentes bonaerenses se mostraron preocupados y hablaron de “una trampa”.

El gobierno nacional admitió ayer en forma implícita que en las próximas elecciones podría haber listas colectoras en la provincia de Buenos Aires y provocó la reacción de varios intendentes del conurbano, disconformes con el esquema. El encargado de comunicar la postura oficial fue el director nacional electoral, Alejandro Tullio, quien explicó que la ley “no prohíbe ni admite” las listas colectoras y aseguró que, aunque la normativa “las dificulta ampliamente”, su existencia depende de “una cuestión política”. Los jefes comunales bonaerenses se mostraron preocupados y hablaron de “una trampa” que provocará “que los candidatos locales pierdan”.

La decisión abriría la puerta, por ejemplo, para que Martín Sabbatella pudiera postularse para la gobernación enfrentando a Daniel Scioli y acompañando la boleta presidencial de Cristina Kirchner. En ese marco, el líder de Nuevo Encuentro renovó ayer sus críticas al mandatario provincial y aseguró que él y Scioli habitan “universos distintos”. La respuesta provino del ministro de Desarrollo Social bonaerense, Baldomero “Cacho” Alvarez de Olivera, que fustigó al diputado al asegurar que “hay una voluntad de Sabbatella de ir colgado de la Presidenta”.

Aunque incipiente, el debate ya dividió las aguas entre los dirigentes que rechazan la habilitación de colectoras en los próximos comicios y los que defienden su legitimidad como herramienta electoral. El intendente de General Villegas, Gilberto Alegre, se mostró “preocupado” frente a la posibilidad de reeditar el sistema utilizado en las legislativas de 2009 –donde el kirchnerismo sufrió una dura derrota– y aseguró que esa estrategia “perjudica la gestión local”. “Son una trampa que termina perjudicando a todo el sistema y logra que los candidatos locales pierdan”, disparó el jefe comunal.

No fue el único. El intendente de Tres de Febrero, Hugo Curto, recordó que el oficialismo tuvo “experiencias malas” con las colectoras y que las muchas incorporaciones surgidas de esas listas “no dieron los resultados positivos que el Gobierno quería”. Por último, el intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, dijo que se trataba de un sistema confuso y sostuvo que el justicialismo cuenta con “una gran cantidad de votos” sin apelar a otros refuerzos. “En principio, (los intendentes) no estaríamos de acuerdo –reveló Descalzo–. Nosotros ponemos mucho de nosotros, así como también el PJ de la provincia de Buenos Aires.” En ese sentido, el mandatario comunal –que en las últimas elecciones a concejales perdió a manos del sabbatellismo– opinó que los eventuales candidatos deberán ir “en las boletas como corresponden, de cada uno de los partidos políticos”. “Queremos reglas claras que nos permitan ir a una elección y la nueva ley electoral se hizo con el sentido de que no haya colectoras”, interpretó.

No obstante, el titular de la Dirección Nacional Electoral, Alejandro Tullio, confirmó que la nueva ley de partidos políticos no prohíbe el esquema. “Las colectoras típicas, que eran varias opciones de la misma agrupación política, no es que están prohibidas, sino que son subsumidas en una lista que las sintetiza”, detalló. Así y todo, sostuvo, la norma “las dificulta ampliamente, en el sentido de que los partidos que integren una misma alianza deben confrontar entre sí en la primaria y deben concurrir en una misma lista electoral”. En efecto, la ley 14.086, que estableció las primarias abiertas en el ámbito bonaerense, sostiene en su artículo 8º que “los órganos electorales partidarios son los que autorizan cómo se adhieren las boletas en caso de que hubiere listas únicas para una categoría de candidatos y pluralidad en otras”.

Tullio detalló que “es una cuestión de naturaleza más política porque (la colectora) no está contemplada en la ley, y tampoco está prohibida por la ley, porque el Congreso no podría prohibirla”. “Por supuesto que la combinación de normas nacionales y de normas provinciales diferentes está más allá de lo que el Congreso puede legislar y es cuestión de estudiar caso por caso”, concluyó.

En tanto, el apoderado del PJ, Jorge Landau, sostuvo que la aparición de estas listas “desnaturalizaría la competencia”. “No encuentro la fórmula para que las colectoras puedan funcionar en el régimen actual, porque los frentes y alianzas tienen que constituirse antes, en las primarias de agosto”, señaló.

El conflicto se agudizó a pocos días de que se reuniera el Consejo del PJ bonaerense, previsto para el 19 de febrero en Sierra de la Ventana. A aquel encuentro –con la conducción de Hugo Moyano– se trasladará la polémica. Las novedades podrían extenderse a territorio porteño, ya que la jueza federal María Servini de Cubría convocó para mañana a los apoderados de todos los partidos con domicilio en la Capital Federal “para informarles sobre el estado de la situación con miras a las próximas elecciones”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario