domingo, 20 de febrero de 2011

CORTOCIRCUITO ENTRE LOS INTENDENTES QUE SE PROPONIAN LANZAR UNA CORRIENTE INTERNA DEL PJ

Habían anunciado que se reunirían en Tigre y el dueño de casa, Sergio Massa, se había anotado como candidato para enfrentar a Daniel Scioli. Sandro Guzmán, de Escobar, fue uno de los que se despegaron de la movida y ratificaron su alineamiento con el gobernador.

Un día después del encuentro en Sierra de los Padres, donde el PJ bonaerense ratificó su apoyo a las reelecciones de Cristina Kirchner y Daniel Scioli, el Grupo de los Ocho mostró su primer signo de resquebrajamiento: el espacio de intendentes díscolos suspendió el encuentro en el que planeaba lanzar la precandidatura a gobernador del intendente de Tigre, Sergio Massa. Voceros del ex jefe de Gabinete adujeron problemas logísticos, pero el jefe comunal de Escobar, Sandro Guzmán, reveló a Página/12 que nunca fue invitado y se mostró en contra de organizar “una movida para levantar a un candidato”. “Si es para eso, no me llamen. Estoy en otro lado”, sostuvo.

Días atrás, nadie dudaba de la realización del encuentro previsto para ayer en el municipio de Tigre. De pronto, la convocatoria se pospuso por un futuro cónclave entre todos los jefes de la primera sección electoral. “No llegaron a tiempo dos o tres intendentes del interior”, explicó un colaborador de Massa, quien agregó que de haberse celebrado igual no se hubiese consagrado una postulación. “Primero hay que consensuarla entre todos los intendentes”, detalló.

Uno de los motivos detrás del levantamiento de la cumbre fue justamente la falta de acuerdo entre los miembros del espacio, que también comparten los jefes comunales Pablo Bruera (La Plata), Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Luis Acuña (Hurlingham), José Eseverri (Olavarría), Gilberto Alegre (Villegas) y Joaquín de la Torre (San Miguel).

“La verdad que no los veo a los muchachos hace bastante –explicó Guzmán–. Cuando arrancó esto, fue por un tema de la región y de planificar cosas para la gestión, pero ahora se está convirtiendo en una movida para levantar a un candidato del Grupo de los Ocho.”

El propio Massa había anunciado que en caso de contar con el apoyo de su espacio iba a competir contra Scioli en la interna del PJ. “Si me lo piden, voy a ir”, sugirió. Sin embargo, Guzmán dejó en claro que él está “en otro lado”. “Te enterás de estas cosas por los medios y te sentís un convidado de piedra”, reveló.

En el entorno del ex funcionario respondieron que “hay tipos más críticos y menos críticos del Gobierno, y Sandro está a favor de Cristina”. El jefe comunal de Tigre sabe bien que el espacio que pretende liderar es cada vez menos homogéneo, y que las posturas de Acuña o de Cariglino frente al Gobierno son más disidentes que las de Guzmán o Bruera. De hecho, luego de su pelea con la Nación en 2009, el intendente platense está encarando un regreso hacia el kirchnerismo de la mano de un mayor alineamiento con la provincia: sin ir más lejos, su principal operador estuvo el mes pasado en Mar del Plata en el Día de la Militancia, donde el propio Scioli ratificó su lealtad al Ejecutivo nacional.

En este contexto, pocos se extrañaron cuando la semana pasada Bruera apareció en el programa de Mirtha Legrand elogiando la gestión del ex motonauta. “Está haciendo un enorme esfuerzo”, destacó el platense, que no habló del intendente de Tigre y se refirió, en cambio, a su posible candidatura a gobernador. Los allegados a

Massa aseguran que no le da el piné. “Tiene un siete por ciento de conocimiento en la provincia, va a terminar yendo por la reelección en La Plata”, sostienen. Estas son apenas algunas de las turbulencias del sector.

Informe: Federico Poore.

No hay comentarios:

Publicar un comentario