lunes, 28 de febrero de 2011

“Los de PRO son unos burócratas inútiles”

El ritmo del año electoral se empieza a sentir y hace rato que Gabriela Cerruti está a pleno. Lejos quedaron las vacaciones que compartió con sus hijos en Mar Azul: la legisladora de Nuevo Encuentro sabe que a partir de ahora las discusiones se darán en términos de alianzas, desdoblamientos y comunas. En diálogo con Página/12, Cerruti critica en tono de campaña la ineficiencia de los equipos del PRO –a los que califica de “burócratas inútiles”– y mientras se prepara un mate reclama un frente “que no sea sólo antimacrista”.

–¿Cuál es el balance que hace del gobierno de Mauricio Macri?

–Por un lado hay un tema ideológico, con respecto a qué barrios y qué obras se privilegiaron: publicidad, asfalto... pero también existe un problema gravísimo de gestión. El presupuesto no se ejecuta, los subsidios de las inundaciones del año pasado todavía no se pagaron. Los tipos son unos burócratas inútiles. En contra de lo que se creía, el PRO no llegó con ningún equipo de gestión eficiente. Colocaron al Grupo Sofía en las áreas sociales, al viejo peronismo para hacer política y a los amigos de la vida en el resto de los puestos. Una mala conjugación.

–¿Algún aspecto positivo?

–El espacio público de la zona norte de la ciudad está muy bien cuidado. Es decir, el Rosedal, los lagos (de Palermo) y las plazas están bien, aunque sigue siendo algo menor si uno ve la pintura general: la única ciudad donde creció la mortalidad infantil y la falta de vivienda.

–¿Quiénes componen el frente progresista que impulsa Nuevo Encuentro para enfrentar a Macri en la ciudad?

–Tratamos de armar algo lo más amplio posible, mediante una discusión en la que no podemos obviar que estamos de acuerdo con el rumbo nacional y que la ciudad no debe estar ajena al crecimiento económico, a la mayor redistribución, a la mayor vivienda y a la mejor educación. Las fuerzas del centroizquierda de la ciudad deben unirse sin mezquindades. El desafío es hacer un frente no sólo antimacrista.

–¿Proyecto Sur quedaría fuera de este armado?

–Hay gente de Proyecto Sur y de la Coalición Cívica que sin dudas podrían acompañarnos, pero lamentablemente nos divide su postura con respecto al gobierno nacional. Es una lástima que Fabio Basteiro, Delia Bisutti o María América González se sumen al discurso de Pino Solanas.

–¿La alianza con el kirchnerismo se va a mantener incluso si el candidato es Amado Boudou? Algunos partidos del espacio expresaron sus reparos...

–No tenemos por qué meternos en la interna de otro partido, aunque está claro que apoyamos el proyecto nacional y Boudou es el ministro de Economía de ese proyecto. Cuando nuestro partido se diferencia del gobierno de Scioli en la provincia, se diferencia de sus políticas de seguridad, sociales y de crecimiento, no de una persona. En ese contexto, me parece que Filmus representa un montón de todo eso, que Boudou es el ministro de Economía, y que Tomada tiene una excelente relación con el mundo del trabajo. El kirchnerismo dirá su candidato. Nosotros creemos en las construcciones políticas, y las fuerzas que se armen en Buenos Aires tendrán que estar de acuerdo en su manera de ver a la ciudad.

–Usted se había expresado en contra de la unificación de las elecciones porteñas con las nacionales, pero el kirchnerismo parece inclinarse por esa opción. En caso de que ellos lo apoyen, ¿estarían dispuestos a aprobar la simultaneidad de los comicios?

–Creemos en privilegiar lo que haya que privilegiar en cada momento y en cada instancia. Es una decisión que hay que tomar con calma.

–¿Qué pasa con las elecciones en las comunas? Macri también se expresó a favor de unificarlas.

–En ese caso estamos de acuerdo porque con las comunas separadas no va a ir a votar nadie, sólo los cinco que las impulsan. Al ser la primera elección en este nivel, debemos intentar que se hagan junto a las elecciones a jefe de Gobierno.

–¿Cree que finalmente se va a aprobar el Presupuesto 2011?

–Nuestra vocación es ayudar a que se apruebe, pero es imposible votar a favor de un presupuesto sin pauta salarial. Más allá de nuestros reparos con el tema del endeudamiento y la subejecución del año pasado, vamos a esperar que el PRO cierre los acuerdos con docentes y estatales. Si no estamos votando algo ficticio.

–¿Va a escribir otro libro?

–Si Macri es candidato a presidente, quizás haya que hacer una revisión de El Pibe. Aunque también habría que escribir y pensar un poco el cambio que está teniendo lugar en este país. Hoy en Facebook un amigo me decía que nunca desde el ’83 tuvo tantas ganas de votar: esto habla de una transformación política que, la verdad, dan ganas de contarla.

Entrevista: Federico Poore.

No hay comentarios:

Publicar un comentario