martes, 22 de febrero de 2011

1948 PERÓN INAUGURA "!EL TREN TRASANDINO DEL NORTE" LUEGO “TREN DE LAS NUBES”

En realidad, al construirse esta obra se la denominó Ferrocarril de Salta a Chile. Por analogía con el Ferrocarril Trasandino entre Mendoza y Las Cuevas con paso a Chile (Trasandino Central), se lo llamó Trasandino del Norte. Finalmente, según la clasificación de ramales del Ferrocarril Belgrano, se lo llamó C-14, aunque C-14 corresponde solamente al sector entre Socompa y Cerrillos; el sector de Cerrillos a Salta es el C-13. Este ramal, extensión del Ferrocarril Belgrano, inició su construcción en 1921 y terminó inaugurándose el 20 de febrero de 1948 en Socompa, en el límite argentino-chileno, conectándose con el ferrocarril de Chile que llega hasta Antofagasta. El sector comenzaba en un principio en Rosario de Lerma, en la actual progresiva Km 30, pero en la actualidad, con fines prácticos, se considera que el ramal C-14 nace en Salta (km 0) y termina en la estación fronteriza Socompa (km 570) a 3.866 metros sobre el nivel del mar y situada al pie del volcán homónimo. Desde Socompa continúa la línea chilena cuya extensión es de 331 km, para totalizar así una longitud de 901 km hasta Antofagasta (Chile). La obra, ejecutada a lo largo de 27 años, se inició con el gobierno de Hipólito Irigoyen en 1921; cobró impulso en 1941 bajo la presidencia de Ramón Castillo, y se inauguró el 20 de febrero de 1948 bajo la presidencia de Juan D. Perón quien le había dado el impulso necesario con aportes suficientes por parte del estado nacional. Tres mártires tuvo el Polvorilla; el primero un remachador, cuyo nombre no puede ubicarse. El segundo fue Sirilo Nalboa, boliviano, que era ajustador de bulones y que en un descuido se le soltó el cinturón de seguridad y cayo desde 50 metros. El más dramático lo protagonizó un joven polaco, Victorio Mortizewicz, quien antes de viajar a su lejana patria quiso despedirse de la obra en la que estuvo trabajando por dos años. Subiendo por una de las pilas del viaducto, al llegar a los 30 metros perdió pie y se mato. Todos velan desde su sueño eterno, en el cementerio de Mina Concordia, la imponente obra, metida en medio del silencio de los cerros milenarios. En los trabajos pertinentes, realizados en condiciones muy hostiles, participaron muchos inmigrantes, entre ellos Josep Broz, quien posteriormente pasó a la historia como “el mariscal Tito” que gobernó Yugoslavia desde 1945 a 1980. Hay anécdota dramática cuando el maquinista Varas, elegido entre 3, junto a los ingenieros C. Michaud y M. Pouzol, realizaron la prueba de resistencia del gigantesco artificio. Cuando la máquina pisa la estructura el hierro empieza a rechinar, dando la impresión que la espectacular obra se vendría abajo como un castillo de naipes. Pero el susto pasó, y la máquina quedó 20 cm. más abajo del nivel de entrada, por lo que se debió hacer el rebaje necesario. El tren une las localidades de Salta, Cerrillos, Rosario de Lerma, San Antonio de los Cobres, Salar de Pocitos, Toco Toco, Caipe y Socompa (571 km) del lado argentino. Ya en Chile, une las localidades de Victoria, Palestina y Antofagasta sobre el Océano Pacífico. La altura máxima del Ramal C-14 es de 4.475 metros en Abra Chorrillos. Este Ramal dispone de 33 puentes de acero, 21 túneles con una longitud total de 3.234 metros, provee 7 cobertizos y 13 viaductos. Entre Salta y Antofagasta hay 905 km de trocha métrica. En Chile se conecta con la empresa ferroviaria FERRONOR. Además de las alternativas vinculatorias con Chile y también con Bolivia, la conexión por tren llega hacia el Oeste por el puerto Barranqueras en la provincia del Chaco, con empleo de la Hidrovía Paraguay-Paraná, para seguir hacia el norte, y en Corumbá (Brasil, cerca de la frontera con Bolivia), conectarse con el tren brasileño que llega a San Paulo, convirtiéndose en un "corredor bioceánico" que debe profundizarse en su desarrollo. Desde la Argentina a Chile se aportan hidroboracita, carbonato de litio, azúcar, harina, gas lienado de petróleo, muebles, entre otros productos. De Chile a la Argentina se exportaban fertilizantes, insumos para la minería, bicicletas, repuestos para maquinarias. En Chile, las vías llegan hasta Antofagasta y en el proyecto del megapuerto de Mejillones, en el norte del país, se incluye el modo ferroviario. En 1997, el Ramal C-14 tuvo un movimiento de cargas de exportación de 93.000 toneladas y un movimiento de cargas de importación de 20.000 toneladas. El movimiento interno de cargas en 1997 fue de 130.000 toneladas, fundamentalmente con transporte de minerales. Cabe señalar que la capacidad en1998 de transporte del Ramal C-14 es de 300 toneladas en sentido ascendente y 300 toneladas en forma descendente. Es importante destacar que el potencial del Ramal C-14 es de 1.000.000 de toneladas por año y, asimismo, el potencial, con algunas obras que debieran construirse, podría llegar a 2.700.000 toneladas por año (habría que prolongar los extremos de los zig-zag). La actividad minera binacional argentino-chilena, a medida que se incremente, otorgará un gran impulso al transporte ferroviario (y éste ofrecerá un modo de transporte óptimo para los grandes volúmenes de minerales) y en tal sentido, el Trasandino del Norte debiera hallarse debidamente reacondicionado. La estructura del Ramal C-14 ha sido objeto de mantenimiento, pero requiere nuevas inversiones. El Ferrocarril Gral. Belgrano se conecta con Chile (Ferronor) y con Bolivia (Red Oriental). El Poder Ejecutivo Nacional por decreto, bajo la Presidencia de Carlos Menem, otorgó la administración del Ferrocarril Gral. Belgrano a la entidad gremial Unión Ferroviaria. En Chile, el Ferrocarril Gral. Belgrano se conecta con Ferronor, que desde 1988 es una sociedad anónima. Ferronor tiene como clientes naturales a la mediana y gran minería del cobre, la minería del hierro, la industria del cemento y la de los nitratos. Además, Ferronor transporta productos para la industria alimenticia y diversos productos industriales. A partir de 1994, minerales argentinos destinados a mercados externos, son transportados a los puertos chilenos de Antofagasta y Tocopilla; desde Chile hacia Argentina, transporta productos de la minería del cobre, del salitre y productos de la Zona Franca de Iquique. Asimismo, se halla conectada con el puerto de Mejillones. El Ferrocarril Gral. Belgrano ha creado el sistema satelital BELSAT que permite, a través de la conexión entre el tren, un Centro de Control de Tránsito y los satélites GPS e INMARSAT, controlar la seguridad de los trenes, mejorar su administración y obtener beneficios comerciales. Para mercaderías en tránsito entre Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile, puede utilizarse el Manifiesto Internacional de Carga/Declaración de Tránsito Ferroviario (MIC/DTF). Mediante este documento, la mercadería acompañada y enviada por ferrocarril solamente es revisada en origen y destino y no en los pasos fronterizos en tránsito, excepto que exista sospecha sobre algún ilícito. El Ferrocarril Gral. Belgrano es el único ferrocarril de cargas que tiene trocha angosta (un metro). La red actual tiene una extensión aproximada de 9.800 km y recorre 13 provincias argentinas. Solamente el 50% de la red está en condiciones de operabilidad. El Belgrano Cargas posee alrededor de 50 locomotoras de la década de 1970, marca General Motors, que se encontraban cerca del límite de su vida útil. En la década de 1980 y entre todos sus ramales, este ferrocarril llegó a mover 4,5 millones de toneladas anuales. En 1993 hacía caído a 1,1 millones; en 1997, ascendió a 1,6 millones; en 1999 descendió a 1,3 millones, y en el año 2.000 transportó 1,4 millones. El sistema BELSAT que utiliza el Belgrano ha sido estudiado por Ferronor de Chile para incorporarlo a sus convoyes, ya que el tema de seguridad en trenes de alta montaña es extremadamente importante. El 15 de Agosto de 2009 se realizó una ceremonia de reactivación del transporte ferroviario Trasandino Norte Argentina – Chile. El acto se desarrolló en la Estación de Trenes y estuvo encabezado por el gobernador Juan Manuel Urtubey y contó con la presencia del intendente capitalino, Miguel Isa. La reactivación del tren permitirá incrementar el flujo comercial entre Chile y Salta. El corredor fue reactivado luego de tres años de interrupción del servicio. Entre otros, estuvieron presentes Ginés González García, embajador argentino en Chile; Marcelo López Arias, titular de la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado; Rodrigo Valdiviezo, presidente de Ferronor; el cónsul general de Chile en Salta, Eduardo Cisterna Bunge; e intendentes de las ciudades por donde pasa el ramal C-14. En la oportunidad, el gobernador Urtubey manifestó que la reapertura del ramal -servirá para potenciar nuestro esfuerzo y para hacer realidad la esperanza, logrando la unidad regional. Este transporte es un engranaje fundamental para el desarrollo de nuestra provincia, enfatizó. En coincidencia, Miguel Isa señaló que -este trayecto es fundamental para el progreso de nuestra ciudad, ya que incrementará el flujo comercial entre Chile y Salta. El Ferrocarril Trasandino Norte, Ramal C–14, es la única conexión operativa que vincula el puerto chileno de Antofagasta con la provincia de Salta a través del Paso de Socompa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario