jueves, 31 de marzo de 2011

LA LEGISLATURA BONAERENSE MODIFICO LA LEY DE INTERNAS. Los intendentes, felices

Los intendentes reclamaban que se subiera el piso que debe sacar una lista en la interna para tener candidatos en las boletas del partido. Es una manera de compensar el mal trago por las colectoras.
 
La Legislatura bonaerense le dio el gusto a los intendentes y sancionó ayer el proyecto que modifica en forma parcial la Ley de Internas Abiertas, Obligatorias y Simultáneas en la provincia. Con la nueva disposición queda al arbitrio de la carta orgánica de cada partido cuánto debe sacar como piso una lista en las internas de agosto para conseguir representación en las boletas del partido. Por ejemplo, en el PJ, un sector interno debe obtener al menos el 25 por ciento de los votos para colar un candidato en las listas de legisladores o concejales. Con esta sanción, a los sectores mayoritarios les resultará más sencillo hegemonizar las boletas para las elecciones de octubre. Era algo que reclamaban los intendentes, un poco en compensación por la aceptación de las listas colectoras.
La iniciativa fue presentada por el oficialismo. La firmó el titular de la Cámara de Diputados, Horacio González, con la venia del gobernador Daniel Scioli, con el objetivo de –sostuvo– “eliminar restricciones que podrían vulnerar la autonomía de los partidos políticos en la conformación final de la lista de candidatos a cuerpos colegiados”.
En verdad, el problema surgió con la sanción del artículo 14 de la Ley de Internas Abiertas, Obligatorias y Simultáneas, que estableció que la conformación final de la lista de candidatos a cargos públicos electivos se determinará aplicando el sistema D’Hont entre todas las listas partidarias que hubieren obtenido, como mínimo, el 10 por ciento de los votos positivos. De acuerdo con ese sistema se distribuirían los cargos para senadores y diputados provinciales, concejales y consejeros escolares.
Los intendentes encendieron las luces de alarma. Además de la merma de votos que, entienden, puede ocasionarle la aparición de listas colectoras como la de Martín Sabbatella, un piso muy bajo también serviría para que cualquier agrupación interna colara sus candidatos. Scioli aceptó las quejas y dio el visto bueno para que se modificara ese artículo.
El Frente para la Victoria presentó la iniciativa que se votó ayer con la única oposición del Peronismo Federal y de la Coalición Cívica. La ley ahora establece que cada partido político defina, a través de su carta orgánica, cuál es el sistema que utiliza para distribuir los cargos. En rigor, no cambió nada porque así venía sucediendo hasta las elecciones de 2009. Todavía resta que el Poder Ejecutivo bonaerense reglamente la norma, para lo cual tiene plazo hasta mediados de abril. Pero, a esta altura, luego de tantas reuniones y consensos trabajados, no se esperan más sorpresas.
De promulgarse la modificación, el PJ podrá continuar con el sistema que viene aplicando por carta orgánica, en el que se establece que la distribución de cargos se realiza entre las dos mejores listas, correspondiendo el 75 por ciento de los lugares para el ganador y el 25 por ciento restante para la primera minoría, siempre que ésta supere el 25 por ciento de los votos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario