viernes, 11 de marzo de 2011

A 38 AñOS DEL TRIUNFO DE HECTOR J. CAMPORA

Frente a miles de militantes convocados por la Corriente de la Militancia, bajo la consigna "Todos con Cristina para seguir el cambio", Cristina Kirchner ratificó su compromiso con el modelo económico social iniciado el 25 de mayo de 2003, pidió recordar a su marido y ex presidente "como se recuerda a un militante, con alegría y compromiso" y exhortó a los "jóvenes del bicentenario" a construir su propia historia. "Si uno piensa en los jóvenes que organizaron aquel 25 de mayo de 1810, observará que los jóvenes siempre luchaban contra el yugo colonial o las dictaduras, en cambio, ustedes tienen la gran oportunidad de incorporarse a la actividad política no contra alguien sino para construir sobre las coincidencias".




En el primer acto de carácter exclusivamente político desde la muerte del ex presidente, Néstor Kirchner, Cristina aseguró que no asistía como Presidenta sino como "compañera de todos ustedes". Recordó que ella tenía 20 años el 11 de marzo de 1973, la misma edad que su hija Florencia, señaló el privilegio de la actual generación, la del bicentenario, que creció y se incorporó a la actividad política en democracia, y exhortó a los asistentes a no preguntar de dónde viene cada uno sino "si están de acuerdo con que la Asignación Universal por Hijo sirva para que millones de chicos tengan acceso a la salud y a la educación; si están de acuerdo con industrializar el país, creando valor y puestos de trabajo; si están de acuerdo en seguir invirtiendo en la educación pública; en proteger el trabajo y la producción nacional que impulse las exportaciones; si están de acuerdo en vivir en un país donde los derechos humanos sean para todos los argentinos, que es lo que nos diferencia de la barbarie; si se sienten parte de América latina, de esta América del sur; si sienten orgullo de su identidad y de su historia, de vivir en un país donde podamos ser un poquito más iguales todos los días. Si están de acuerdo, entonces, forman parte de este espacio y esta historia".
Más adelante aseguró que "no hay pueblo sin Nación, ni Nación sin pueblo", y en un claro desafío a la oposición preguntó "si en algún otro momento de nuestra historia hubo tanta libertad como ahora". Finalmente repitió que el gran reto para "el campo nacional y popular es institucionalizar el modelo vigente, que es el camino más acertado como Nación". Invitó a deponer las veleidades personales, a contestar al odio con amor, y concluyó que "no hay mejores batallas que las que se ganan con el corazón".
La Corriente Nacional de la Militancia, conformada por un núcleo de agrupaciones y organizaciones netamente kirchneristas como el Movimiento Evita, el Frente Transversal, el Movimiento Peronista Revolucionario y la Corriente Martín Fierro, entre muchas otras, calculó que, al acto que había sido pensado y debatido directamente con el ex presidente Kirchner antes de su muerte, asistieron 80 mil personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario