domingo, 21 de agosto de 2011

Las primarias terminaron con el mito de los barones del Conurbano

Antes de los comicios del domingo se especulaba con la rabieta de los intendentes que “mandarían” a cortar boleta por el disgusto en el armado de las listas de candidatos. La presidenta les sacó una amplia ventaja a todos.

Uno de los fantasmas que las primarias terminaron de espantar es el poder casi determinante que se les adjudicaba a los intendentes del Conurbano. Si bien casi todos reafirmaron su candidatura sacaron en promedio casi un 30% menos que Cristina Fernández. Otro de los mitos enterrados el domingo pasado es el voto de las ciudades y pueblos y agropecuarios, donde el kirchnerismo ganó a nivel local y nacional y desató la rabieta de Hugo Biolcati.

El escenario que se generó en las elecciones legislativas de 2009, donde en casi todos los distritos hubo corte de boleta en desmedro del Frente para la Victoria, quedó atrás. En Avellaneda, Jorge Ferraresi sacó un digno 43,95%, en tanto que Cristina se llevó un 51,4% de los votos. Lo mismo pasó en Florencio Varela, donde el histórico Julio Pereyra sacó un 42,5% y Cristina arrasó con un 71,6%. Al noroeste, en San Martín, Daniel Ivoskus arañó un 27,32% y Cristina logró un 50,11%. En Ituzaingó, Alberto Descalzo sacó un 36,67% y la presidenta el 49,74%. Estos números evidencian una decisión clara del votante al momento de meter la boleta en el sobre. Cristina sí, el intendente, no tanto.

En cambio, hubo jefes comunales que sí acompañaron los números de Cristina, pero se caracterizan por ser más jóvenes y por no provenir de las estructuras más arcaicas del PJ bonaerense. Es el caso de Martín Insaurralde, quien sacó 57,17% en Lomas de Zamora, casi como Cristina que sacó el 57,6%. Lo mismo pasó con su vecino de Almirante Brown, Dario Giustozzi, quien obtuvo el 64% y Cristina el 63,14%. En Esteban Echeverría Fernando Gray sacó el 56,55% y Cristina el 62,19%. En tanto, en Ezeiza los números suben al 60,67% para el intendente Alejandro Granados y 64,69% para Cristina. Lo mismo ocurrió en el norteño Tigre, donde Sergio Massa arrasó con un 63,25% y Cristina con el 57,78%.

En el partido de Morón, donde gobierna Nuevo Encuentro, fuerza que llevó a Cristina Fernández como presidenta en su boleta y a Martín Sabbatella como gobernador, el jefe comunal local Lucas Ghi sacó el 38,61% y el candidato del FPV Martín Marinucci un 11,94%. Cristina, que sumó los votos de ambas listas, llegó al 45,48%.

Entre los intendentes que no pudieron reafirmar su candidatura para octubre se encuentra Graciela Rosso, de Luján, quien perdió con el 18,6% la posibilidad de ser la candidata del FPV a manos de su antecesor y antiguo líder Miguel Ángel Prince, que sacó el 28,1%. Lo mismo pasó en Brandsen y Roque Pérez.

Algo parecido sucedió en Mercedes donde quedó primero el dirigente de la agrupación La Cámpora Juan Ignacio Ustarroz y segundo el intendente oficialista Miguel Selva. Pero como Ustarroz compitió con el sello del Frente Social de la Provincia, colectora kirchnerista, Selva también podrá presentarse en octubre.

Otra de las curiosidades se dio en el municipio de Vicente López, donde Jorge Macri, primo del jefe de gobierno porteño, desbancó con el 23,8% de los votos al histórico radical Enrique “Japonés” García. Aunque fue donde menos votos sacó Cristina, también logró superar la performance de los precandidatos a intendentes con un 28,78%.

También quedó fuera del mapa del kirchnerismo el distrito de Malvinas Argentinas. Semanas antes de las primarias, su intendente Jesús Cariglino decidió pasarse a las filas del duhaldismo, y tras denuncias de fraude, logró imponerse con un 40,7% al candidato kirchnerista Luis Vivona quien sacó un 38,62%.

PAMPA ADENTRO.
En el interior de la provincia, en los pueblos sojeros, como en Salto, Cristina ganó con el 41,52%, lo mismo pasó en Colón donde llegó al 50,36%. En Junín ganó el precandidato de UDESO, con un 26,97%, pero Cristina quedó primera para presidenta con el 43%. En el partido de Mar Chiquita, productor ganadero, donde a mediados de 2008 las rutas estaban cortadas, el candidato kirchnerista Jorge Paredi ganó con un 55,52% y Cristina obtuvo el 51,30% de los votos. En tanto, en el pueblo lechero de Trenque Lauquen el intendente kirchnerista Raúl Feito ganó con el 34,76% y Cristina se impuso con el 44% de los sufragios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario