sábado, 30 de abril de 2011

Invitación "De Perón a Kirchner", último libro de Galasso‏

Los quiero invitar este Lunes 2 de mayo a las 20 hs a la presentación de De Perón a Kirchner. Apuntes sobre la historia del peronismo, de Norberto Galasso.
Será en el Pabellón Azul (Rincón de la Lectura) de la Feria del Libro, . Estaremos acompañando en la presentación al querido compañero Norberto, José Ottavis (Secretario General de la JP de la Provincia de Buenos Aires), Martín García (Presidente de Telam) y un servidor, en caracter de editor.
Los esperamos.
…………………………………
De Perón a Kirchner. Apuntes sobre la historia del peronismo reúne una serie de charlas del escritor e historiador Norberto Galasso con la militancia, producidas entre julio y agosto de 2010. Como apéndice, cuenta con dos artículos publicados a fines de octubre de 2010 referidos al fallecimiento repentino de Néstor Kirch­ner.
El estilo coloquial de Galasso nos hace partícipes del auditorio y nuevamente nos mete de lleno en nuestra historia colectiva como pueblo en busca de su destino nacional y popular.
El modelo agroexportador (1862 / 1943), Peronismo y Liberación Nacional (1943 / 1955), El peronismo proscripto (1955 / 1973), El regreso del peronismo (1973 / 1983), La era del menemismo (1989 / 2003) y El kirchnerismo, son los apasionantes capítulos de esta nueva edición de Punto de Encuentro.

massa y sabbatella. Dos colectoras diferentes

Hay dos listas de adhesión a Cristina Kirchner planteadas como posiblidad en territorio bonaerense que, más allá de concretarse o no, anticipan parte del escenario provincial futuro: una opción encabezada por Martín Sabbatella y otra por Sergio Tomás Massa.
Ninguna de las dos listas de adhesión, si finalmente se materializaran, obtendría categorías nacionales (diputados y senadores), pero sí las correspondientes a gobernador para abajo, aquellas que se efectivizan en territorio provincial. Para analizar los dos liderazgos en estado puro y su despliegue, nos pareció interesante ponerlos a competir hoy en Buenos Aires, junto al resto de los candidatos.
En el despliegue electoral observado en el cuadro se muestra la intención de voto bonaerense al EDE liderado por Martín Sabbatella y al eventual del FpV, encabezado por Sergio Massa, estratificado social y geográficamente, realizado en marzo de 2011 por Consultora Equis.
Permite este ensayo imaginar escenarios provisorios claros ya de cara al año 2015, para lo cual es conveniente que olvidemos a De Narváez, quien se irá muy arriba en edad para 2015 y, adicionalmente, muy probablemente se inmolará como candidato en octubre de 2011, quedando descartado constitucionalmente un tercer mandato de Daniel Scioli, que en 2011 obtendrá su reelección.
Como se observa, el despliegue electoral de Massa es cuatro veces más potente que el de Sabbatella, y se intensifica notablemente a medida que desciende el ingreso y se penetra en territorio bonaerense. Adicionalmente, desaparecido De Narváez, el mix de votos que libera el candidato colombiano es favorable a Massa respecto de Sabbatella en una proporción de 7 a 3.
Es inverso el flujo que libera el electorado de Margarita Stolbizer, con lo cual la brecha global se ampliaría en favor de Massa, pero discretamente, en orden a los cuatro puntos adicionales en el total provincial.
Contrario sensu, la población de residencia del Primer Cordón tiene mayor afinidad relativa por Martín Sabbatella respecto de Sergio Massa que, sin embargo, mantiene supremacía.
El ex intendente de Morón tiene cuatro veces más profundidad electoral en el Primer Cordón que en el segundo e interior provincial. Por cada cuatro ciudadanos que optan por el EDE en el Primer Cordón, la periferia de la Ciudad de Buenos Aires, sólo uno lo hace en las zonas más alejadas.
Es el EDE así observado una experiencia de segmentos medios y medios altos, que demanda homogeneidad social para desplegarse electoralmente, homogeneidad de segmentos medios típica de la modalidad tradicional de representación del formato progresista, en tanto el perfil del actual intendente de Tigre representa con notable simetría el perfil populista clásico bonaerense, hasta hoy todavía encarnado en el PJ.
Queda planteado así de manera provisoria y a los fines de su análisis un eventual escenario de listas de adhesión 2011 o, de cara a la gobernación bonaerense 2015, podrá alterarse cuantitativa, pero no lo hará cualitativamente si ambos referentes logran mantener su actual visibilidad en la opinión pública.
Se trata de dos políticos jóvenes (Sabbatella sólo es cuatro años mayor que Massa), ambos muy establecidos en territorio bonaerense: Sergio Massa tiene un nivel de conocimiento de casi el 90% y amplia trayectoria local y nacional; Martín Sabbatella, ya quince años de protagonismo provincial, con tres períodos de intendente de Morón. Como se ve, el futuro llegó, hace rato.
 Artemio López
*Director Consultora Equis.  Asesora al Gobierno.

viernes, 29 de abril de 2011

Macri: "Puse en stand by mi candidatura"

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, reconoció hoy que puso su candidatura a presidente en "stand by" en pos de "generar acuerdos y consensos" para poder llegar mejor parado a las elecciones de octubre.
"Yo estoy viendo de qué manera contribuyo a que se organice mejor esto que la gente siente como una necesidad imperiosa de cambiar, por eso puse en stand by mi candidatura y me puse a trabajar en pos de generar estos consensos", dijo en Rosario durante un partido de fútbol a beneficio que compartió junto a Miguel del Sel, candidato a gobernador en Santa Fe por el PRO, y a ex futbolistas de Newell´s y Rosario Central.
Macri adelantó no obstante que el 15 de mayo va tomar una decisión respecto a su futuro en la política.
"Hoy por hoy estoy buscando un escenario que nos permita a los que pensamos distinto a este gobierno coincidir en algunos puntos fundamentales como salud y educación", aseguró. Sin embargo, expresó que ve "muy difícil" un alianza con la Unión Cívica Radical.

"Me pone contento que Alfonsín haya dicho que lo mal interpretaron y que entiende la necesidad de dialogar, aunque la verdad es que veo difícil una alianza con el radicalismo, sí tal vez en algunos distritos pero no a nival nacional", reconoció y agregó: "Es complicado pensar en un candidato único, en una lista en común".
Por último, Macri aprovechó su paso por Santa Fe para cuestionar la actitud "parca" del gobernador Hermes Binner.
"No lo termino de conocer, yo digo que es tan parco que compite con (Carlos "Lole") Reutemann a ver quién es más parco de los dos", concluyó.

Landau no renuncia

El diputado Jorge Landau reconoció que existe “malestar” entre algunos intendentes del conurbano bonaerense por la habilitación de las listas de adhesión, pero aclaró que no renunciará al cargo de apoderado del Partido Justicialista, tal como le reclamó el consejero partidario y ministro bonaerense Baldomero “Cacho” Alvarez. “Lo que corresponde es que estas cuestiones se discutan en el ámbito privado del partido y no mantener un debate público”, se quejó Landau. Según trascendió, el conflicto se generó porque Landau se reunió con el candidato a gobernador de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, en donde analizaron ampliar la utilización de las colectoras a los municipios. Enterado, Alvarez –que actuó como representante de algunos intendentes peronistas enojados– reclamó la renuncia de Landau por actuar “de manera solitaria e inconsulta”. “Nos encontraremos en el partido”, adelantó Landau.

jueves, 28 de abril de 2011

El día que secuestraron al creador de El Eternauta

por Martín García, Presidente de la Agencia Télam
Aparentemente el 27 de abril de 1976 fue el día en que la Dictadura del Proceso secuestró a Oesterheld, hoy se cumplen 35 años de ése hecho.

Héctor Germán Oesterheld fue un geólogo humanista que creó un universo ideal para el mundo mágico de las historietas, y en esa dirección fue el constructor de sus sueños contagiando a varias generaciones a través de sus personajes para establecer nuevas reglas de juego para el amor, para el honor y para la convivencia de las personas en un mundo amenazado por la opresión planificada.
Para mi gusto, su `primer` gran éxito fue Gatito y sus amigos, un infantil, a veces troquelado de Editorial Abril que incluía personajes como la Princesa Titina, los ratones Parmesano y Gorgonzola, la bruja Cachavacha, de su creación, y el nunca bien ponderado palizero real que consistía en una rueda giratoria que tenía en la punta de sus rayos, zapatos, que, al girarse, le pegaban patadas en el trasero a los condenados por su maldad.
Sus personajes sentían, tenían dudas, códigos y aún se aventuraban a romper las reglas del género, pereciendo, en la guerra por salvar a una muñeca por la que lloraba una pequeña en el medio del avance de las tropas.
El Sargento Kirk, Bull Rockett, Sherlock Time, Mort Cinder, Ticonderoga, Watami, eran algunos de los más memorables. También Joe Zonda, aquel negrito aviador de Mendoza la manera de Air America que luchaba contra el villano Octopus.
Mi viejo salía a la mañana cuando yo todavía no me había levantado para ir al colegio y no lo veía hasta la noche. Entonces, durante el día, refugiarme en las historietas de las revistas Hora Cero y Frontera, más adultas que El Tony o D´Artagnan, significaba para mí aprender códigos de la vida.
Los japoneses no eran todos villanos, a veces los norteamericanos en la Segunda guerra mundial, también lo eran. Incluso los kamikazes también tenían códigos de honor, en sus historias.
Solo se trataba de personas, en la locura ajena de la guerra. En algún momento apareció El Eternauta. El viajero del tiempo. Allí se podía vivir una invasión extraterrestre que, en vez de atacar la Casa Blanca, se establecían en una burbuja -donde moraban sus tropas de elite- en medio de la plaza de los dos Congresos entre Rivadavia, Entre Ríos, Yrigoyen y la otra.
Una invasión simbólica si uno sitúa la historia después del golpe de 1955, cuando el orden democrático había sido roto, Perón había sido desalojado de la Presidencia y la gente común había sido bombardeada, sin más.
En ese imaginario se instala la invasión de los Ellos, el gran invasor, nunca explicitado. Los Ellos. Se suceden las batallas, la de la General Paz, la de la Cancha de Ríver, la de las barrancas de Belgrano, la de Plaza Italia…y también los sub invasores, los Cascarudos, los enormes Gurbos y los Manos.
Los Manos habían sido inoculados con una bolsa del terror que se abría vertiendo veneno en el interior de sus organismos, cada vez que los Manos desobedecían las instrucciones de los Ellos.
La glándula del terror. Después nos la inocularían a todos. Pocos días antes de su desaparición los reuní a Héctor y ése gran poeta que fue el periodista deportivo Osvaldo Ardizzone. Fue en la casa de mis viejos que estaban de vacaciones. ¡No podía ser que esos maestros no se conocieran entre sí! Fue un mediodía de verano inolvidable.
¡Que sabía yo que lo estarían siguiendo, o controlando! O quizás todavía no.
Le hice un reportaje que seguía saliendo en cómodas cuotas en 5xBsAs por Radio Belgrano después que Héctor ya había desaparecido. Me decían –Che no pases a Oesterheld que parece que lo secuestraron. Pero yo lo seguí pasando. No advertí la gravedad del golpe. Habíamos pasado otros golpes.
Después se llevaron a sus cuatro hijas Diana, Marina, Beatriz y Estela militantes de 14 a 19 años de la UES como los chicos de la Noche de los Lápices; y de la Juventud Peronista.
Los sobrevivirían dos de sus nietos, Fernando y Miguel Martín y Elsa, su esposa, la mamá de las chicas. La Madre Coraje.
Algunas cosas trascendieron: que Los Ellos, le hicieron escribir una historieta de San Martín; que en cautiverio obtuvo miga del pan de los cumpas para dárselo al joven artista que modelo un regalo para cada uno en la navidad.
La clase magistral de Chaplin que le dio Héctor a los más jóvenes cuando Eduardo Arias encontró en el baño una hoja de diario que daba cuenta de la muerte del maravilloso actor y director inglés. Anécdota que tanto impresionó a Geraldine Chaplin, su hija.
Y aquella narración de Mempo Giardinelli, compañero de militancia de Héctor, que creía, en su insolente juventud, que si detenían a Oesterheld, ya grande, iba a entregar a los demás compañeros, apenas lo apretaran, cosa que, pasados los días y las semanas, nunca ocurrió.
Héctor Germán Oesterheld había cumplido con los códigos de honor que tanto nos había enseñado en sus historietas.

La presidenta pidió limitar al 20% las tierras en manos de extranjeros

La iniciativa respeta los derechos adquiridos por quienes ya poseen campos en el país. Además prevé la creación de un Registro Nacional de propiedades rurales. Hubo satisfacción en la Federación Agraria y sectores de la oposición.
 
Tal como había advertido el día de la apertura de sesiones legislativas, y como había vuelto a insistir el miércoles pasado en el Luna Park en la presentación de la corriente agraria CANPO, la presidenta Cristina Fernández anunció ayer que envió al Congreso un proyecto de ley para limitar a un 20% la sumatoria de propiedades extranjeras sobre el total de tierras disponibles, y a un máximo de 1000 hectáreas la propiedad comprada por persona física o jurídica. La iniciativa se inspira en la ley vigente en Brasil, pero también recoge las experiencias de normativas dictadas en los Estados Unidos, Francia, Canadá, España y el Reino Unido. “El proyecto que se propicia en ningún modo resulta una legislación xenofóbica, prohibitiva o refractaria a las inversiones extranjeras responsables”, dice el mensaje enviado a senadores y diputados nacionales, que aclara que se respetarán los derechos adquiridos.
Los diputados radicales de Federación Agraria Argentina (FAA) festejaron la iniciativa. Pablo Orsolini y Ulises Forte señalaron que “limitar la venta de tierra a extranjeros es un anhelo histórico” para la Federación, y expresaron su expectativa de “dar un debate profundo en el Congreso”. El titular de FAA, Eduardo Buzzi, aseguró que se trata de “una conquista” de los federados (y de paso abogó por la regulación de los arrendamientos y un cambio en el sistema de comercialización de granos). El dirigente Pedro Peretti, que encabeza Chacareros en Proyecto Sur, también apoyó el anuncio. Carlos Garetto, de Coninagro, admitió la necesidad de “regular la tenencia de la tierra”, aunque apuntó que le hubiera gustado un debate con las entidades “para saber, por ejemplo, cómo va a impactar esto en los productores y posibles compradores argentinos”. También hubo apoyo de diputados socialistas y de Proyecto Sur (como Lisandro Viale, Claudio Lozano y Eduardo Macaluse).
La Sociedad Rural Argentina y Confederaciones Rurales Argentinas volvieron a quedar del otro lado: nunca apoyaron la regulación.
Un repaso por las noticias de este año deja ver que compañías chinas y francesas, entre otras, tenían definido un fuerte desembarco en áreas rurales argentinas. Un proceso que lleva más de diez años, que se agudizó con los precios internacionales de los productos primarios, un negocio cada vez más copado por capitales financieros transnacionales. Los recursos naturales no renovables, por otra parte, hace rato que tienen vecinos de otros lados: por ejemplo el billonario inglés Joseph Lewis, con enormes extensiones en la Patagonia, o el estadounidense Douglas Tompkins, ahora dueño de los Esteros del Iberá.
El proyecto oficial –hay otros diez que descansan en los despachos del Congreso–, como destacó la jefa de Estado, respeta los derechos adquiridos, un punto que queda especificado en el artículo 16, y sobre el que fue enfática, ante la sospecha de una tergiversación del espíritu de la iniciativa.
El proyecto prevé además la creación de un Registro Nacional de Tierras Rurales dentro del Ministerio de Justicia, y la obligación de los propietarios extranjeros de denunciar su condición ante la autoridad de aplicación. Las cifras extraoficiales estiman que, hoy día, un 10% de las hectáreas rurales está a nombre de extranjeros (ver recuadro aparte).
“El límite de dominio de la tierra argentina es del 20%. No sabemos si no hay excedente. Tenemos la producción agrícolo-ganadera como uno de los puntales y no sabemos esto”, blanqueó la presidenta, quien confió en que la ley sea tratada con celeridad por los legisladores.
El acto fue transmitido en cadena nacional. Hubo diputados y senadores, empresarios –como Cristiano Ratazzi–, gremialistas –como Julio Piumatto–, estuvo el flamante jefe de la UIA, Ignacio de Mendiguren y el gabinete nacional a pleno. Los invitados escucharon otras referencias de la presidenta a la actualidad: pidió un replanteo de cómo se abordan los conflictos y la puja salarial, pidió una reunión para la próxima semana con la CGT y la UIA (ver p. 4). Y recordó, a seis meses de su muerte repentina, a Néstor Kirchner: “Tengo un compromiso con el pueblo y con quien ya no está, y que en una mañana como esta, hace  seis meses, partió. Me desvela que este esfuerzo colectivo y personal y familiar no caiga en saco roto”, dijo, cerca del mediodía (ver p. 6). A las  4 de la tarde viajó hacia Río Gallegos, donde tenía previsto visitar la bóveda en la que desansan los restos del ex presidente.

martes, 26 de abril de 2011

“El fiscal llamaba a casa y le daba información”

En la causa sobre el plan sistemático de apropiación de hijos de desaparecidos, Victoria Montenegro denunció que el fiscal de Casación Juan Martín Romero Victorica le filtraba información al coronel Herman Tetzlaff, su apropiador y asesino de su padre biológico.
Por Alejandra Dandan

Entró en la sala de audiencias sin pañuelo, convencida de que no le iba a hacer falta. Su apropiador se lo había dicho muchas veces: que no llorara, que ésa era una forma de mostrarse débil ante el enemigo. Victoria Montenegro ayer lloró, lloró mucho, acompañada por buena parte de la sala. Contó escenas de sus años de hija de desaparecidos apropiada por un coronel de Inteligencia del Ejército. Por primera vez en su vida declaró contra él y, de alguna manera, a favor de la recuperación de la historia de sus padres biológicos. En medio de ese relato denunció al fiscal de Casación Juan Martín Romero Victorica porque, mientras la Justicia investigaba a su apropiador, el fiscal filtraba información hasta veinte días antes. Al terminar la audiencia, en la causa sobre el plan sistemático para apropiar hijos de desaparecidos, el fiscal Martín Niklison pidió al Tribunal Oral Federal 6 que impulse una denuncia penal a Romero Victorica y envíe los datos al procurador general.

“Yo de Romero Victorica nunca dije nada y, pese a que tuve charlas en Abuelas, siempre me contuve –dijo Victoria–. Nunca dije nada porque estaba convencida de que soy una persona sumamente leal y que yo le debía lealtad a él, porque había ayudado a mi papá. Cuando hace poco me llamaron para declarar en una causa, me di cuenta de que a este señor no le debo nada, que en realidad no ayudó nunca. Que mi papá está desaparecido. Y que él hizo todo lo contrario: ayudó a que yo apareciera más tarde, y ahora tengo a mis abuelos muertos, a mi tía también muerta... Recién entonces pude darme cuenta de quién es esta persona.”

Romero Victorica era amigo de Herman Tetzlaff, el apropiador de Victoria. Ella ubicó esa relación desde antes de 1992. En ese momento, la Justicia reabrió una causa contra Tetzlaff y ordenó detenerlo. Romero Victorica, que en la familia era mencionado con un apodo, le puso tres abogados y en tres meses lo sacaron de la cárcel. Victoria dijo que eran abogados que ellos no estaban en condiciones de pagar. Y que luego le adelantó a su apropiador todos los avances de la causa: “El llamaba a casa y le daba información”, explicó. En una ocasión, para el momento de la primera detención de su apropiador, fue Victoria la que le atendió el teléfono. Ella lloraba: “El me dice que me quede tranquila y me pega dos gritos: me dice que llorando no se soluciona nada, que mi padre estaba orgulloso de mí, que yo debía contenerlo, que iba a salir, que él iba a poner a unos amigos para que lo sacaran... Ahí me entero de quién era esta persona”.

La historia

Victoria nació el 31 de enero de 1976. Sus padres eran Hilda Ramona Torres y Roque Orlando Montenegro, dos militantes de la JP primero y luego del ERP, salteños, una familia que escapaba del Operativo Independencia. Trece días después del nacimiento, un grupo de tareas entró en la casa donde vivían, en Boulogne. Tetzlaff era el jefe del operativo, un hombre que había sido jefe de los grupos de tareas de El Vesubio, jefe de Inteligencia y en algún momento encargado del arma de Comunicaciones en Campo de Mayo. Se apropió de Victoria seis meses después del operativo en el que –como le confesó más adelante– él mismo asesinó a su padre. ¿Usted vivió con otra identidad durante muchos años? –preguntó Niklison al comenzar la audiencia.

“Me llamaron María Sol Tetzlaff Eduartes, nacida el 28 de mayo del ’76 en Boulogne, San Isidro, como hija del coronel Herman Antonio Tetzlaff y de su esposa, María del Carmen Eduartes. Yo nunca tuve dudas de que no era María Sol, me decían que era hija de ellos”, explicó. ¿Qué versión le dieron? “Yo siempre tuve dudas, pero sobre el horario en el que había nacido. Lo que le preguntaba a mi apropiadora era la hora: sabía que el 29 de mayo era el Día del Ejército. Me decían que el 28 Herman tuvo un desfile militar en San Isidro, ella se descompone y yo nací en la Clínica del Sol.” ¿Cuándo aparecieron las dudas de que no sería hija de ellos? “Cuando tenía nueve años, calculo, llaman a Herman a un juzgado de Morón. Un día yo lo acompaño. Entro con él al despacho del juez y el juez pregunta si no era mejor que yo esperara afuera. El dijo que no. El juez saca del cajón una causa y le dice que las ‘viejas’ ya estaban empezando a molestar. Que se quedara tranquilo, que el encargado de todo esto era otro colega, pero que tomara conocimiento de que estaba pasando esto.”

Eso sucedió alrededor de 1989. Victoria no se acuerda del nombre del juez, pero sabe que en ese momento empezó la causa a Tetzlaff. “Hasta entonces, yo lo que sabía era que en Argentina hubo una guerra, en ese momento yo consideraba a Herman como mi papá, para mí la subversión se estaba vengando de ellos que habían sido soldados; que los desaparecidos eran mentira. Pensaba que no eran personas físicas, sino un invento de las Abuelas.”

Cada vez que aparecía en TV algo que no cerraba con ese relato, Tetzlaff la sentaba a adoctrinarla. Le dijo que lo primero que hacía la subversión era dañar a la familia, núcleo vital de una sociedad sana. Que las Abuelas instaban las dudas para crear miedo. “Por eso para mí eran todas unas mentiras: yo era hija de él y estaba convencida de que todo era un invento.”

Tetzlaff era enorme: medía dos metros y pesaba 145 kilos. Era rubio como su mujer, descendientes de alemanes. Vivían rodeados de policías y de militares en los monoblocks de Villa Lugano, que recién se habían construido, dijo Victoria. El departamento solía estar lleno de banderas. Tetzlaff hablaba de la causa: “La causa no sé qué era exactamente, pero era una bandera celeste y blanca; ellos eran los buenos, había una causa nacional; era el olor a cuero, las botas, la familia cristiana, la misa, cenar afuera porque Mary no cocinaba, para mí ésa era la familia: los restaurantes llenos y Herman que terminaba las conversaciones con la 45 arriba de la mesa diciendo: ‘Yo siempre tengo razón, y más cuando no la tengo’”.

Victorica

Entre los amigos de Tetzlaff estaban Leopoldo Galtieri, Guillermo Suárez Mason y Omar Riveros. Con la democracia, a Tetzlaff lo ascendieron de teniente coronel a coronel, lo mandaron a Paraná como juez de instrucción militar para alejarlo por las causas que empezaban a ventilarse en Buenos Aires. Cuando Victoria cumplió 15 años, lo detuvieron por primera vez: entonces apareció Romero Victorica.

“Herman estaba muy nervioso. Un día me llama y me plantea que ya había una causa que había tomado (Roberto) Marquevich, que era un juez montonero, que estaban las Abuelas de por medio, que lo más probable era que me sacaran sangre para compararla con el Banco Genético que en realidad lo manejaban las Abuelas.” En ese momento, también le dijo que seguro iban a decirle que era “hija de la subversión, así es que seguramente después vengan y te saquen de casa. Yo decía mientras tanto que no: que diera lo que diera, me iba a quedar con él; él me lo agradeció y que me dijo que no esperaba otra cosa de mí”.

Para entonces, Tetzlaff tenía a su “amigo en Comodoro Py” que le pasaba todos los datos, dijo ella. Cuando Marquevich, que era juez de San Isidro, la llamó para sacarse sangre, Tetzlaff la acompañó al Banco Genético. Poco después, le anunciaron la primera parte de lo esperado: que no era hija de quienes hasta ese momento suponía sus padres. “Me dijeron que en un 99 por ciento yo no era hija de ellos, pero yo dije que me quedaba con ese uno por ciento, porque sí era hija de ellos. Les decía que eran todos unos subversivos, porque pensaba que era hija de ellos.”

En el camino, Tetzlaff quedó detenido. Romero Victorica puso a sus amigos abogados que, según el relato, le debían un favor. Uno de ellos era un sobrino suyo de apellido Romero Victorica y otro Martín Anzoátegui, juez federal durante la dictadura, que ordenó en 1981 allanamientos a los organismos de derechos humanos. “Lo sacaron a Herman a los tres meses de Caseros, entró en diciembre y salió en abril para la Pascua”, recordó ella.

Mientras tanto, Marquevich seguía buscando la identidad. Un día le pidió más sangre para compararla con otras muestras, pero ella se negó para frenar la causa. Un mes y medio después, su apropiador, que ya sabía lo que estaba pasando, le avisó que la iban a llamar de la Cámara de Casación de San Martín. Ella entró a entrevistarse con los jueces sabiendo que había tres, “uno subversivo y montonero y dos de los nuestros”, dijo. Después de entrevistarla, la Cámara sacó un fallo aceptando que no se sacara sangre, un fallo que nutrió más adelante la resolución de Evelyn Vásquez, que terminó confirmada por la Corte Suprema de Nación.

Victoria le avisó Tetzlaff: “Me acuerdo que Herman me esperaba en una parrilla cerca –dijo–, y yo fui y le llevé el fallo. Me felicitó: ‘Muy bien, m’hija’, me dijo. Se lo di y me acuerdo que cuando me senté creo que fue el comienzo del momento de empezar a hacerme cargo de la otra historia. Pensé: ahora soné si alguna vez quiero saber algo”.

Finalmente, no hizo falta una nueva muestra. Con los nuevos métodos, el juzgado hizo el cruce. Marquevich la llamó un día para decirle cuál era su familia: “Me agarró terror –dijo ella–, porque era hija de la subversión, ése fue el primer miedo”. Cuando su apropiador estaba enfermo o ya había fallecido, ella entró al despacho de Romero Victorica en Comodoro Py. Iba a preguntarle cómo hacer con su nuevo documento porque no lo quería. “¡Si lo habré tenido al gordo acá sentado horas!”, contó que le dijo el fiscal.

El complot contra el juez

Un día, Martín Anzoátegui y otro de los abogados que le había asignado Juan Martín Romero Victorica llamaron a Victoria para proponerle un complot contra el juez Roberto Marquevich. “Para destruir al joven Marquevich”, le dijeron, según contó ella. “Creo que fue cuando el juez ordenó la detención de la señora (Ernestina Herrera) de Noble –dijo Victoria–: decían que había pasado todos los límites.” La propuesta consistía en denunciar al magistrado. Tiempo antes, Marquevich se había enojado con ella porque se negaba a leer el expediente con la historia de sus padres. Le preguntó si sabía leer y le gritó que leyera. Victoria salió del despacho diciendo le habían gritado. Y los abogados ahora pretendían montarse a esa situación: “Querían que yo saliera a los medios a decir que había sido víctima de malos tratos de parte del juez y ellos me iban a ayudar para agrandar esa situación”, dijo. “El tema era que si corríamos a Marquevich de la causa se paraba el expediente y papá además zafaba de ir preso.” En ese contexto, Victoria agregó un detalle: ella aceptó hacer la denuncia para la que los abogados aseguraban contar con todos los medios, pero finalmente no avanzaron porque, al parecer, la vieron muy temerosa. Marquevich fue destituido, pero Victoria recordó que entre las causales de la destitución se mencionaba a su apropiadora: al juez lo acusaron de darle a ella prisión domiciliaria y a la dueña de Clarín, no.

Golpes, gritos y amenazas

Después de nacer, Victoria estuvo de enero a mayo del ’76 en la comisaría de San Martín, al cuidado de unas monjas. Con ella había otros seis bebés, supo por su apropiador. Las monjas los tenían al parecer durante un plazo perentorio: si no los entregaban en los primeros meses, eran enviados a Casa Cuna. Tetzlaff convenció a su mujer de recoger a la niña cuando se acercaba ese límite. Se llevó otro bebé para Lina, su empleada doméstica. Y él mismo decía que los otros se los llevaron hombres de Lugano. Cuando tenía unos cinco o seis años, ella rompió una taza de porcelana de la apropiadora: “Mary me empieza a pegar, y me dice que me devolvía a las monjas. Cuando llega Herman, él le dijo que ya no podían hacerlo, así que después yo le pido perdón, ella me perdona y me dice que por esta vez me quedo en casa”. Cuando creció, no podía escuchar música porque era subversiva. Su hermana más grande –hija biológica del matrimonio– solía hacerlo pero sin que supiera el padre. “Una vez puso la ‘Marcha de la Bronca’, la apagó y cuando salimos todos en el auto yo me pongo a cantar, porque era pegadiza... No llegué a decir uno, dos y me comí un cachetazo de Herman, que me cimbró la nuca”, contó. “Mary puso música en la radio, Luis Miguel o algo así y me dijo: ‘Vos tenés que escuchar esta música y no música subversiva’.” Otra vez, cuando la película La historia oficial ganó el Oscar, su apropiadora sacó la bandera por la ventana para festejar. ¡Vamos Argentina!, decía. “Cuando llegó Herman –dijo Victoria– va al dormitorio y le dice: ¿qué hacés? Ella le responde que habíamos ganado el Oscar y él le dice: ¿pero no entendés nada?”
26/04/11 Página|12

lunes, 25 de abril de 2011

PRINCIPIOS PARA LA EDUCACIÓN DEL PERONISMO (AÑO 1949)

Por Juan Domingo Perón
1º de Mayo de 1949.
 
Nuestra educación debe imponer (Hoy, 2011, habría que decir inculcar, en lugar de imponer) los siguientes principios:
 
1.     Que en la conciencia encaje exactamente la justicia.
 
2.     Hacer comprender que el fin de la vida no es la riqueza, sino la virtud.
 
3.     Que el individuo es egoísta y destructor. Que el hombre no puede vivir aislado; por consiguiente debe desarrollar su espíritu social, de cooperación altruista. Que fijando con precisión los deberes y los derechos sociales, se hará efectivo el “amaos los unos a los otros”.
 
4.     Que el conflicto humano es esencialmente un conflicto entre la fe y la incredulidad. Que la recuperación de la fe es el objetivo de nuestra cruzada que se inspira en la verdad y el bien común.
 
5.     Afirmar como fundamento de la democracia la expresión del pueblo en comicios libres.
 
6.     La conciencia nacional ha de formarse en concordancia con el lenguaje, con la historia, con las tradiciones Argentinas, con el conocimiento objetivo y directo de todo el país por sus habitantes. Así se afirmará el concepto de patria y soberanía.
 
7.     La economía ha de orientarse con un amplio espíritu de justicia distributiva. Enseñando a respetar el capital, como que él es trabajo acumulado, pero enseñando también que el capital no puede ser nunca factor de opresión y esclavitud nacional o internacional.
 
8.     Cuidado y vigilancia de la salud. Educación sanitaria en lo que se comprende la educación física.
 
9.     Estimular por todos los medios la educación moral, científica, artística, práctica y vocacional, de acuerdo con las aptitudes de los educandos y las necesidades regionales del país.-                          
 
     General Juan D. Perón.
Presidente de la Nación Argentina.
 
·        Extraído del Mensaje a la Asamblea Legislativa del 1º de Mayo de 1949.

Mediciones en la Provincia de Buenos Aires, con y sin adhesiones. Scioli no se vería afectado

Por Fernando Cibeira
Daniel Scioli se mantiene, sólido, al frente de los sondeos para la gobernación de la provincia de Buenos Aires, el distrito que representa casi el 40 por ciento del padrón nacional y el único de los más grandes que se votará el mismo día que las presidenciales. La oposición tiene un buen candidato como Francisco de Narváez, el problema es que aún no consiguió un claro alineamiento nacional, algo que podría resultar letal para sus aspiraciones. Pese a las colectoras, Scioli obtiene una ventaja de más de 20 puntos sobre el empresario colombiano.
“Las colectoras no lo perjudicaron, tiene un primer lugar lejano y casi duplica a De Narváez”, confirma Doris Capurro, que esta semana terminó de encuestar la provincia. El último trabajo de Artemio López incluso muestra una diferencia mayor, de 45,1 a 17,6 por ciento. La lista de adhesión al kirchnerismo de Martín Sabbatella suma otro 10 por ciento que parece no restarle al gobernador sino que saca de otros sectores que aún se mantienen en la nebulosa, como el GEN de Margarita Stolbizer –8,3 por ciento– y Proyecto Sur –apenas 1,4 por ciento con Víctor De Gennaro como candidato–.
Esa encuesta de Equis agrega la hipótesis de una nueva lista de adhesión del kirchnerismo con Sergio Massa como candidato que quedaría en segundo lugar, restando aún más a la cosecha de De Narváez. “Scioli está muy bien en el interior bonaerense y está claro que De Narváez necesita un candidato presidencial”, explica Artemio López.
Uno de los datos contundentes de la provincia de Buenos Aires es que allí la presidenta Cristina Kirchner obtendría más del 50 por ciento de los votos, una cifra que prácticamente podría definir la competencia por la Casa Rosada. La candidata más taquillera que puede ofrecer por ahora el radicalismo es Stolbizer, pero su cosecha en general es pobre, casi nula en el populoso segundo cordón del conurbano. De ahí las ganas de muchos dirigentes radicales de apurar un acercamiento con De Narváez. “Lo que el Frente para la Victoria le saca allí, el radicalismo no tiene manera de descontar en el resto del país”, evalúa López.

Mensaje del General Perón pronunciado el 21 de junio de 1973: Convocatoria a todos los argentinos para la reconstruccion Nacional

Deseo comenzar estas palabras con un sa­ludo muy afectuoso al Pueblo Argentino. Llego del otro extremo del mundo con el corazón abierto a una sensibilidad patriótica que sólo la larga ausencia y la distancia pueden avivar hasta
su punto mas alto. Por eso, al hablar a los argentinos lo hago con el alma a flor de labio y deseo que me escuchen también con el mismo estado de ánimo..

  Llego casi desencarnado. Nada puede perturbar mi espiritu porque  retorno sin rencores ni pasiones, como no sea la pasión que animó toda mi vida: servir lealmente a la Patria. Y sólo pido a los argenítinos que tengan fe en el Gobierno justicialista, porque ése ha de ser el punto de partida para la larga marcha que iniciamos. Tal vez la iniciacion de nuestra acción pueda parecer indecisa a imprecisa, pero hay que tener en cuenta las circunstancias en las que la iniciamos.

    Una deuda externa que sobrepasa los 6.O00 millones de dólares y un  déficit cercano á los tres billones de pesos, acumulados en estos años, no han de cubrirse en meses, sino en años. Nadie ha de ser unilateralmente perjudicado, pero tampoco ninguno ha de pretender medrar con el perjuicio o la desgracia ajena. No.son estos días para enriquecerse desapresivamente, sino para reconstruir la riqueza común, realizando a una comunidad en la que cada uno tenga la posibilidad de realizarse.
   
    El Movimiento Justicialista, unido a todas las fuerzas políticas, sociales. Económicas y militares que ,quieran acompañarlo en su cruzada, de liberación y reconstrucción del país, jugara su destino dentro de la escala de valores establiécida primero la Patria, después el Moviento  y luego los  hombres en un gran movímíento nacional y popular que pueda respaldarlo.

    Tenemos una revolución que realizar, pero para que ella sea válida ha de ser de construcción pacífica y sin que cueste la vida de un solo argentino. No estamos en condiciones de seguir destruyendo frente a un destino preñado de acechanzas y peligros. Es preciso volver a lo que en su hora fue el apotegma de nuestra creación: "de casa al trabajo y del trabajo a casa". Sólo el trabajo podrá redimirnos de los desatinos pasados.
   Ordenemos primero nuestras cabezas y nuestros espíritus. Reorganicemos al país y dentro de él al Estado que preconcebidamente se ha pretendido destruir y que debemos aspirar a que sea lo mejor que tengamos para corresponder a un Pueblo que ha demostrado ser maravilloso. Para ello elijamos los mejores hombres, provengan de donde provinieren, acopiemos la mayor cantidad de materia gris, todo juzgado por sus genuinos valores en plenitud y no por subalternos intereses políticos, influencias personales o bastardas concupiscencias.,

   Cada argentino ha de recibir una misión en este esfuerzo de conjunto. Esa misión será Sagrada cada uno y su importancia estará, más que nada én su cumplimiento. En situaciones como la que vivimos, todo puede tener influencia decisiva y así como los cargos honran al ciudadano, éste también debe ennoblecer los cargos.
  Si en las Fuerzas Armadas de la República, cada ciudadano, de general a soldado, está dispuesto a morir tanto en defensa de la soberania nacional como del orden constitucional establecido, tarde o temprano han de integrarse al Pueblo que ha de esperarlas con los brazos abiertos como se espera a un hermano que retorna al hogar solidario de los argentinos.
  Necesitarnos una paz constructiva sin la cual podemos sucumbir como Nación. Que cáda argentino, sepa defender esa paz solvadora por todos los medios, y si alguno pretendiera alterarla con cualquier pretexto, que se le opongan millones de pechos y se alcen millones de brazos para sustentarla con los medios que sean. Sólo asi podremos cumplir nuestro destino.
  Hay que volver al orden legal y constítucional como única garantía de libertad y justicia. En la función pública no ha de haber cotos cerrados de ninguna clase y el que acepte la responsobitidad ha de exigir la autoridad que necesita para defenderla dignamente. Cuando el deber está  por medio los hombres no cuentan sino en la medida en que sirvan mejor a ese deber. La responsabilidad no puede ser patrimonio de los amanuense.
   Cada argentino piense como piense y sienta como sienta, tiene el inalienable derecho a vivir en, seguridad y pacíficamente. El Gobierno tiene la insoslayable  obligación de asegurarlo. Quien altere este principio de la convivencia, sea de un lado o. de otro, será el enernigo común que debemos combatir sin tregua, porque no ha de poderse hacer nada en la anarquía que la debilidad provoca o en la lucha que la intolerancia desata.
  Conozco perfectamente lo que está ocurriendo el país. Los que crean lo contrario se équívocan. Estamos viviendo las consecuencias de una postguerra civil que, aunque desarrollada embozadamente no por eso ha dejado de existir. A ello se le suma las perversas intencionea de los factores ocultos que, desde la sombra, trabajan sin cesar tras desígnios no por inconfesables menos reales. Nadie puede pretender que todo esto cese de la noche a la mañana pero todos tenemos el deber inéludible de enfrentar actívamente a esos enemigos, si no querernos perecer en el infortunio de nuestra desaprensión o incapacidad culposa.
  Pero el Movimiento Justicialista, que tiene una trayectoria y una tradición, no permanecerá  frente a tales intentos y nadie podrá cambiarlas a espaldas del Pueblo que las ha afirmado.en fecha muy reciente y,ante la ciudadanía que comprende también tuál es el camino que mejor conviene a la Nación Argentina.Cada uno será lo que deba ser o no será nada.
  
   Así como antes llamamos a nuestros compatriotas en "La Hora del Pueblo". "El Frente Cívico de Liberación" y "El Frente Justicialista de Liberación", para que mancomunando nuestros ideales y nuestros esfuerzos pidieramos pujar por una Argentina mejor, el Justicialismo, que no ha sido nunca ni sectario ni excluyente, llama hoy a todos los argentinos, sin distinción de banderías, para que todos solidariamente nos pongamos en la perentoria tarea de la reconstrucción nacional, sin la cual estaremos todos perdidos. Es preciso llegar así, y cuanto antes, a una sola clase de argentinos: los que luchan por la salvación de la Patria, gravemente comprometida en.su destino por los enemigos de afuera y de adentro.
  
  Los Peronistas tenemos que retornar a la conducción de nuestro Movimiento. Ponerlo en marcha y neutralizar a los que pretenden deformarlo desde abajo o desde arriba. NOSOTROS SOMOS JUSTICIALISTAS Levantamos una bandera tan distante de uno como de otro de los im­perialismos dominantes. No creo que haya un argentino que no sepa lo que ello significa. No hay nuevos rótulos que califiquen a nuestra doc­trina ni a nuestra ideología: SOMOS LO OUE LAS VEINTE VERDADES PERONISTAS DICEN. No es gritando la vida por Perón que se hace Patría, sino manteniendo el credo por el cual luchamos.

  Los viejos peronistas lo sabemos. Tampoco lo ignoran nuestros muchachos que levantan nuestras banderas revolucionarias. Los,que pretextan lo inconfesable, aunque cubran sus falsos designios con gritos engañosos, o se empeñen peleas descabelladas, no pueden  engañar a nadie Los que no comparten nuestras premisas, si se subordinan al veredicto de las urnas tienen un camíno honesto para seguir en la lucha que ha de ser para el bien y la grandeza de la Patria, no para. su desgracia.

  Los que ingenuaímentá. piensan que pueden copar a nuestro Movimiento o tomar el poder que el Pueblo ha reconquistado se equivocan. Ninguna simulación o encubrimiento, por ingeniosos que sean, podrán engañar a un Pueblo que ha sufrido. lo que el nuestro y que está animado por una firme voluntad de vencer. Por eso, deseo advertir a los que tratan de infiltrarse en los estamentos populares o estatales, que por ese camino van mal. Así, aconsejo a todos ellos tomar el único camino genuinamente nacional: cumplir con nuestro deber de argentinos sin dobleces ni designios inconfesables. Nadie puede ya escapar a la tremenda experiencia que los años y el dolor y los sacrificios han grabado a fuego en nuestras almas y para siempre.

Tenemos un país que a pesar de todo no han podido destruir, rico en hombres y rico en bienes. Vamos aordenar el Estado y todo lo que de el dependa que pueda sufrir depresiaciones y olvidos.  Esa será la principal tarea Mi Gobíerno. El resto lo hará el Pueblo Argentino, que en los años que corren ha demostrado una madurez y una capacidad superior a toda ponderación. En el final de este camino está la Argentina potencia, plena de prosperidad, con habitantes que puedan gozar del más alto "standard" de vida, que la tenemos en germen y que sólo debemos realizaría. Yo quiero ofrecer  mis últimos años de vida en un logro que es, toda mi ambición; sólo necesito que los argentinos lo crean y me ayuden a cumplirla.

  La inoperancia, en los momentos que tenemos que vivir, es un crimen de lesa Patria. Los que estamos en el país tenemos el deber de producir, por lo menos, lo que consumimos. Esta no es hora de  vagos ni de vagos ni de inoperantes. Los científicos, los técnicos, los artesanos y los obreros que estén fuera del país deben retornar a él a fin de ayudarnos en la reconstrucción que estamos planificando y que hemos de poner en ejecución en el menor plazo.
  Finalmente, deseo exhortar a todos mis compañeros peronistas para que, obrando con la mayor grandeza, echen a la espalda los malos recuerdos y se dediquen a pensar en el futuro y en la grandeza de la Patria, que bien puede estar desde ahora en nuestras propias manos y en nuestro ,propio esfuerzo.

  A los que fueron nuestros adversarios, que acepten la soberanía  de lPueblo, que es la verdadera soberanía, cuando se quiere alejar el fantasma de los vasallajes foráneos, siempre más  indignos y costosos.
    A los enemigos, embozados, encubiertos o ,disimulados, les aconsejo que cesen,en sus intentos, porque cuando los pueblos agotan su paciencia suelen hacer tronar el escarmiento.
  Dios nos ayude, si somos capaces de ayudar a Dios. La oportunidad suele pasar muy ligero. ¡Guay de los que carecen de sensibilidad e imaginación para percibirla!

domingo, 24 de abril de 2011

“Cabeza de un ratón propio o cola de león ajeno”


La situación de la oposición transcurrido el primer tramo electoral de cara a octubre, que se inició en Catamarca y culminó en Salta, donde votó el 4,5% del padrón nacional y el FPV obtuvo en promedio más del 50% de los votos, ha reformulado la estrategia opositora.
La coalición pan radical sufre el impacto de sus muy pobres performances provinciales que culminaron en Salta, donde la UCR obtuvo menos votos que el Partido Obrero. En tanto, la Coalición PRO prácticamente no tuvo candidato propio, a punto tal que el mismo diputado Alfredo Olmedo criticó a Macri por haberle retaceado apoyo.
Frente a este panorama, Mauricio Macri parece repensar su lanzamiento nacional y volver a reelegir (si puede) en el distrito Capital, donde hoy Cristina lo duplica en votos como candidato a presidente en una proporción de 34% a 17% para el actual jefe de gobierno porteño.
Pino Solanas, ante la inminencia de un pobre despliegue nacional de su candidatura, que lo ubicaba por debajo del 5% de votos efectivos decidiría aparentemente bajar a Capital, donde no logrará superar el 10% de los sufragios y quedará por fuera del ballotage.
Queda la duda de qué hará Hermes Binner. Si finalmente acompañará la alternativa pan radical o está dispuesto a un armado nacional que articule Córdoba con Luis Juez, Capital con Pino Solanas, Buenos Aires con Margarita Stolbizer y su propia prestigiosa figura en Santa Fe, que podría darle sin mayor dificultad un piso de 15% de los votos nacionales, pero un techo inferior al 20%. Cabeza de un ratón propio o cola de león ajeno, pensará Binner en estas horas y muy especialmente si su candidato Antonio Bonfatti gana la interna del Frente Progresista Cívico y Social en Santa Fe, cosa aún incierta y si su armado provincial resiste un salto por fuera del con la UCR a nivel nacional.
Eso sí, para ser objetivo debemos señalar que no toda la oposición se divide. El martes 14 de abril el Partido Obrero, el Partido de Trabajadores por el Socialismo e Izquierda Socialista presentaron formalmente un Frente de Izquierda unido, cuyo impacto electoral aún no está medido pero podría cambiar todo el panorama nacional y poner en riesgo el ese día seguro triunfo del FPV en primera vuelta.

sábado, 23 de abril de 2011

JESÚS Y NO EL CESAR, ES EL HIJO DE DIOS. EL EVANGELIO VIENE DEL POBRE, NO DEL PODER.

Por Ruben Dri


-Los que son considerados como jefes de las naciones, las gobiernan como si fueran sus dueños; y los poderosos las oprimen con su poder. Pero entre ustedes no ha de ser así. Al contrario, el que quiera ser el más importante entre ustedes, que se haga servidor de todos, y el que quiera ser el primero, que se haga el siervo de todos
(Mc 10, 42-43) .


Hegemonía y poder.
 

Como es sabido el triunfo de la revolución en la Rusia zarista y las derrotas de los intentos revolucionarios de la segunda década del siglo XIX en Alemania, Hungría e Italia, llevaron a Antonio Gramsci a una profunda reflexión sobre las causas de tan dispar destino de los intentos revolucionarios.
 

La contribución más importante de estas reflexiones gira alrededor del concepto de hegemonía que, desde entonces figura en todas las elucubraciones que tienen que ver con la realidad política.
 

Me interesa en estas reflexiones trabajar sobre la relación que veo entre dicho concepto y la construcción del poder popular, reinterpretando el concepto de hegemonía, o, incluso, corrigiéndolo.
 

Para empezar, hay una observación importante que hace Gramsci al referirse a las diferencias existentes entre las tareas que le esperan a la revolución de octubre y las que es perentorio realizar en las revoluciones del los países centroeuropeos. 


Siendo la sociedad zarista una sociedad en la que prácticamente no había sociedad civil, tomado el Estado, o la fortaleza, como lo denomina Gramsci, la tarea a realizar era nada menos que la de crear la sociedad civil, lo que significa, crear la hegemonía, entendida ésta como consenso de los ciudadanos.  

Ese consenso es poder.
 

Construir la hegemonía es construir poder, poder horizontal, democrático. Esta tarea no puede ser creada desde arriba, pero es el único lugar en que esa revolución la podía realizar.
 

Una contradicción prácticamente insoluble, como se mostró ulteriormente.
 

Como se ve, me estoy sirviendo del concepto gramsciano de hegemonía, pero transformado o reinterpretado, como se quiera.
 

Es muy difícil, por no decir imposible, que la revolución soviética no terminase en el estalinismo.

De hecho, esto ya había sido expuesto por Hegel en la célebre dialéctica del señor y el siervo.
 

El camino del señor es un callejón sin salida.
 Desde el poder de dominación, aunque éste se denomine dictadura del proletariado es imposible pasar a una sociedad del mutuo reconocimiento.  

Los sujetos no se realizan por una concesión que hace desde arriba. 


Se conquista en una lucha en la que los siervos, dejan de serlo, no se reconocen como siervos, sino como sujetos.

Gramsci plantea correctamente, para las sociedades avanzadas, con sociedad civil ampliamente desarrollada, que la hegemonía debía preceder a la toma del poder o del Estado.
 

Creo que ese principio vale para toda revolución y no sólo para las sociedades avanzadas, porque si la hegemonía no se construye en el camino, no se la construirá posteriormente. 


Se repetirán las prácticas anteriores.  

La hegemonía como consenso democrático no puede ser construido desde arriba, porque ello implica subordinación.
 

Quien detenta el poder del Estado o el poder político y económico puede obtener legitimación, que implica aceptación de la dominación, pero no hegemonía en el sentido de consenso democrático.
 

Éste sólo puede lograrse desde el seno de la sociedad civil.
 Es una construcción que se realiza entre iguales.  

Algunos ejemplos históricos ilustrarán lo que quiero expresar.
 

Tomaré dos de los más significativos, el del cristianismo primitivo y el de la Revolución Francesa.
 

El primero como un caso histórico que muestra la conquista y la pérdida de la hegemonía, y el segundo, el de una conquista que se mostró irreversible.
 

Después de la muerte de Jesús de Nazaret que había bregado por una revolución igualitaria en la sociedad hebrea del siglo primero, sus discípulos, una vez recuperados del desconcierto de la derrota que significó la muerte de su líder, comenzaron a repensar su práctica en un contexto totalmente distinto.
 

Efectivamente, del pueblo hebreo, en el cual había una historia en la que se insertaba el proyecto liberador de Jesús habían pasado a habitar en pueblos sometidos por el imperio romano, en los que la única manera de insertar el proyecto era enfrentar al poder opresor del imperio.
 

La tarea que emprenden es la de una verdadera lucha por la hegemonía que implica, entre otras cosas, reinterpretar determinados símbolos, cambiando su sentido, de opresor en liberador, y crear otros.
 

Tomaré algunos de los símbolos más significativos que tuvieron esta metamorfosis.
 

El evangelio viene del pobre, no del poder.
 

-Principio del evangelio de Jesús Cristo, Hijo de Dios
(Mc 1,1). 


Así comienza Marcos su narración sobre la práctica y el mensaje de Jesús de Nazaret, conocida como evangelio.  

Hoy el vocablo evangelio, reinterpretado desde el poder de dominación, ha pasado a significar una narración religiosa sin connotación alguna con cuestionamientos que tenga que ver con situaciones sociales, económicas o políticas. 


Sin embargo, se trata de una de las geniales creaciones del lenguaje anti-imperial de algunas de las primeras comunidades que contraponen la práctica y el mensaje liberador de Jesús de Nazaret a la práctica y el mensaje opresor del imperio romano.  

Efectivamente, según el Diccionario Teológico del Nuevo Testamento es -un término técnico para -nuevas victorias, especialmente en las batallas militares. (Ched Myers, 1988 p. 123).
 

El evangelio del imperio se transmitía a través de las victorias de las tropas que significaban destrucción, muerte y opresión para los vencidos.
 

La descripción del -endemoniado de Gerasa nos muestra claramente las consecuencias de semejante evangelio: -Andaba siempre, día y noche, entre los sepulcros y por los cerros, gritando y lastimándose con piedras. (Mc 5, 5).
 

El demonio que se había apoderado de este individuo se llamaba legión, es decir, el imperio romano en su expresión más tenebrosa para los dominados, el ejército.
 

La dominación ocasiona desequilibrios en los dominados.
 

A éstos se les cierra el horizonte, se les truncan las posibilidades de realizarse como sujetos. Son reducidos a objetos descartables. 


La osadía de Marcos es mayúsculas.  

El verdadero evangelio no es el que transmite el imperio sino el que surge del mensaje del campesino de Nazaret llamado Jesús.
 

El evangelio es: -Se ha cumplido el tiempo y está cerca el Reino de Dios: conviértanse y crean en el evangelio. (Mc 1, 15)


El evangelio o buena nueva o excelente noticia no es el imperio romano sino el Reino de Dios.
 

El Reino de Dios es una sociedad antimonárquica, antijerárquica, antitributaria.
 Es una sociedad de iguales, de hermanos, en la que todo se comparte.  

El único rey aceptado es Dios quien ni vive en templos sino en el pueblo.
 

Toda la actividad de Jesús se realiza en las aldeas, en el campo, en las casas de familia, en las sinagogas.
 

El templo, para Jesús, es como la higuera que no da frutos.
 

El campesino Jesús es el Señor, no el emperador.
 

En la ideología del imperio, había un solo Señor, el emperador, el verdadero señor del mundo como la denomina Hegel. 


En su lucha contrahegemónica las comunidades cristianas otorgan ese título a Jesús, el campesino de Nazaret que pasa a ser el Cristo, el Señor - Kyrios-
 Ésta es la raíz de las persecuciones que sufrirán diversas comunidades cristianas.  

Celso nos proporciona un buen testimonio sobre el tema.

En efecto, al principio que sostienen los primeros cristianos sobre la imposibilidad de servir a dos señores, contesta Celso que ésas son -palabras de facciosos que quieren hacer grupo aparte y separarse del común de la sociedad. (Celso, 1989 p.111)
 

Más adelante agrega Celso: -quien, hablando de Dios, declara que hay un solo ser al que se debe el nombre de ´Señor´, es un impío que divide el reino de Dios e introduce en él la sedición, como si hubiese dos partidos opuestos, como si dios tuviese delante de sí un rival para hacerle frente. (Id. p. 112).
 

La indignación de Celso es explicable.
 Los cristianos admiten al Cristo como único Señor.  Ello significa que se lo niegan al emperador y a los dioses del imperio.

En consecuencia se niegan a participar en los cultos públicos, pues éstos significaban la legitimación del imperio.
 

Era la utilización te la teología para legitimar el poder de dominación imperial, ese pecado que es imperdonable al decir de Jesús. (Mc 3, 28-30).
 

Con más claridad y contundencia todavía se expresa Celso: -Suponed que os ordenen jurar por el Jefe del Imperio. No hay ningún mal en hacer tal cosa. Porque, es entre sus manos en donde fueron colocadas las cosas de la tierra, y es de él de quien recibís todos los bienes de la existencia. Conviene atenerse a la antigua frase: ´Es necesario un solo rey, aquel a quien el hijo del artificioso Saturno confió el cetro´. Si procuráis minar este principio, el príncipe os castigará, y razón tendrá; es que si todos los demás hiciesen como vosotros, nada impediría que el Emperador se quedase en solitario y abandonado y el mundo entero se tornaría presa de los bárbaros más salvajes y más groseros. No existiría en breve ninguna señal de vuestra hermosa religión, y lo mismo acontecería de la verdadera sabiduría entre los hombres. (Celso, 1989 p. 122).
 

Hic Rhodus, hic salta! Aquí hay que saltar.
 

Aquí está el problema que los cristianos le plantean al imperio, aquí se encuentra la clave de las persecuciones.
 

Celso es claro y contundente. Dice que en manos del emperador -fueron colocadas todas las cosas de la tierra.
 Los cristianos lo niegan.  

Ellas están en manos del único Señor que no es precisamente el emperador. Éste las ha usurpado. Del emperador reciben todos los bienes de la existencia sólo los poderosos, los que pertenecen a la burocracia imperial o a la aristocracia.
 

La mayoría no sólo no recibe esos bienes, sino que recibe los males de la opresión militar, de la opresión económica, del hambre y la muerte, denunciados por el apocalipsis en las figuras de los jinetes. (Ap ).
 

Jesús es el Hijo de Dios, no el emperador.
 

-Cayo Octavio nació el 23 de septiembre del año 63 a.e.c. y se convirtió en hijo adoptivo y heredero legítimo de Julio César, asesinado el 15 de marzo del 44 a.e.c.. Luego de la deificación de César por el Senado de Roma el 1º de enero del 42 a.e.c., Octavio se convirtió inmediatamente en divi filius, hijo de un divino
(Crossan 1996 p. 20).
 

Octavio, el fundador del imperio romano es proclamado Hijo de Dios.


El poeta Virgilio se encargará de fundamentar la naturaleza divina del emperador en la Eneida y en la Cuarta Égloga.
 

Mientras en la primera de estas obras narra la historia de la estirpe divina de los emperadores romanos, en la segunda celebra el -nuevo orden que comienza con el imperio.
 

En la moneda que le presentaron a Jesús cuando tramposamente lo interrogan sobre la licitud del pago del tributo al César se leía: Ti(berius) Caesar Divi Aug(usti) F(illius) Augustus cuya traducción es: -Tiberio Augusto, César, hijo del divino Augusto.
 

De modo que el poder del emperador se encontraba legitimado religiosamente. Había una teología imperial que sostenía la naturaleza divina de quien detentaba el poder.
 El título de augusto que recibía tenía carácter divino.  

El Apocalipsis tiene las expresiones condenatorias más terminantes para este tipo de legitimación religiosa.
 Marcos inicia su evangelio de la siguiente manera: -Principio -arjé- del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. 

El Génesis inicia la obra de creación del mundo de la misma manera: -En el principio -en arjé-.

No es casual. Se trata de una nueva creación.
 

Jesús crea un mundo nuevo, una nueva sociedad. Mujeres y hombres nuevos.
 Con Jesús comienza el mundo nuevo y no con Octavio como proclamaba Virgilio en la célebre cuarta égloga. Jesús, el Cristo, es decir, el Ungido, el Mesías es el trae el evangelio, no el emperador, como hemos visto.  

Por otra parte, Jesús es el verdadero -Hijo de Dios, no el emperador romano.
 

Menester es captar esta categoría aplicada a Jesús, el Cristo, en todas sus dimensiones, es decir, en su dimensión político-religiosa.
 En primer lugar, su sentido político.  

Proclamar a Jesús de Nazaret, un campesino de la oscura región de Galilea como el verdadero Hijo de Dios, tenía un claro sentido antiimperial.
 

Marcos escribe su evangelio para mostrar que efectivamente es ese campesino el verdadero Hijo de Dios.
 

Esta proclamación, por otra parte, tenía un profundo significado religioso en el que se encuentra implicado no sólo Jesús, sino también todos los hombres.
 

Para entender esto debemos pasar del concepto al símbolo, o mejor, devolver esa expresión a su expresión simbólica como lo fue en su creación.
 

Su paso del símbolo al concepto y, de éste, al dogma, lo empobreció, unilateralizó y permitió que se lo utilizara en forma opresora.

La realidad es infinita, inagotable.
 

El ser humano se encuentra abierto a esa infinitud. Abierto a ella, pero sin poder nunca agotarla o abarcarla completamente.

Los símbolos expresan esa infinitud, por lo cual son polisémicos. Poseen múltiples, inagotables significaciones.
 

El concepto, en cambio, acota las significaciones de los símbolos.
 

El símbolo transformado en concepto pasa a tener una significación unívoca, presta para ser propuesta como dogma. 


La expresión Hijo de Dios es uno de los símbolos más ricos y profundos de la experiencia religiosa.  En ese nivel, es decir, como símbolo expresa, por una parte que en Jesús de Nazaret, en su práctica y su mensaje se nos presenta Dios.  

En otras palabras, la práctica y el mensaje de Jesús nos hablan de la presencia de Dios.
 Por otra parte, esa elevación del hombre a la divinidad pertenece a todo hombre. Jesús, el Cristo, es una manifestación eximia de la elevación del ser humano.  

Nadie puede saber, conceptualmente, qué significa ser Hijo de Dios. 


Sabemos qué significa ser hijo de un padre y de una madre humanos. 

Transportar esta experiencia a la divinidad sólo puede hacerse de manera simbólica, o, en todo caso, analógica, pero nunca como una verdad que puede afirmarse conceptualmente y, menos, dogmáticamente. 

Pero en una sociedad como la helenista el paso de lo simbólico a lo conceptual era una necesidad. Ello no significa todavía su paso a lo dogmático. Éste se dará no por una necesidad cultural sino política.  

Efectivamente, se hace en el siglo IV cuando las comunidades cristianas conforman la iglesia, una institución ya avanzada en su proceso de jerarquización que negocia con Estado, esto, con el imperio romano los espacios de poder.
 

El símbolo reducido al concepto y éste, al dogma, queda bajo la interpretación de la institución que ha realizado la transmutación.
 Naturalmente que no se puede entender conceptualmente cómo es eso de que un hombre sea al mismo tiempo Dios o Hijo de Dios.  

Se lo impone dogmáticamente y se lo declara un misterio que debe ser aceptado por la fe o adhesión ciega, incomprensible.
 

Efectivamente, la elevación del ser humano a la divinidad, o, en otras palabras, la trascendencia del ser humano es incomprensible para el intelecto, es decir, no se puede traducir conceptualmente.


Pero es plenamente comprensible en el nivel simbólico, únicamente manera de expresar las experiencias más profundas del ser humano. 

¿Alguien puede, acaso, expresar conceptualmente, en forma acabada, la experiencia del amor o la amistad?  Poetas, novelistas y músicos pueden hacerlo de manera mucho más satisfactoria. 

Jesús es el Salvador, no el emperador. Aquí el artículo completo