lunes, 25 de abril de 2011

Mediciones en la Provincia de Buenos Aires, con y sin adhesiones. Scioli no se vería afectado

Por Fernando Cibeira
Daniel Scioli se mantiene, sólido, al frente de los sondeos para la gobernación de la provincia de Buenos Aires, el distrito que representa casi el 40 por ciento del padrón nacional y el único de los más grandes que se votará el mismo día que las presidenciales. La oposición tiene un buen candidato como Francisco de Narváez, el problema es que aún no consiguió un claro alineamiento nacional, algo que podría resultar letal para sus aspiraciones. Pese a las colectoras, Scioli obtiene una ventaja de más de 20 puntos sobre el empresario colombiano.
“Las colectoras no lo perjudicaron, tiene un primer lugar lejano y casi duplica a De Narváez”, confirma Doris Capurro, que esta semana terminó de encuestar la provincia. El último trabajo de Artemio López incluso muestra una diferencia mayor, de 45,1 a 17,6 por ciento. La lista de adhesión al kirchnerismo de Martín Sabbatella suma otro 10 por ciento que parece no restarle al gobernador sino que saca de otros sectores que aún se mantienen en la nebulosa, como el GEN de Margarita Stolbizer –8,3 por ciento– y Proyecto Sur –apenas 1,4 por ciento con Víctor De Gennaro como candidato–.
Esa encuesta de Equis agrega la hipótesis de una nueva lista de adhesión del kirchnerismo con Sergio Massa como candidato que quedaría en segundo lugar, restando aún más a la cosecha de De Narváez. “Scioli está muy bien en el interior bonaerense y está claro que De Narváez necesita un candidato presidencial”, explica Artemio López.
Uno de los datos contundentes de la provincia de Buenos Aires es que allí la presidenta Cristina Kirchner obtendría más del 50 por ciento de los votos, una cifra que prácticamente podría definir la competencia por la Casa Rosada. La candidata más taquillera que puede ofrecer por ahora el radicalismo es Stolbizer, pero su cosecha en general es pobre, casi nula en el populoso segundo cordón del conurbano. De ahí las ganas de muchos dirigentes radicales de apurar un acercamiento con De Narváez. “Lo que el Frente para la Victoria le saca allí, el radicalismo no tiene manera de descontar en el resto del país”, evalúa López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario