domingo, 10 de abril de 2011

EL ALFONSINISMO EXPLORA UN POSIBLE ACUERDO CON FRANCISCO DE NARVAEZ

La idea surgió ante el estancamiento del candidato radical en los sondeos y los coqueteos del socialismo con Proyecto Sur. La alternativa sería que el colombiano se postule a gobernador bonaerense y Margarita Stolbizer a senadora. También buscan sumar a Felipe Solá.

Por Sebastian Abrevaya
Encerrado por el “amesetamiento” que le reportan las encuestas y por los coqueteos del socialista Hermes Binner con el líder de Proyecto Sur, Fernando “Pino” Solanas, el precandidato presidencial de la UCR, Ricardo Alfonsín, decidió alterar su estrategia electoral y comenzar a explorar por lo bajo un acuerdo con el peronista federal Francisco de Narváez. La idea fue analizada en la cumbre del alfonsinismo realizada anteayer en Pilar, que incluye como moneda de cambio un ofrecimiento a la diputada del GEN, Margarita Stolbizer, para que se baje de la candidatura a gobernadora y sea postulante a senadora. Los encargados de encarar las conversaciones son el titular del Comité Nacional, Angel Rozas, y los jefes de los bloques de senadores, Gerardo Morales, y de diputados, Ricardo Gil Lavedra, mandatados por decisión de la Mesa Directiva de la UCR.
El estancamiento del candidato radical profundizó las diferencias hacia adentro del alfonsinismo, que se divide entre los que quieren mantener el esquema de alianzas actual, con el socialismo y el GEN como socios principales, y los que quieren construir un acuerdo más “amplio”. El único límite que encontrarían en el sector conocido como “los generales” del alfonsinismo es el PRO de Mauricio Macri. A los peronistas federales que no se encolumnan con Duhalde o los hermanos Rodríguez Saá nadie les cierra la puerta. Ese debate se produjo en el encuentro de unos quince dirigentes, donde primó la idea de buscar nuevos horizontes, sobre todo en la provincia de Buenos Aires.
“Nosotros queremos un acuerdo con el socialismo, con el GEN y con sectores del PJ Federal en algunas provincias. Con la Coalición Cívica también nos gustaría, pero Lilita Carrió tomó otra decisión”, aseguró Gerardo Morales en declaraciones radiales. La idea del sector es incorporar también al diputado Felipe Solá, relegado de las internas del peronismo disidente.
La realización de un acuerdo no será sencilla. El Partido Socialista y el GEN se manifestaron en contra de cualquier alianza con sectores “conservadores”, pero los radicales aspiran a seducir a Stolbizer con el primer lugar en la lista de senadores y principalmente liberándola de la pelea por la gobernación, que ella resiste públicamente. En ese contexto, la líder del GEN organizó ayer un encuentro con el socialismo y Proyecto Sur, entre los que se encontraba el sindicalista Víctor De Gennaro.
Para poder llevar a la práctica esta idea, el alfonsinismo consiguió alterar los procedimientos internos para establecer la política de alianzas de la UCR. A través de una resolución de la Mesa Directiva de la Convención partidaria firmada por Hipólito Solari Yrigoyen, el alfonsinismo pretende ahora no convocar al plenario y en cambio delegar sus facultades para aprobar los acuerdos con otras fuerzas políticas en la comisión integrada solamente por Rozas, Morales y Gil Lavedra. A esas cuestiones formales se les suman otras en materia de comunicación de Alfonsín, que por ejemplo prescindió de los servicios de su publicista Carlos Baccetti, autor de su slogan “Se lleva en la sangre o no se lleva”.
El otro precandidato, el senador mendocino Ernesto Sanz, sigue llamado a silencio mientras ve cómo se despeja el panorama luego de la deserción de Julio Cobos a la candidatura presidencial. El vicepresidente estaba enojado porque el partido le “cerró la puerta” al designar “candidato orgánico” a Alfonsín. Uno de sus principales cuestionamientos fue la rigidez a la hora de buscar aliados, algo que ahora el alfonsinismo está reconsiderando.
Además, Cobos también se quejó de que no se aprobó el programa de gobierno y que nunca se adecuó la Carta Orgánica a la ley de primarias. “Fijar el marco de alianzas es una función indelegable de la Convención. La debe dirimir en plenario. Además, la comisión que se creó es una burla a cualquier representación de cualquier otra línea interna”, sentencia indignado un importante dirigente de ese cuerpo. “Hacer eso y decir el partido somos no-sotros es lo mismo”, remata sobre el atajo que decidieron tomar los alfonsinistas.
Un grupo de convencionales nacionales analiza la posibilidad de presentar un recurso de amparo con medida cautelar que deje sin efecto la resolución hasta tanto no se resuelva la cuestión de fondo. Lo único que los frena por el momento es la decisión política de no dejar al partido embarrado en conflictos legales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario