jueves, 8 de septiembre de 2011

“El país consolida el ciclo antipobreza más importante”


Desde mi perspectiva, el anuncio de ayer constituye una actualización adecuada a la hora de mantener el poder adquisitivo de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

En efecto, el país consolida el ciclo antipobreza más importante desde la recuperación democrática, lo que nos ubica en niveles de pobreza e indigencia equivalentes a los de 1980.Para darse una idea de los cambios hay que tener en cuenta que la brecha entre el 10% más rico y el 10 más pobre era de 31 veces en 2003, pasó a 24 veces antes de la implementación de la AUH, y se sitúa en 17 veces en la actualidad, la distancia más baja desde 1980. Por otro lado, y en términos de escala, la suba de la AUH motoriza el consumo de alimentos y bebidas. Constituye uno de los mecanismos de aumento de ventas más importantes en los supermercados de las barriadas en el segundo cordón del Conurbano bonaerense. Además, no hay que dejar de lado que la AUH contribuye sensiblemente al aumento de la matrícula escolar y al mejoramiento del control sanitario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario