miércoles, 7 de septiembre de 2011

CFK Y SCIOLI CON MAS INTENCION DE VOTO EN LA PROVINCIA

La fórmula que encabeza la Presidenta obtendría, en el decisivo distrito bonaerense, cuatro puntos más que en las primarias, según una encuesta de OPSM. Scioli revalidaría también con amplitud, con 32 puntos de ventaja sobre De Narváez.

Por Raúl Kollmann

La fórmula Cristina Fernández de Kirchner-Amado Boudou podría obtener en octubre el 57 por ciento de los votos en la provincia de Buenos Aires, cuatro puntos más que en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Por su parte, el gobernador Daniel Scioli revalidaría ampliamente su cargo con casi el 50 por ciento de los votos, sacándole 32 puntos de ventaja a Francisco de Narváez, el postulante de la Unión para el Desarrollo Social (Udeso). En la carrera presidencial, el segundo puesto en territorio bonaerense sería para Hermes Binner y, al menos a priori, Eduardo Duhalde sufriría un serio traspié cayendo al quinto puesto en su propio terruño.

Las conclusiones surgen de la última encuesta realizada por Opinión Pública, Servicios y Mercados (OPSM), la consultora que dirige Enrique Zuleta Puceiro. En total se entrevistaron 600 personas en 26 localidades bonaerenses, incluyendo los tres cordones del conurbano y el interior de la provincia. En el estudio, cuya dirección técnica estuvo a cargo de Gustavo Di Lorenzo, se respetaron las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social.

Como es obvio, las PASO dejaron su huella de cara a las elecciones del 23 de octubre. Por de pronto, la encuesta de OPSM demuestra que las tendencias hacia el oficialismo se reafirman.

En el caso de la Presidenta, se da cierta lógica. CFK suma el 53 por ciento que consiguió en las PASO y una parte de los votos que pierde, por ejemplo, el peronismo disidente: Duhalde bajaría del 13 por ciento al seis. Un fenómeno similar ocurre con Ricardo Alfonsín, a quien se le irían la mitad de los sufragios conseguidos el 14 de agosto. Por supuesto, que Hermes Binner se ubica como el opositor que logra mayor cosecha del decaimiento de las otras figuras que están en la vereda opuesta del oficialismo.

Un dato llamativo es que, de acuerdo con el estudio que encabezó Zuleta Puceiro, el Frente de Izquierda, con Jorge Altamira como candidato, dejaría en el último lugar a Elisa Carrió, lo que prácticamente descarta que la Coalición Cívica pueda conseguir algún cargo en la Legislatura. Por supuesto, todavía faltan 47 días para la elección, pero como se vio en las PASO, el panorama es sombrío para la fuerza que encabeza la chaqueña.

En la disputa por la gobernación bonaerense, Scioli sigue cómodamente al frente, refrendando el 50 por ciento que consiguió hace tres semanas. Francisco de Narváez suma muy levemente y continúa sin poder despegar realmente. Es más, el 50 por ciento de los consultados considera que la alianza entre Alfonsín y De Narváez no debe seguir. La misma parálisis afecta a los demás candidatos a gobernador. Al menos por ahora, Margarita Stolbizer no acompaña en su crecimiento a Binner, Martín Sabbatella sigue en el siete por ciento y lo curioso es que Adolfo Rodríguez Saá, cuya candidatura está objetada por la Justicia, conseguiría el tercer puesto, colocándose detrás de De Narváez con casi el 11 por ciento.

La base de estos buenos números de la encuesta de OPSM son las expectativas hacia el futuro. Sólo un 15 por ciento de los entrevistados dice que la situación de la provincia de Buenos Aires va a empeorar. Del resto, dos tercios creen que las cosas van a mejorar y un tercio piensa que seguirán igual. Esto indica un nivel importante de optimismo, algo que pesa en forma decisiva en las intenciones de voto. Es más, cuando a los encuestados se les pregunta por el papel que deben jugar los opositores, ante casi todas las cuestiones –seguridad, economías, problemas sociales–, los consultores afirman que la oposición debe colaborar, no oponerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario