lunes, 24 de octubre de 2011

Quórum después del "efecto Cristina"

Con el 98,25 por ciento de las mesas escrutadas y un arrasador 53,96 por ciento de los votos a favor, la presidenta reelecta, Cristina Kirchner, logró una ventaja mayor a 37 puntos sobre el candidato por el Frente Amplio Progresista, Hermes Binner -quien obtuvo el 16,87- y se convirtió en la mandataria con más votos desde el regreso de la democracia. El kirchnerismo, junto con sus aliados, contará con mayoría propia en las dos cámaras del Congreso.

Pidiendo el corte de boleta a favor de la Presidenta, el riojano Carlos Menem fue la gran sorpresa en la renovación de un tercio de la Cámara alta al alzarse con las dos bancas de senadores por la mayoría, relegando al oficialista Frente para la Victoria Riojano. Aunque se descuenta que su compañera de fórmula, Hilda Aguirre de Soria, actual diputada nacional por el FpV, se alinearía con el bloque oficialista. Por lo tanto, el FpV tendría 32 senadores propios y sumados los aliados más cercanos alcanzaría los 37 necesarios (sobre 72 senadores) para el quórum propio que le permita abrir las sesiones en el recinto.

De esta manera, el kirchnerismo logró los resultados que había obtenido en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 14 de agosto, con lo que consiguió retener las dos bancas por la mayoría que arriesgaba en las provincias de Buenos Aires, San Juan, Jujuy, Santa Cruz y Formosa, donde también recuperó la banca de la senadora Adriana Bertolozi de Bogado, que había renunciado al bloque K para alinearse con la oposición.

En este marco, el bloque del Frente para la Victoria estaría constituido por 32 senadores propios y sumados a sus cinco aliados más cercanos –los fueguinos de Nuevo Encuentro (2), el neuquino MPN (1), la santafesina Roxana Latorre y la rionegrina María Bongiorno– alcanzaría los 37 necesarios para el quórum propio. Lo que le permitiría, tras el recambio legislativo de diciembre, recuperar el control de la Cámara alta y de sus comisiones legislativas, ahora en manos del variopinto conglomerado de la oposición.

Por su parte, la peronista anti K y esposa del ex mandamás del PJ bonaerense, Hilda “Chiche” González de Duhalde, perdió su banca de senadora por Buenos Aires, por la que anoche peleaban palmo a palmo Jaime Linares, por el Frente Amplio Progresista, y José “Pepe” Scioli, el candidato de alianza entre el radical Ricardo Alfonsín y el empresario Francisco de Narváez.

1 comentario: