jueves, 20 de octubre de 2011

"No soy neutral, siempre voy a estar del lado de la inclusión social"

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner convocó a todos los sectores a trabajar por “una Argentina diferente”, con “más libertad, más democracia, más derechos humanos y más pluralidad”, y a lograr la "unidad nacional que nos fue negada en nuestros 200 años de historia".

"Yo no soy neutral, yo voy a estar siempre del lado del combate contra la desigualdad, por más libertad, más democracia, más derechos humanos, más pluralidad, por esa Argentina que hemos logrado construir con tanto esfuerzo y por la que él (por el ex presidente Néstor Kirchner) dio su vida", afirmó.

La jefa del estado lo expresó esta noche al hablar en el acto con el que el Frente para la Victoria (FpV), cerró su campaña electoral para los comicios presidenciales del domingo próximo, y que tuvo lugar en el Teatro Coliseo de esta capital.

Ante un recinto colmado por funcionarios, candidatos y militantes -muchos de los cuales siguieron el discurso desde el exterior del teatro-, la Presidenta y candidata a la reelección pasó revista a aspectos de su Gobierno y delineó los aspectos principales de sus propuestas.



Cristina sostuvo que la construcción de un país con inclusión social es un objetivo que "Se lo merecen los 40 millones de argentinos, se lo merecen los que ya no están, se lo merece él y se lo merece nuestra propia historia. Fuerza argentina, Vamos por más patria, por más libertad y por más igualdad, recalcó ante la ovación de la concurrencia.


Explicó en otro tramo de su mensaje, dirigiéndose "a todos los dirigentes de mi país", enfatizó que "esta convocatoria a trabajar por una Argentina diferente es el punto de unidad para superar diferencias sin perder la identidad".

"Nadie pierde su identidad si colabora y coopera con lo que la sociedad democráticamente elige para construir un país mejor y una sociedad con mayor solidaridad con mayor inclusión y solidaridad y pluralidad".

En ese sentido pidió "a todos los hombres y mujeres que tienen responsabilidades institucionales y que se sienten identificados con este proyecto que comenzó el 25 de mayo de 2003, que dejemos de lado cuestiones menores", y que "actuemos con mayor inteligencia".

Para graficar su afirmación relató: "Hoy leí una frase que me impacto, del mayo francés, y que definía a los tontos como aquellos que cuando alguien con el dedo señala la luna, miran el dedo. No miremos más el dedo, miremos la luna que es lo importante", enfatizó.

"Se que faltan cosas", advirtió, y manifestó que "necesitamos construir más escuelas, pese a que hemos construido más de 1.200, Necesitamos más viviendas más allá de que hemos dado soluciones habitacionales a más de 800.000 hogares argentinos".

Reseñó que "también necesitamos más megavatios para seguir creciendo, a pesar de que hemos sumado 8.100 megavatios más a los que ya teníamos. Necesitamos más hospitales más rutas, más fábricas y por eso tenemos que seguir trabajando".

La jefa del Estado dijo que el objetivo del proyecto que encabeza es "que haya más trabajo argentino, queremos más industria argentina, y queremos también agregarle más valor a esta producción de nuestro país que se ha convertido en la más competitiva del mundo".

Más adelante señaló que los argentinos "afortunadamente hemos superado etapas y yo estoy dispuesta a desarrollar todas las políticas que ayuden al desarrollo y al crecimiento de los 40 millones de argentinos".

Seguidamente añadió que "no guardo rencores a nadie", y agregó que "las cosas que me han pasado me obligan a abrirme cada vez más, a tender la mano y a ayudar a que la gente se entienda y a que donde haya diferencias superarlas hablando, debatiendo".

"Sé que no es fácil -advirtió-, porque hay intereses obviamente por sectores, pero lo importante es que cada uno de esos sectores, comprenda que esta argentina es Presidenta de los 40 millones y tiene que articular los intereses de los 40 millones".

"Eso sí -recalcó-, que también tengan claro que siempre será con políticas de inclusión social y de defensa de los sectores más vulnerables".

La jefa del Estado dijo que "ésta también es una convocatoria a todos, a esa unidad nacional que siempre nos fue negada en nuestros 200 años de historia, y que fue una de las claves del fracaso argentino".

Ante los aplausos de los asistentes, Cristina recalcó que "somos orgullosamente suramericanos", y que "somos gente de la UNASUR", y expresó que para la región "la clave es que si logramos una integración inteligente podemos ser protagonistas del siglo XXI".


Protagonistas de historias reales dieron marco al cierre de campaña del Frente para la Victoria

El cierre de campaña del Frente para la Victoria, encabezado esta noche por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, tuvo como hecho destacado la presencia en el escenario de diversos protagonistas de publicidades televisivas que, con sus historias reales, dieron marco a las políticas públicas impulsadas por la mandataria.

Los organizadores dispusieron que más allá de la presencia de la jefa del Estado y de su compañero de fórmula, el ministro de Economía Amado Boudou, las historia reales de una nieta recuperada, como Victoria Montenegro, o de un deportista como Brian Toledo, tuvieran un protagonismo destacado.

"Quiero agradecerles a cada una de estas mujeres y jóvenes que están acompañándome y que quisieron colaborar para demostrar que hay otro país, un pais diferente, un país real", expresó la Presidenta.

Luego y ante sucesivas ovaciones del público, Cristina fue recordando la historia de cada uno de ellos. "A Brian (Toledo) que está en los Panamericanos representándonos, lo conocí cuando le entregué la bandera para su primera competencia", señaló.

Dirigiéndose al obrero de un astillero, expresó que "a Atilio al que conocí cuando fuimos a poner en marcha el submarino y la goleta", y al empresario Pyme "Jorge, que se aguantó la mala con los termos y hoy exportamos termos a todos le mundo".

Luego reparó en la científica repatriada de alemania, Cecilia, una de las 800 que retornaron al país debido a las políticas en ese sentido impulsadas a través del Ministerio de ciencia y Tecnología.

"A Cecilia la conocí junto a Lino (Barañao) en Berlín en el año 2009, cuando fui a dar una charla y ahí estaba ella y me dijo que quería volver al país con su esposo alemán", y de inmediato se permitió bromear: "¿te trajiste al alemán también, no?".

El repaso de historias tuvo uno de sus puntos emotivos en Victoria Montenegro, hija de desaparecidos y nieta recuperada. "A Vicky la dejé para lo último porque la conocí un día muy especial. El 25 de febrero de 2010 en el último cumpleaños de él", dijo aludiendo a Néstor Kirchner.

Recordó que conoció a la joven en una reunión en Olivos y que su historia "fue uno de los relatos más impresionantes que escuché en mi vida, sobre todo porque cuando le pregunté si odiaba a quien le había hecho eso me dijo `no yo no puedo odiar`".

También estuvieron Ilda, la mujer que logró jubilarse pese a haber trabajado años en negro; Ramiro, el desarrollador de software; y Jesica, cuya familia "dejó de vivir de prestado" y consiguió el sueño de la vivienda propia.

Estos personajes alcanzados por las políticas públicas fueron los que participaron de los spots de la campaña, y fueron ovacionados al subir uno por uno al escenario, presentados con sus historias por la locutora oficial, por la concurrencia que colmó las instalaciones del teatro.

Antes del discurso de Cristina, los spots fueron pasando uno a uno en pantalla gigante.

Entre esas historias, apareció el spot de "él" como llama la Presidenta en sus discursos al ex presidente Néstor Kirchner, y toda la sala se puso de pie y le rindió homenaje con un emotivo y prolongado aplauso.

Entremezclado con los protagonistas de los spots en el escenario, se econtraba el ministro Boudou, quien fue muy aplaudido por los militantes, y fue elogiado varias veces por la Presidenta durante su mensaje.

Cristina se refirió a "Amado" como "la fuerza de la alegría y del trabajo, como candidato y como Ministro de Economía" y como "quien nos va a permitir a todos los argentinos tener mayor institucionalidad, pero en serio, no sólo en los discursos".

Esta vez, Boudou no pronunció discurso alguno, pero recibió el reconocimiento de la tribuna joven que colmaba los tres pisos del Coliseo. Se vio a un ministro emocionado y, fiel a su estilo de campaña, no pudo evitar cantar la canción de rock elegida para el cierre del acto, cuya autoría pertenece a Fito Páez.

Los jóvenes de la agrupación la Cámpora, coparon todo el primer piso. El secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli fue el primero en llegar.

Otra agrupación de peso que se instaló en el segundo piso fue la Kolina, cuyo máximo referente es la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, entre tantas otras.

Nadie quiso faltar a la cita. Funcionarios del gobierno nacional, gobernadores, militantes y periodistas, comenzaron a llegar desde dos a tres horas antes del inicio del acto, para poder ocupar un lugar dentro del teatro.

Entre los primeros, se vio llegar a los funcionarios del INDEC, Ana María Edwin y Norberto Itzcovitch, que fueron acompañados por la representante del Estado en el directorio de Papel Prensa, Beatriz Paglieri.

En la previa y en primera fila, se lo pudo ver a Hugo Moyano charlando entretenidamente con el ministro de Planificación, Julio de Vido. Al lado, se encontraban el jefe de Gabinete Aníbal Fernández junto al gobernador formoseño Gildo Insfrán.

La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, así como Gobernador de la provincia de Buenos Aires -y candidato a la reelección-, Daniel Scioli, también estuvieron en primera fila.

Completaron los primeros lugares Ofelia, la madre de Cristina, y Máximo y Florencia. Detrás de los hijos de la Presidenta se ubicó la novia del candidato a vicepresidente, Agustina Kampfer.

En tanto, el secretario de Comunicación Püblica, Juan Manuel Abal Medina, y el candidato a vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, se contaron entre los que pudieron verse cerca del escenario.

Se escucharon estrofas como "somos soldados de Perón, queremos la liberación"; "Cristina, Amado, el pueblo liberado", y "Llora, llora, llora la derecha, Néstor no se murió, les vamos a demostrar, que volvemos a ganar, gorilas no vuelven más".

En segundas y terceras filas se vio a la titular del Banco Central, Mercedes Marco del Pont, en charla distendida con las ministra de Industria, Débora Giorgi, y de Seguridad, Nilda Garré.

El viceministro de Economía y candidato a diputado nacional por la Capital, Roberto Feletti, el presidente del Banco Nación, Juan Carlos Fábrega, el titular de la Anses, Diego Bossio, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, fueron de los tantos funcionarios que no se quisieron perder el cierre de la campaña.

Afuera, el acto se transformó luego en una fiesta popular, con cantos, baile y murgas que trajeron las distintas agrupaciones kirchneristas.


Boudou: "La presencia de Cristina asegura una Argentina de crecimiento"

El ministro de Economía y candidato a vicepresidente por el Frente para la Victoria, Amado Boudou sostuvo hoy que "la presencia de Cristina (Fernández de Kirchner) asegura una Argentina de crecimiento, de políticas públicas para 40 millones y con lugar para todos".

Tras el acto realizado en el teatro Coliseo donde el Frente para la Victoria cerró su campaña electoral, Boudou dijo a Télam que el discurso de la Presidenta "tuvo una fuerte emotividad, que tiene que ver con los hechos concretos y la razón".

"Mantengo la emoción y la emotividad intacta para redoblar el esfuerzo y apoyar el deseo del pueblo, que es la continuidad de Cristina", afirmó.

Agregó que "estábamos acostumbrados a gobiernos que miraban para el lado de los corporaciones y de los grandes grupos e inclusive para sectores extranjeros, pero por fortuna eso ha quedado en el pasado".

Además, en declaraciones a la prensa, dijo que "Cristina sabe que puede depositar su confianza en mí, marcamos una gran diferencia con el pasado de la política".

"Vislumbro un período con mucho crecimiento, con mucha inclusión social, con mucha industria nacional; en definitiva manteniendo los ejes del proyecto político inclusivo y popular", remarcó.

Agregó que "por primera vez en nuestra historia tenemos un gobierno que resurge de una crisis y además crece de manera sostenida; mientras en Europa piensan que van a hacer la semana que viene, nosotros estamos pensando a 20 años, esa es una gran diferencia"

"No será la gestión que viene a partir de diciembre, será la que viene siendo apuntando a una fuerte inclusión con los países de la región y a la relación estratégica con Brasil", afirmó.

Por otra parte, Boudou, al visitar esta mañana la ciudad de Vicente López destacó la importancia de las elecciones del próximo domingo y señaló que "por primera vez se dará la posibilidad de que un proyecto nacional y popular inicie un tercer mandato con el triunfo de Cristina Fernández de Kirchner en las urnas".

"Esto asegura a todos los argentinos la continuidad de un proyecto de país, de un modelo que cuida el trabajo, que cuida la salud, que cuida la seguridad", remarcó.

Boudou aseguró también que el proyecto encabezado por la Presidenta “necesita también asegurar proyectos políticos locales para que las políticas públicas nacionales lleguen al conjunto de los argentinos”.

“Esa seguridad en Vicente López se llama Enrique `el Japonés´ García”, aseveró el ministro al expresarle este mediodía, con su visita, un respaldo político al intendente de este partido del norte bonaerense, que el domingo competirá en las urnas por un nuevo mandato.

Luego, Boudou y García iniciaron una caminata por el centro de Olivos, donde recibieron el saludo de vecinos, comerciantes y militantes.

El ministro de Economía llegó a la intendencia de Vicente López acompañado por el titular del Anses, Diego Bossio, y por las diputadas Diana Conti y Silvia Vázquez.

“Esta no es una visita más sino que tiene un fuerte tono político”, aseveró Boudou, quien planteó que “no es momento para encandilarse con las luces del centro”, y pidió que los vecinos no dejen que “esas luces tapen la construcción desde el barrio”.

Por otro lado, afirmó que desde que la gestión del ex presidente Néstor Kirchner, la política fue “revalorizada” y, lejos del ‘que se vayan todos’ que signó la crisis del 2001, hoy la gente quiere que “los políticos se queden”.

“Y nosotros queremos que te quedes, Japonés, porque sabemos que formás parte del equipo político de la presidenta de corazón y que siempre estuviste ahí, aun en los momentos difíciles”, dijo.

El ministro visitará mañana a las 9 la sede del rectorado de la Universidad Nacional del Oeste, ubicada en Belgrano 369 de San Antonio de Padua donde se reunirá con las autoridades, profesores y alumnos, en tanto que mantendrá un contacto con la prensa a las 10.30 en la confitería de esa casa de estudios.

En tanto, a las 13 estará en Rosario junto a candidatos a diputados; a las 15 visitará Pergamino y a las 19 llegará a Neuquén.

Télam

No hay comentarios:

Publicar un comentario