jueves, 18 de julio de 2013

Cacho El Kadri

Envar Cacho El Kadri fue uno de los símbolos de la militancia popular desde antes de los 60.
Nació en Río Cuarto el 1ro de mayo de 1941. Los bombardeos a la Plaza de Mayo, los fusilamientos de José León Suárez y la proscripción del peronismo lo marcaron fuego. Tenía solo 16 años de edad cuando con un puñado de compañeros fundó Juventud Peronista. Al principio, las acciones consistían en juntarse en la calle Florida y colgar algún retrato de Perón y de Evita, y desafiando el decreto-ley 4161 que prohibía nombrarlos en público, gritaban consignas en su favor y cantaban la marcha peronista.
Luego organizaron en todo el país en el Monumento de la Juventud Peronista, que luego originaría a las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP), intentando en 1968 realizar un foco guerrillero en Tucumán, que no se pudo concretar al ser descubiertos por el ejército y encarcelados. Fue preso político entre los años 60-63, 68-73 y exiliado a partir del 75 en Francia, desde donde denunció internacionalmente los crímenes de la Dictadura Militar. Con el retorno de la democracia se dedicó a temas culturales, adoptando como oficios la producción cinematográfica y la dirección de un sello discográfico, pero siempre intentando aportar a la reconstrucción del Movimiento Nacional y Popular.
No se calzaba el traje de militante para hablar en un acto o tener una discusión política, la militancia de Cacho era la vida misma.
Sabía que bastaba identificarse con la lucha del pueblo y que sólo –hay que sentir como propia cualquier injusticia que se cometa contra cualquiera en cualquier parte del mundo-, haciendo suya con total autoridad la frase del Che.
Con esa premisa buscó hasta el final «cavar la propia trinchera donde luchar».
El 19 de Julio del 98 –y justo era el Día del Amigo- ese corazón grande dijo basta, tenía 57 años cargados de lucha, solidaridad y ternura. Fue en la ciudad de Tilcara, Provincia de Jujuy.
Sus restos descansan en el cementerio islámico con tierra que él mismo había traído del Líbano, el lugar de sus antepasados.
Su memoria está siempre presente. Su nombre ya es bandera..


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada