jueves, 10 de enero de 2013

Intolerante indignado

Por Carlos Rodríguez

Desde Mar del Plata

“Que vergüenza, mirá lo que es esto.” Con la espalda sobre el cerco que separa de la ruta pública a uno de los balnearios privados de Playa Grande, un chico de apenas 19 años estaba indignado por la presencia de los militantes de La Cámpora y del Movimiento Evita.

–¿Por qué te da vergüenza, si nadie está haciendo nada malo?

–Esto es una playa, no tienen que venir a hacer política con nosotros. Quiénes se creen que son estos tipos, que los vamos a votar porque vienen y nos llenan la playa de ruido.

–¿No te parece que ellos tienen el mismo derecho que vos de estar en la playa y de expresar lo que tienen ganas de expresar, y que eso no significa que vos tengas que votarlos o militar con ellos?

–Y a mí qué me importa lo que ellos quieran. Se tienen que ir de la playa, estos negros de mierda no pueden estar acá.

–¿No te parece que estás exagerando y que la tuya sí es una actitud que puede generar vergüenza?

–Por qué no te vas a la mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario