miércoles, 9 de enero de 2013

"Hoy más que nunca patria sí, colonia no"


Tras reivindicar la firme postura argentina ante los fondos buitre, la Presidenta aseguró que encabeza "un Gobierno acostumbrado a presiones externas, internas y hasta subterráneas", pero dejó en claro que "vamos a resistir cualquier extorsión", y advirtió que "con extorsión van a lograr nada".

Cristina lo expresó esta tarde en Mar del Plata, al encabezar el acto de regreso de la Fragata, donde agregó que "Argentina una vez más sufre los ataques de fondos buitre y de otros que nos amenazan desde 12.000 kilómetros con colonizar nuestras islas; y a ellos les decimos que hoy tenemos ante nosotros una verdadera lección histórica".


El acto fue seguido por una multitud de personas que se agolpó frente al puerto para seguir las alternativas de la llegada del buque escuela de la Armada, retenido ilegalmente en Ghana durante 77 días, por un pedido de embargo presentado por un fondo buitre.


Unas 200.000 personas se concentraron frente a la base naval del puerto de Mar del Plata, en tanto que unas 500.000 personas se apostaron a lo largo de la costa marplatense para seguir su trayectoria hasta ingresar al puerto local.


Estuvieron todos los integrantes del gabinete nacional, gobernadores y dirigentes políticos, sociales y derechos humanos; como así también el ministro de Defensa de Uruguay, Eleuterio Fernández Huidobro, en tanto que no asistió nadie de la oposición pese a estar invitados.


"Señores oficiales y suboficiales de la Fragata Libertad, bienvenidos a la Patria", dijo Cristina en el inicio de su discurso, y expresó que todos los argentinos "les reconocen la defensa digna que hicieron de nuestra embarcación insigne".


Luego, la Presidenta remarcó que "cuando muchos o tal vez no tantos, pero si poderosos y de repercusión mediática, pedían que nos entregáramos, que le pagáramos a los fondos buitre, nuestro Gobierno hizo gala de respetar un legado histórico, que nos dejó un hombre cuando nos dijo que no pensaba dejar sus principios en la puerta de la Casa de Gobierno", refiriéndose a Néstor Kirchner.


La jefa de Estado dijo que "paradójicamente muchos de los que por ahí decían que teníamos  que arrodillarnos eran los que habían endeudado a la Argentina".


"Estos fondos buitre no aparecen por casualidad. Hay una historia de muchas décadas en la República Argentina. Una historia de un endeudamiento feroz que operó sobre la desindustrialización, desocupación y el hambre del pueblo", describió.
 En este marco, Cristina sostuvo que cuando la Fragata Libertad fue retenida ilegalmente en Ghana, por un embargo de un fondo buitre, "allá había buitres, acá algunos caranchos, nosotros no escuchamos a ninguno, escuchamos a  nuestro pueblo que reclamaba respeto y dignidad".

Cristina recordó que "desde la primera reestructuración de la deuda en 2005, venimos haciendo honor a esa deuda con nuestro propio trabajo y esfuerzo".

"A partir de 2005 con la primera reestructuración que inició Néstor (Kirchner) con apenas el 22 por ciento de los votos y luego continué en 2010, la Argentina ha contemplado y dado oportunidad de reestructurar su deuda al 93 por ciento de sus acreedores".

La jefa de Estado agregó que la restructuración de la deuda pública permitió también la restructuración de la deuda en 16 provincias por "64.800 millones de pesos".

"La industrialización del país permitió generar más de 5 millones de puestos de trabajo la incorporación de más de 2 millones y medio de jubilados y volver a tener movilidad jubilatoria dos veces al año", subrayó.

La Presidenta calificó de "depredadores sociales globales" a los fondos buitre que pretendieron embargar la fragata Libertad en Ghana, y que chocaron luego con la decisión favorable a la Argentina del Tribunal Internacional del Mar que ordeno su inmediata liberación.

"Muchos se están dando cuenta -remarcó Cristina- de que es necesario tomar una posición firme y seria frente a estos depredadores sociales globales, en defensa del bienestar de los pueblos y la subsistencia de los estados".

En esa línea, enfatizó que "somos un Gobierno acostumbrado a presiones externas, internas y hasta subterráneas" y dejó en claro que "vamos a resistir cualquier extorsión".

Apuntó que la defensa del buque escuela de la Armada Argentina fue hecha con medidas que "estaban además acompañadas por el derecho internacional, por los tratados firmados y por todo el orden jurídico global".

Cristina hizo mención a la presencia del ministro de Defensa uruguayo y elogió también al almirante Guillermo Brown, "el padre de la armada nacional, héroe naval cuando fue a defender al pueblo uruguayo".

También resaltó al general José de San Martín y recordó su frase: "Cuando no tengamos nada, pelearemos en pelotas como nuestros hermanos los indios".

Ponderó además la actitud del general Manuel Belgrano cuando "ordenó el éxodo jujeño y dar las batallas de Salta y Tucumán".

"Esos son los ejemplos de templanza, de responsabilidad y de coraje que hay que tener", insistió la jefa de Estado.
"Qué lindo sería quedar bien con todos y no tomar ningún riesgo, ninguna responsabilidad; qué lindo sería hablar solamente de los colores, me encantaría, pero cuando uno gobierna un país y gobierna para los 40 millones, aún para los que no están de acuerdo, tiene que tomar decisiones todos los días", agregó.

En el final de su discurso, Cristina apuntó: "Yo no miento, no engaño", prometió "seguir luchando siempre desde cualquier lugar por la felicidad" y finalizó con un "Viva la patria".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada