viernes, 17 de septiembre de 2010

encuesta realizada por la consultora Ricardo Rouvier y Asociados


Por Raúl Kollmann

Néstor Kirchner prácticamente duplica a Ricardo Alfonsín en la intención de voto para presidente. El ex mandatario –con los indecisos y los votos nulos todavía no asignados– queda a cuatro puntos de ganar en primera vuelta, ya que conseguiría el 40 por ciento de los sufragios, sin que ningún otro candidato supere el 30. Por otra parte, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sigue recuperando su imagen y ya tiene hoy mayores niveles de imagen positiva que de negativa, algo que arrastró prácticamente en los últimos dos años.

Las conclusiones surgen de una encuesta realizada por la consultora Ricardo Rouvier y Asociados. En total se entrevistaron 1400 personas de todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo, nivel económico-social y lugar de residencia.

“Es parte de la evolución de los últimos tiempos –señaló Rouvier–. Al voto Kirchner le ayuda mucho la falta de definición del campo opositor, su gran dispersión. Y percibo que hay más voto definido por el ex presidente que antes. En nuestras encuestas, sumamos el que dice que está seguro de que va a votar a tal candidato, el que dice que es probable que lo vote y el que se muestra dudoso, pero tiene cierta tendencia hacia ese candidato. Nosotros vemos que además de que la intención de voto está, sumando las distintas escalas, en un 36 por ciento, hay más afirmación que antes. A esto se agrega ahora el episodio de la salud. Está analizado en casos anteriores, como el de Raúl Alfonsín, que algún problema de salud termina humanizando más al candidato y le suma un pequeño porcentaje.”

La realidad es que la mayoría de los sondeos, incluyendo los de algunas consultoras que trabajan para Francisco de Narváez o que no tienen ninguna relación con el oficialismo, señalan que existe una recuperación de la intención de voto de Kirchner y un alza en la imagen de la Presidenta. Es obvio que todavía falta un año para los comicios y que el ex presidente tiene la ventaja de ser el único candidato realmente instalado. En el radicalismo no está claro si el postulante será Julio Cobos o Ricardo Alfonsín, en el Peronismo Federal tampoco asoma nítido el candidato y el ciudadano común no tiene claro si Mauricio Macri, Eduardo Duhalde o Elisa Carrió estarán finalmente en la grilla de partida. Fernando “Pino” Solanas parece más instalado, pero tampoco se sabe –al menos a nivel masivo– si será candidato a presidente o a jefe de Gobierno porteño.

“Como en todas las encuestas que se conocen, la imagen de la Presidenta mejoró muchísimo en los últimos meses –agrega Rouvier–. Por la Asignación Universal por Hijo, las computadoras para los chicos, el aumento a los jubilados. Pero más que por hechos puntuales, existe una sensación de que el Gobierno gobierna, que hace cosas. Y esto contrasta con lo que ocurre con la oposición, que parece anodina y sin concreciones.”

En la mayoría de los trabajos de las consultoras, ni Carrió ni Duhalde tienen intenciones de voto importantes. Parece obvio que el PJ disidente levantará su performance cuando defina un candidato, porque tiene inserción en varias provincias. Más complicado es el panorama para Carrió, entre otras cosas porque el nuevo sistema electoral obliga a conseguir 400 mil votos en la interna del 14 de agosto de 2011 para aspirar a la candidatura presidencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario