martes, 4 de marzo de 2014

"Se está recuperando la industria ferroviaria" Entrevista a Sergio Sasia

Sergio Sasia
Secretario General de la Unión Ferroviaria

Sergio Sasia es el secretario general de la Unión Ferroviaria, gremio que ocupa un lugar sensible en medio de la estrategia oficial de recuperar, aunque sea de forma gradual, el ruinoso estado del transporte ferroviario de cargas y pasajeros. Durante una entrevista con Tiempo Argentino, el dirigente defendió los últimos anuncios de inversiones en infraestructura ferroviaria, dijo que por primera vez en cincuenta años entran formaciones nuevas y descalificó a sectores de la oposición que hablan de "maquillaje", si bien advirtió que los cambios de fondo llevarán tiempo.
 
Alineado con la CGT de Antonio Caló, aseguró que a la hora de discutir paritarias "no se puede negar" el aumento de precios de los últimos meses, aunque indicó que la negociación no tiene "piso ni techo". "Las paritarias son libres, por eso desde la CGT en que estamos nosotros tampoco se ha planteado decir: ‘se negocia de esta manera’. Los sindicatos somos independientes en ese sentido, siempre negociamos sin piso ni techo, como lo estamos haciendo ahora, cada uno con un contexto que cree el más conveniente para el sector", afirmó. La unidad de la CGT, lejos por ahora.
 
–Esta semana arrancó la paritaria de los trabajadores ferroviarios. ¿Cuál ha sido el pedido salarial?
 
–Los cuatro gremios ferroviarios (La Fraternidad, Señaleros y Personal de Dirección, además de la UF) hemos planteado una suma no remunerativa hasta el 31 de mayo, es decir, por los meses de marzo, abril y mayo, que dependiendo de las categorías va desde $ 1100 a $ 2200 por mes, más o mes. No es una negociación como han encarado otros sindicatos, que negocian una suma total dividida en meses, nosotros pedimos por mes esa cifra directamente. Después retomaremos las negociaciones finales a mediados de mayo. La propuesta nuestra, al igual que el año pasado y el anterior, es que nosotros firmamos el acuerdo siempre y cuando se firme para las dos modalidades de transporte, tanto como pasajeros como cargas.
 
–¿No había posibilidad de llegar a un acuerdo definitivo ahora, en lugar de esperar hasta fines de mayo?
 
–El acuerdo lo vamos a alcanzar en mayo, salvo que antes ambas partes podamos juntarnos para analizar un porcentual que sea abarcativo para todo el año. Este es el mismo esquema que hemos hecho en 2012, en 2013 negociamos un 23% de punta a punta. Hasta ahora hemos siempre negociado convenios anuales. Ahora estamos tratando de cerrar por tres meses una suma remunerativa a cuenta, también tratando de negociar los viáticos, para después sí en mayo cerrar la paritaria definitiva porcentual. 
 
–A nivel general, ¿qué diferencias percibe con las paritarias de los últimos años?
 
–Nadie puede negar el impacto que hubo en la economía con el aumento de precios, politizado o no. Pero en realidad uno encara la negociación de la misma manera que la hemos encarado durante estos años, no limitados en nada, ni de las empresas ni del gobierno. Cada uno tiene sus posiciones, pero creo que vamos a llegar a un entendimiento, creemos y queremos que sea en el corto plazo.
 
–¿Qué porcentaje van a pedir en mayo?
 
–No, es muy aventurado. Aparte, la conformación del salario nuestro no pasa sólo por el básico, están los viáticos, distintas bonificaciones que conforman el salario. Son varias "barras" que van ligadas algunas al básica, otras a la especialidad, con lo cual después impacta los porcentajes en el salario de una u otra manera. Hoy el piso de un trabajador de la Unión Ferroviaria está en $6700, el básico sólo, después le sumás viáticos y algún otro concepto dependiendo de la especialidad de la tarea. 
 
–En los últimos días surgieron algunas voces, particularmente del Frente Renovador, que hablaban de suspender la discusión paritaria.
 
–Nosotros estamos en la línea de Caló, compartimos lo que dijo en su momento: acá no tiene que haber suspensión de paritarias, al contrario. Lo que se pudo lograr a través de este gobierno, con la implantación de la negociación paritaria, la revisión de los convenios colectivos de trabajo, no podemos en este caso dilapidar eso. Las paritarias son libres, por eso desde la CGT que estamos nosotros tampoco se ha planteado decir: 'se negocia de esta manera’. Los sindicatos somos independientes en ese sentido, siempre negociamos sin piso ni techo, como lo estamos haciendo ahora, cada uno con un contexto que cree el más conveniente para el sector. 
 
–Aumentó la inversión en infraestructura ferroviaria y en la última semana comenzaron a llegar formaciones importadas. Para el gobierno son cambios estructurales, para la oposición mero maquillaje. ¿Cuál es la percepción desde el gremio?
 
–Nosotros lo venimos diciendo desde hace un tiempo, principalmente desde la asunción del ministro Randazzo, que realmente el gobierno ha tomado como un eje principal la recuperación del sistema ferroviario integral. Lógicamente, esto se tiene que hacer progresivamente, de forma ordenada, se devastó muchísimo en la década de los noventa y los resultados no los vas a ver de un día para el otro. Participamos del acto donde se presentó la primera formación que llegó para el Sarmiento, también estuvimos cuando llegaron las formaciones nuevas para el San Martín. Es la primera vez en más de 50 años que ingresa material 0 kilómetro a la Argentina y lógicamente que eso nosotros lo vamos a acompañar, y estamos convencidos de que esa es la línea. No es maquillaje, al contrario, se puede percibir y palpar realmente que está ingresando material 0 kilómetro al sistema ferroviario, como así también se está recuperando la infraestructura, pero es difícil, no se hace de un día para el otro. No sólo por el tiempo que emana esto, sino porque para hacer una reparación integral de lo que es la infraestructura en el tiempo más corto tenés que parar los servicios. En un ferrocarril de carga lo podés hacer, pero en uno metropolitano, que transporta millones de personas por día no lo podés hacer. El ferrocarril tiene que volver a ser la columna vertebral del sistema de transporte de la Argentina.
 
–Omar Maturano, de La Fraternidad (maquinistas), tuvo cortocircuitos importantes con Florencio Randazzo y en el último tiempo se acercó al sector opositor que encabeza Moyano. ¿Cómo repercute esto al interior de la Federación Ferroviaria? 
 
–No soy de opinar de los otros dirigentes sindicales en este sentido. La relación que tiene la UF con el ministro Randazzo y el gobierno son de diálogo, buenas. Tenemos la posibilidad de participar y analizar cómo se está proyectando la recuperación del sistema ferroviario. Tenemos la posibilidad de poner nuestro aporte desde la capacitación. Han ido instructores nuestros a China para capacitarse y volcar ese conocimiento a todos los trabajadores, son cosas importantes.
 
CGT: más lejos de la unidad
 
–¿Puede haber algún intento de unidad en el corto plazo?
 
–La unidad del movimiento obrero es necesaria por todo lo que significa, estar todos los sindicatos juntos es importante, lo venimos pregonando hace tiempo. Después se decidirá cuándo es el momento, nosotros aportaremos desde lo que nos toca representar y lo que representa la Unión Ferroviaria a esto. No te puedo decir que va a ser hoy, mañana, dentro de un tiempo. Hay que armar una mesa de diálogo en serio, en la cual se debatan todas las cosas seriamente y que realmente no se politicen como viene haciendo en algunos casos estos temas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada