domingo, 9 de marzo de 2014

Algunos nombres


El oficialismo tendrá que dirimir por internas si el candidato presidencial es alguien que sea una expresión que dé continuidad al kirchnerismo o esté más unido a la tradición peronista. A su vez, el espacio del peronismo opositor tendrá que decidir si aspira a buscar un puente con el Partido Justicialista. Concretamente, aunque Daniel Scioli lidera la imagen positiva no es visto como un candidato propio por muchos seguidores de Cristina. Algunos ya se largaron al ruedo, como Florencio Randazzo, Julián Domínguez, Sergio Urribarri o Aníbal Fernández. El propio jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, es parte de los posibles precandidatos cercanos a Cristina. Con una visión peronista conservadora, pero aliada al kirchnerismo, se postula el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. La cuestión es que, de cara a una interna abierta nacional, no parece haber más nombres. A su vez, para que un aspirante del oficialismo tenga chances serias debe partir de un piso alto. Hasta el momento, Daniel Scioli es quien está mejor posicionado. El tiempo dirá si algún otro precandidato suma aliados y simpatías populares como para disputar la interna a nivel nacional con el gobernador bonaerense.
En el peronismo opositor, la pregunta es si Sergio Massa buscará aliarse con alguno de los referentes del peronismo que está dentro del Partido Justicialista o se conformará con lo que logró en la provincia de Buenos Aires a través del Frente Renovador. Así como el peronismo y el kirchnerismo se expresan a través del Frente para la Victoria y el Partido Justicialista, el espacio de Massa todavía no tiene un armado nacional, ni como fuerza partidaria ni como alianza electoral. Parece, por el momento, una fuerza basada fundamentalmente en la imagen de Massa.
Hermes Binner, que cuenta con buena imagen de acuerdo con las encuestas, deberá consolidar un acuerdo con el radicalismo para poder avanzar hacia 2015. Ernesto Sanz se presenta como un candidato radical natural, que quizá pueda lograr buenas alianzas al interior del partido, aunque no cuenta con intención de voto suficiente como para ser una opción a nivel nacional.
Por otra parte, Julio Cobos expresa un radicalismo que por fuera del partido puede atraer votos del mismo lote que Sanz. Mauricio Macri y el PRO pueden atraer votos de la derecha, pero hasta ahora no hicieron base en otros distritos, salvo en Santa Fe por la atracción que tiene Miguel Del Sel.
A la izquierda, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, hizo una buena elección en 2013 y tiene posibilidades de crecer en un escenario de conflictividad social y de lucha por una distribución justa del ingreso.
Por Eduardo Anguita
Miradas al Sur

No hay comentarios:

Publicar un comentario