domingo, 13 de noviembre de 2011

Scioli quiere a los leales en su equipo. Ya está confirmado que Cristina Álvarez Rodríguez quedará al frente del Ministerio de Gobierno

Tras la reunión a solas que mantuvo el jueves con la presidenta para analizar nombres, el gobernador apuesta a mantener a sus colaboradores más cercanos. Mariotto podría hacerse fuerte en los organismos descentralizados.
A medio camino entre las elecciones del 23 de octubre y la asunción de autoridades el 12 de diciembre, en la provincia de Buenos Aires se viven momentos de negociación y definición de cargos y espacios de poder. El punto central tuvo lugar esta semana durante la reunión que tuvieron a solas Cristina Fernández y Daniel Scioli. Mientras que en el Gabinete del gobernador habría pocos cambios y algunos reacomodamientos, el kirchnerismo coparía la Cámara de Diputados provincial y algunas áreas descentralizadas. Ya está confirmado que Cristina Álvarez Rodríguez quedará al frente del Ministerio de Gobierno, que deja Eduardo Camaño para asumir como legislador. La todavía ministra de Infraestructura había entrado como diputada nacional por la provincia, pero Scioli la quiere en la gestión. Y la presidenta no se opuso. Ante esta decisión, el lugar de la ministra en la lista de diputados podría ser ocupado por Gastón Harispe, un sabatellista del Movimiento Oktubres. Así, por una decisión de Scioli, un hombre de Martín Sabbatella, quien fue su competidor directo en las elecciones, terminaría entrando al Congreso en la lista del Frente para la Victoria. Sin embargo, todavía queda por resolver la cuestión del cupo femenino, ya que se propone que cada mujer que no asuma sea remplazada por otra mujer.
Los que también se quedan, incluso en su mismo puesto, son el jefe de Gabinete provincial Alberto Pérez; Alejandro Collia en Salud y Oscar Cuartango en Trabajo. Alejandro Arlía pasaría de Economía a Infraestructura. Al Ministerio de Producción iría el actual intendente de Bahía Blanca, Cristian Breitenstein. Sin embargo, ese nombre le trae malos recuerdos a la presidenta, ya que en 2009 fue uno de los dos intendentes, junto con Pablo Bruera de La Plata, que se había opuesto a las candidaturas testimoniales que había impulsado Néstor Kirchner tras el conflicto con los ruralistas.
Otro que también parece tener un lugar asegurado, a pesar de las críticas que recibió desde distintos sectores, es el ministro de Justicia y Seguridad Ricardo Casal. Tampoco se separarán los ministerios en Justicia y Seguridad, tal como hizo el gobierno nacional. Pero sí se renovará la cúpula de la Policía Bonaerense con cambios que comenzaron el viernes con la dimisión de Mario Alberto Valente y que podrían terminar con el pase a retiro incluso de Juan Carlos Paggi. Entre las caras nuevas del Gabinete sciolista están Eduardo Aparicio, a cargo del programa “Soluciones Ya” que instala cloacas en los barrios, quien remplazaría a Baldomero “Cacho” Álvarez en Desarrollo. Por su parte, Carla Campos Bilbao, secretaria de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, es una de las candidatas a ocupar el Ministerio de Asuntos Agrarios en remplazo de Ariel Franetovich, quien, al igual que “Cacho” Álvarez, asumirá como legislador.
En tanto, el kirchnerismo puro, representado por Gabriel Mariotto en la vicegobernación, prefiere hacerse fuerte en la Legislatura y no compartir espacios de poder en la estructura del Ejecutivo provincial. Incluso se especula con que podrán tomar el poder en áreas descentralizadas, con autonomía política y financiera, como Astilleros, la obra social IOMA y el Instituto de Previsión Social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario