martes, 7 de diciembre de 2010

Carlotto reclamó nuevas extracciones, Para determinar la identidad de marcela y felipe noble herrera

Aunque los peritos del Banco Nacional de Datos Genéticos lograron trazar perfiles aptos para entrecruzar, la titular de Abuelas pidió a la jueza que deseche las muestras existentes, “porque posiblemente estén contaminadas”.

La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo pidió a la jueza federal Sandra Arroyo Salgado que desestime las muestras existentes de sangre, saliva y objetos personales de Felipe y Marcela Noble Herrera por considerar que “posiblemente están contaminadas, vencidas o adulteradas”, ya que no fueron obtenidas por el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG).

Ante la respuesta que dieron los peritos y el Banco de que la palabra ‘indubitable’ sobre las muestras no aparece, al contrario, hay serias dudas, entonces Abuelas insistió en desestimar esas muestras”, aseguró ayer la titular de la organización Estela de Carlotto.

Los peritos del BNDG informaron semanas atrás a la jueza que lograron trazar perfiles genéticos completos y reproducibles de las muestras que habían sido obtenidas en diciembre de 2009 por el apartado juez Conrado Bergesio. También revelaron que por cuestiones técnicas no pueden considerarse indubitables, porque no estuvieron a cargo de todo el proceso de extracción y almacenamiento de las muestras, pero sí las pueden considerar razonables para ser entrecruzadas con el archivo de familiares de desaparecidos. A partir de esas pericias preliminares, la fiscal Rita Molina pidió a la jueza que ordene de manera urgente la comparación de las muestras y así tener los resultados de la identidad de Felipe y Marcela antes de fin de año.

Si la jueza accede al pedido de Abuelas, deberá desechar las muestras existentes en la causa y realizar una nueva extracción compulsiva de sangre, saliva o cabello, o a través de métodos alternativos. “Puede ser cualquier elemento que contenga ADN, pero visiblemente real de los chicos, delante de la juez y peritos que certifique que esa ropa o saliva sean efectivamente de ellos”, explicó Carlotto, y señaló que “aparte de ser víctimas, Felipe y Marcela son adultos, ciudadanos que tiene deberes y derechos. Si son o no (hijos de desaparecidos) lo sabremos con la certeza del Banco Nacional de Datos Genéticos, único lugar donde se debe realizar. Somos optimistas y creemos que la jueza va a proceder en consecuencia.”

Tiempo Argentino


No hay comentarios:

Publicar un comentario