jueves, 11 de noviembre de 2010

Reutemann abandonó el PJ disidente

Antes de pegar el portazo, el senador faltó a una reunión de los principales referentes del grupo y se negó a firmar un documento conjunto. Le habría dicho a sus íntimos que no es momento de hacer campaña contra Cristina.
Carlos Reutemann lo volvió a hacer. Anunció que se va del Peronismo Federal. El senador ya había desairado a sus colegas pocos días atrás, cuando faltó a una cena y se negó a firmar un documento. Horas antes, además, según reveló el diario La Capital, le habría dicho a sus íntimos: “Hacer campaña contra Cristina, viuda con dos hijos, en un país que crece al 9% y con las cuentas ordenadas, sería descabellado.” Ayer, finalmente, confirmó su abandono de la mesa de conducción. “Han surgido diferencias dentro del espacio en cuanto a la coyuntura política”, admitió.
La primera pista de su desencanto la había dado la semana pasada, cuando faltó a la cena organizada por Eduardo Duhalde, Felipe Solá, Alberto Rodríguez Saá y Mario Das Neves (y mostró que, en ese revuelto, con quien más afinado está es con Francisco de Narváez). Cuando estos difundieron un documento, cuyo principal enfoque fue que no había modificaciones en sus ambiciones electorales, Lole salió a aclarar que no lo había firmado ni avalado. Y, de paso, mandó a su compañera Verónica Ghio a tipear lo siguiente: “Proliferan encuentros partidarios y definiciones políticas apresuradas. Como decía el general Perón, hay que desensillar hasta que aclare.”
El escritor Jorge Asís, que alimenta una página de análisis político, fue el primero en dar su opinión: “Reutemann clavó la garrocha en el piso destartalado del Peronismo Federal, para elevarse y caer cerca de La Rosada”, escribió en la red de micro mensajes Twitter. La senadora Roxana Latorre, que por muchos años le caminó a la par y conoce sus mañas, expresó, consultada por tiempo argentino: “Creo que leyó más rápidamente que el resto la muerte de Néstor Kirchner.” Sin embargo intuye que bajo ningún punto de vista el ex corredor volverá sobre sus pasos. “Yo no lo veo integrando el bloque del Frente para la Victoria. Pero sí lo veo fortaleciendo su bloque unipersonal, con más independencia”, apuntó la santafesina.
Los dirigentes del Peronismo Federal sintieron ayer el impacto. Y rápidamente se autoconvocaron en el despacho del senador Adolfo Rodríguez Saá. La reunión, sin embargo, se frustró. Una semana atrás habían tratado de mostrar que, a pesar de la muerte de Néstor Kirchner, sus planes no cambiaban. Y para dar muestras de fe convocaron a una nueva reunión el próximo 19 de noviembre. Las diferencias eran indisimulables: Lole pidió prudencia, Duhalde prometió lanzar su candidatura en diciembre, y Mario Das Neves y Felipe Solá pidieron no menospreciar la movilización popular que se manifestó en los funerales de Néstor Kirchner. Francisco de Narváez, que tampoco estuvo presente en las últimas comidas disidentes, destacó que el senador deja la mesa de conducción del PF, pero no se retira del interbloque legislativo. Y el salteño Juan Carlos Romero se mostró sorprendido: “Desconozco qué fue lo que disgustó a Reutemann. Son estados de ánimo que no me animo a negociar”, afirmó.
La tropa de Reutemann en Santa Fe tiene la misma información de siempre: es decir, poca y escueta. Pero están acostumbrados a imaginar el escenario del futuro cercano con un puñado de datos. “El resto se sigue reuniendo y operando. Tienen otro estilo. Lole mide los tiempos. Ahora hay que ver cómo se reacomoda todo”, le dijo a Tiempo un dirigente de su confianza, con juego en Santa Fe, un distrito donde disidentes y kirchneristas podrían confluir en internas abiertas.
A su modo, con sus pocos gestos, Reutemann, el imprevisible, el enigmático, mantiene a los suyos y a los que podrían serlo, pero también a sus detractores, a la expectativa. La diputada provincial María Alejandra Vucasovich, presidenta del Bloque Federal, consultada por este diario, dio una muestra más de las interminables interpretaciones a las que se presta su jefe. “Lole va a seguir con este perfil. Tiene razón: ¿qué hubiera pasado si ya estuviera lanzado a la presidencia? Porque yo, particularmente, creo que las posibilidades de candidatearse a presidente todavía existen”, confesó

No hay comentarios:

Publicar un comentario