sábado, 20 de noviembre de 2010

Caso Noble: lograron trazar el mapa genético de un hombre y una mujer


Los peritos del Banco Nacional de Datos Genéticos confirmaron la utilidad de las muestras recogidas por Bergesio.


Los científicos del Banco Nacional de Datos Genéticos le confirmaron ayer a la jueza Sandra Arroyo Salgado que obtuvieron con éxito el perfil completo del ADN de las muestras de sangre y saliva de Felipe y Marcela Noble Herrera. Con este resultado, la magistrada, quien intenta averiguar si los jóvenes fueron apropiados por Ernestina Herrera de Noble durante la dictadura, corroboró que las pruebas se encuentran en buen estado y son aptas para el entrecruzamiento con el archivo genético de familiares de desaparecidos.

Sin embargo, antes de ordenar el examen de histocompatibilidad, Arroyo Salgado buscará despejar todas las dudas en torno a las muestras, por lo que pidió a los peritos del BNDG que el viernes próximo le entreguen pruebas de que los perfiles hallados efectivamente pertenecen a los jóvenes. Para eso, ordenó ayer cruzar los datos con los perfiles incompletos obtenidos de las prendas secuestradas en mayo de este año.

En cambio, la fiscal del caso Rita Molina dijo a Tiempo Argentino que no tiene “ninguna duda” de que las muestras pertenecen a los herederos de la dueña de Clarín. “Estoy segura, porque yo estaba con Marcela y Felipe cuando les extrajeron las muestras y cuando las guardaron. Son indubitables. Cuando se tomaron las muestras, a cada una se le puso un número, se las ensobró, rotuló y firmamos el sobre”, dijo la funcionaria, quien además destacó que en el caso de Marcela el perfil de la sangre se condice con el del hisopado bucal. “Estoy satisfecha de haber mantenido la postura de que las muestras eran válidas. Con esto se confirma que antes de fin de año deberían estar los resultados de la verdadera identidad de los jóvenes, porque, teniendo los datos informatizados, el cruce es muy rápido”, agregó Molina. La jornada comenzó temprano, a las 9, cuando la jueza llegó al Hospital Durand para recibir el informe final de los peritos. Luego de un encuentro en privado con los científicos, Arroyo Salgado se reunió con la fiscal y los abogados de las partes: Alan Iud, de Abuelas de Plaza de Mayo, Pablo Llonto, por una de las familias querellantes, y Alejandro Carrió, uno de los abogados de los jóvenes. Allí les confirmó la información que ya habían adelantado los informes previos, que se obtuvieron dos perfiles genéticos completos y reproducibles, uno femenino y otro masculino.

Por pedido de la jueza, los perfiles hallados no quedaron almacenados en el archivo del Banco, sino que se hicieron cuatro juegos, se colocaron en sobres lacrados con las firmas de los presentes y se distribuyeron para garantizar su inalterabilidad. Las copias quedaron guardadas en el BNDG, en la Fiscalía y en el juzgado. El cuarto juego será puesto a disposición de Marcela y Felipe, quienes podrán retirarlo únicamente en forma personal.

Las muestras analizadas por el Banco fueron obtenidas en 2009, cuando el juez de la causa era Conrado Bergesio. El 29 de diciembre los jóvenes entregaron voluntariamente sangre y saliva bajo la condición de que fueran comparadas únicamente con dos familias. Al día siguiente, el juez ordenó también un allanamiento a sus domicilios, donde se secuestraron objetos personales.

Las muestras fueron cuestionadas por Abuelas y por la querella de Alcira Ríos y Pablo Llonto, ya que habían sido tomadas por el Cuerpo Médico Forense y la caja fuerte del despacho de Bergesio había sido violentada días antes de retirar las muestras. Por eso, la jueza decidió tomar los máximos recaudos para confirmar que no fueron alteradas, y así evitar un nuevo error a pocos meses del análisis frustrado sobre las prendas. El jueves, Arroyo Salgado le pidió al BNDG que el próximo viernes le informe si los perfiles extraídos de una prenda íntima de Marcela y de la pantufla de Felipe pueden ser utilizados para realizar un cotejo con fines identificatorios. Y, a partir de eso, informar si los perfiles obtenidos ayer, sin duda, pertenecen a Marcela y Felipe Noble Herrera.

Para la semana próxima la magistrada también programó la declaración testimonial del ex secretario de redacción del diario Clarín, Reinaldo Gregorio Bandini, quien durante la dictadura cumplía el rol de enlace entre el grupo empresario de Ernestina Herrera de Noble y los militares, tal como reveló Tiempo.

1 comentario:

  1. Bueno,una buena noticia y espero que antes de fin de año se tenga alguna certeza frente a este tema. Es importante para empezar a esclarecer un poco de todo lo que se vino hablando.

    ResponderEliminar