viernes, 12 de noviembre de 2010

De narváez, das neves y solá apoyaron al santafesino

El peronismo antikirchnerista sufrió un golpe con la muerte de Kirchner. En el ala dura quedaron Duhalde, Rodríguez Saá y Romero.
La renuncia de Carlos Reutemann a la mesa coordinadora del Peronismo Federal dividió las aguas entre sus socios. Mientras Mario Das Neves, Felipe Solá y Francisco de Narváez saludaron el gesto, Eduardo Duhalde, los hermanos Rodríguez Saá y Carlos Romero prefirieron callar para guardar su enojo.
En diálogo con Tiempo Argentino, Mario Das Neves reconoció que la salida de Reutemann “generó un cimbronazo”. “Queremos construir algo diferenciador. Creamos este espacio para discutir propuestas y proyectos”, aseguró el gobernador de Chubut. Para Das Neves, las diferencias internas del Peronismo Federal se evidencian en que hay un sector “más comprometido con discutir temas de fondo y otro más antikirchnerista, por lo que sus razones empezaron a perder fuerzas a partir de la muerte de Néstor Kirchner”. Das Neves se identificó con “personas como Solá o De Narváez”, mientras aclaró que con Duhalde “hace días” que no habla. “Desde la muerte de Kirchner, el escenario político estaba incómodo para Reutemann”, opinó Das Neves sobre el ex corredor de autos, único integrante del peronismo opositor que visitó la Casa Rosada durante el velatorio de Kirchner.
En tanto, el diputado Francisco de Narváez, quien siempre se mostró cercano al senador santafesino, aseguró ayer que comparte “la visión de Lole”. “Hay peronistas como nosotros que coincidimos en la necesidad de renovar al justicialismo”. De Narváez aseguró que coincide con los reclamos de Reutemann para “parar la pelota” ante el escenario político que provocó la muerte de Kirchner. Asimismo, coincidió con Das Neves en diferenciarse de aquellos dirigentes del peronismo disidente con posturas más duras ante el oficialismo. “Hay algunos dirigentes que todavía necesitan de la confrontación permanente; y otros como nosotros que tenemos un proyecto para una Argentina unida y en paz”, concluyó. El empresario remarcó en un comunicado: “Ni Lole ni yo hemos cambiado nuestra visión respecto del kirchnerismo, pero estamos convencidos de que es necesario serenarnos y escuchar a los argentinos, que necesitan paz y tranquilidad. Comparto absolutamente su visión y su postura en este momento”.
Por su parte, Solá, uno de los que primero mostró señales de conciliación tras la muerte del titular del PJ, sostuvo que, como Carlos Reutemann, él también planteó diferencias con el Peronismo Federal. “Él no se fue del partido, marcó una diferencia importante, que creo saber cuál es, pero sigue en el bloque como senador”, explicó el legislador.
Al ser consultado sobre si seguirá dentro del Peronismo Federal, Solá evitó la respuesta y señaló que no es momento para definirlo. Lo mismo hizo Das Neves, quien no revelará sus cartas hasta que no se produzca un nuevo encuentro, que todavía no tiene fecha.

Así, la guardia vieja del Peronismo federal, encabezada por Duhalde, Ramón Puerta, Romero, los Rodríguez Saá, todos con bajos índices de popularidad en las encuestas, quedaron sin respuesta ante el nuevo escenario dentro de su fuerza política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario