lunes, 11 de octubre de 2010

LAS ENCUESTAS MUESTRAN POCOS CAMBIOS EN INTENCION DE VOTO


La punta y el pelotón que sigue

Kirchner sigue firme primero, y quien gane la interna radical será el segundo. Alfonsín supera a Cobos en esa disputa, mientras Macri y Duhalde perdieron entre dos y tres puntos porcentuales. Scioli en la provincia.
Por Raúl Kollman


Néstor Kirchner sigue con una nítida ventaja en la intención de voto para las elecciones presidenciales de 2011. Si los comicios fueran ahora, obtendría entre el 37 y el 38 por ciento de los votos, sacándoles una enorme ventaja a los candidatos de la oposición. Hoy por hoy, el segundo lugar es ocupado por quien sea postulante de la UCR, ya sea Ricardo Alfonsín o Julio Cobos. De todas maneras, el hijo del ex presidente le ganaría la interna al mendocino del voto no positivo. En el Peronismo Federal tampoco se registra un avance y lo mismo ocurre con Mauricio Macri. En el último mes, el ex presidente Eduardo Duhalde y el jefe de Gobierno porteño perdieron dos o tres puntos en la intención de voto. En la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli está a la cabeza y le saca no menos de ocho puntos a Francisco de Narváez.

Las conclusiones surgen de un estudio realizado por el Centro de Opinión Pública (CEOP) que lidera Roberto Bacman. En total se relevaron mil personas en todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social. La encuesta se hizo en forma telefónica.

“La clave es que hay una oposición que no encuentra un modelo alternativo –señala Bacman–. No creció en el último mes. La UCR subió unos puntos, pero únicamente Ricardo Alfonsín, porque Julio Cobos perdió algo de intención de voto. Lo mismo le pasa al Peronismo Federal. Por ejemplo, Eduardo Duhalde llegó a tener un 11 por ciento y ahora está en el nueve. Lo mismo pasa con Macri: perdió entre dos y tres puntos. Eso hace que Néstor Kirchner, sin tener un crecimiento notable, igual siga sumando diferencia. Mejoró dos puntos en las últimas cuatro semanas y con eso ya está entre el 37 y el 38 por ciento, muy cerca de conseguir lo que se necesita para ganar en primera vuelta. De más está decir que todo esto es un ejercicio a más de un año de las elecciones y cuando las fuerzas de la oposición todavía no definieron candidato y se las percibe muy dispersas.”

Bacman reitera que, como suele suceder, el distrito bonaerense es decisivo en la elección. “La enorme ventaja que saca Kirchner en esa provincia, con una intención de voto que supera el 45 por ciento, compensa las dificultades que se le presentan en la Capital Federal, Santa Fe, Córdoba y Mendoza. De todas maneras, debo decir que aún en esos distritos presenta una fuerte recuperación. En las demás provincias, la diferencia a favor del oficialismo es enorme, pero por supuesto, tienen menos peso que aquellos grandes distritos.”

Según otra encuesta realizada por el CEOP, Daniel Scioli le saca hoy ocho puntos de diferencia a Francisco de Narváez en la elección para gobernador bonaerense. “El anuncio que hizo Kirchner en Santa Cruz creo que apunta a eso –diagnostica Bacman–, a que Scioli será el candidato a gobernador. Justamente el ex presidente quiso dejar en claro que no competirá por la gobernación. Teniendo en cuenta que en la provincia de Buenos Aires no existe el ballottage, el favoritismo de Scioli allí aparece nítido, aunque, por supuesto, falta un año.”

“Todos estos análisis son una foto anticipada de 2011, teniendo en cuenta que hay varios elementos de esa elección que todavía no están para nada claros. Por ejemplo, podría haber una fórmula panradical, es decir con el regreso de Elisa Carrió a una alianza con la UCR y el agregado del socialismo. Eso seguramente le sumará a quien sea candidato. El peronismo federal parece muy fragmentado. Hay que ver cómo van a resolver el tema de las internas abiertas. Los que quieren ir a esas internas, Felipe Solá y Mario Das Neves, son los que aparecen con menor intención de voto. Hoy en día, Carlos Reutemann no es percibido como candidato y eso lo ubica en un puesto muy relegado. En caso de postularse, se tendría que instalar otra vez. Siempre está el rumor de que Mauricio Macri podría ser el candidato de una alianza entre el PRO y el Peronismo Federal. Creo que hay resistencia en el electorado peronista a la candidatura de Macri, pero habrá que ver en el momento que se concrete, si es que se concreta. También será necesario estudiar qué ocurre si Macri desiste de ser candidato, a dónde van esos votos. En fin, hay una serie de interrogantes por despejar que hacen prematuro una parte del análisis. Lo cierto es que hoy, Kirchner más que duplica a cualquier otro postulante. Y la razón de fondo es que no aparece ningún proyecto alternativo”, concluyó Bacman.

En el proceso electoral de 2011 hay una primera prueba de fuego que son las internas abiertas y obligatorias de agosto de ese año. La encuesta del CEOP muestra que Alfonsín le va ganando a Cobos y que la diferencia a favor de Kirchner en el peronismo es abismal. Parece cantado que Elisa Carrió y Hermes Binner deberán sumarse a alguna alianza para conseguir los votos necesarios en la interna, previstos por la ley –se calcula que unos 300.000, como mínimo–, para validar una eventual candidatura presidencial. A priori, Pino Solanas, por su intención de voto, estaría en condiciones de organizar una interna en la que conseguiría los sufragios necesarios para superar el listón que impone la ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario