sábado, 22 de diciembre de 2012

21 DE DICIEMBRE DE 1973: PERÓN LANZA EL PLAN TRIENAL

Trancurriendo el general Perón su Tercera Presidencia [en realidad aún estaba Lastiri cumpliendo su interinato], en agosto de 1973 se firmó un "Acta de Compromiso del Estado" entre el Poder Ejecutivo Nacional y los gobernadores provinciales, donde se fijaron las asignaciones presupuestarias. En septiembre [ya Perón presidente electo] se firmó el "Acta de Compromiso del Estado y los Productores para una política concertada de expansión agropecuaria y forestal", para fijar las pautas de comercialización, impuestos, créditos, etcétera; la firmaron casi todas las organizaciones de la mediana y pequeña burguesía agraria del interior del país. La Sociedad Rural la firmó, pero expresó su desacuerdo en varios aspectos, especialmente en cuanto a los precios "deprimidos" y a "los proyectos de leyes impositivas que aumentan gravemente la carga fiscal sobre el sector"; ¡se dan cuenta que no cambiaron un ápice, siguen siendo los mismos hijos de puta de siempre aunque ahora estén los nietos de puta! (que me disculpen las chicas de AMMAR, pero esto no va dirigido a ellas que ejercen su trabajo dignamente). En ese entonces estaban disconformes con el secretario de Agricultura y Ganadería, Horacio Giberti (todo un experto en la materia, autor del libro "Historia Económica de la Ganadería Argentina" editado por Hachette nada menos) a quien culpaban de "quitar alicientes al agro, comprimido en sus ingresos y amenazado en su base jurídica a través de proyectos que cuestionan el derecho de propiedad" (pasaron casi cuarenta años y siguen haciendo los reclamos con el mismo léxico, no cambian una coma los poco imaginativos y originales). La Sociedad Rural Argentina consideraba que la ley de renta potencial de la tierra era práticamente expropiatoria, y calificó a la implantacion del impuesto a la herencia como "anacrónico y antisocial [...pues] obligará a la destrucción de las empresas para poder pagarlo". H. Giberti cesó, con Gelbard, en octubre de 1974, renuncia que fue recibida con satisfacción por la Sociedad Rural (y menos mal que no estaban Lilita Carrió, el "Cleto" Cobos, Gerardo Morales, Pino Solanas y Vilma Ripoll, sino se hubieran puesto recontentos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada