viernes, 12 de abril de 2013

Entrevista con Vanesa Siley, de la seccional Capital del gremio de Judiciales (que conduce a nivel nacional Julio Piumato).


¿Cómo tomaron los empleados judiciales las reformas que ha presentado la Presidenta para democratizar la justicia?
Vanesa Siley: Teniendo en cuenta el contenido de las reformas y que todas apuntan a transparentar la justicia, a democratizarla permitiendo el ingreso bajo concurso y el respeto a la carrera judicial. El ingreso democrático es para los que están afuera de la justicia, pero que esto se haga respetando la carrera afecta a los que ya somos judiciales. La mayor regulación de la justicia evita arbitrariedades, con todos los que he hablado y -obviamente yo, en representación de los judiciales porteños-, estamos muy de acuerdo con todas las medidas.

APU: Esto que remarcabas, que en algún punto busca romper con lo corporativo y con la estructura familiar del poder judicial. En ese marco es que los trabajadores estarían de acuerdo.
VS: Sí, hasta la fecha, es uno de los poderes del Estado que ha sido impermeable a los cambios democráticos. Se ha mantenido, como toda corporación, bien enquistada. En estos últimos 10 años, los cambios que se produjeron a nivel social no afectaron en nada al Poder Judicial, ni a su estructura, ni a sus decisiones políticas, ni a sus decisiones judiciales. Se mantuvo intacto.
Un poder judicial que no es permeable –más allá de la familia judicial, que es un rasgo característico- hay algo que es peor: no acompañar las reformas institucionales que se vienen dando desde el 2003 a la fecha.

 APU: Cambiando un poco de eje: ¿Qué reclamos presentó el gremio en la negociación paritaria?
VS: La seccional 2, este año, ya hizo la presentación de la solicitud de apertura, suponemos que en la semana nos van a llamar. En lo salarial pedimos un 30% de aumento y una suma fija de $ 500 remunerativa según lo establece el sistema de porcentualidad en la justicia de la Ciudad –sistema que cuidamos- pero pedimos año a año que se modifiquen un poco los dígitos porcentuales de los que menos ganan. Incorporando sumas fijas se redistribuye un poco la masa salarial y con eso logramos reformar la porcentualidad mejorando dicha franja. También tenemos una demanda histórica de los trabajadores judiciales de la CABA que es incorporar en los juzgados de primera instancia y en las cámaras, dos cargos que tiene el escalafón de la justicia nacional y que nosotros nunca tuvimos: el cargo de Oficial Mayor y el cargo de Jefe de Despacho de 1ª.
Vamos, en términos generales, con esas dos banderas y, como siempre que nos sentamos en la mesa salarial, discutimos condiciones laborales, así que también peleamos por ampliaciones de licencias, por todo lo que tiene que ver con aumento de viáticos, aumento a los subsidios de jardines maternales, es una mesa amplia, similar a un convenio colectivo de trabajo.

APU: Desde la mirada de los trabajadores: ¿Cómo crees que la sociedad observa, en estos últimos años, al Poder Judicial?
VS: Creo que la sociedad, desde el Martín Fierro, “…hacete amigo del juez…” hasta la fecha, siempre observó al Poder Judicial como algo distante. Los propios miembros de dicho poder –no todos, hay excepciones- no se sienten parte de un poder del Estado, parte de ese Estado, y la sociedad tampoco los siente parte del mismo. La sociedad ve al Poder Judicial como lo vio siempre, como un lugar donde hay privilegiados y se atienden privilegios y ahí es importante el cambio, no solamente a través de reformas legislativas, sino también culturalmente, a través de una toma de conciencia diferente, tanto de sus miembros como de la sociedad. 

AGENCIA PACO URONDO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada