martes, 16 de abril de 2013

Además de Scioli, la “disidencia peronista”: otra apuesta mediática

La prensa corporativa refleja diferentes movimientos con la intención de crear alternativas políticas que unan a “oficialistas” y opositores contra el gobierno nacional. Scioli sigue siendo la mayor esperanza, pero hay otras apuestas a mediano plazo. Si no fuese porque realmente sucede podría creerse que es el mal guión de una mala película.
Por Germán Celesia
La posibilidad de contar con un “Capriles” argentino es una apuesta lejana para la prensa opositora al gobierno nacional. Más cerca en el tiempo, y con las elecciones legislativas como objetivo de mediano plazo, los diarios y agencias comienzan a dar espacio a diferentes tentativas de armados opositores cuyo punto en común es su vinculación con la cultura política peronista.
El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, es por su parte la mayor apuesta a largo plazo. Los medios del grupo Clarín, de manera rotativa, son escenario de entrevistas en las cuales el mandatario provincial da pocas precisiones sobre su futuro político pero ratifica su filiación “peronista”, evitando hablar de sí mismo como “kirchnerista”. Además, con su sola presencia en esos ámbitos de confrontación con el gobierno nacional, da una pista sobre su opinión sobre la relación con los medios hegemónicos.
El otro escenario es el de las reuniones con figuras de la oposición,  aunque en este caso el único mensaje en limpio es generalmente la legitimización y revalorización de actividades de grupos económicos – como su participación Expoagro – o de entidades influidas de alguna manera por la ideología dominante en el poder establecido; por ejemplo, su participación en un una actividad del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) junto con Mauricio Macri y Antonio Bonfatti, reflejada hoy en fotografías aparecidas hoy en Clarín, La Nación, El Día, Infobae y otros medios.
El otro punto de contacto con la oposición es su relación con Francisco de Narváez, que cuenta en sus filas con José Scioli, hermano del gobernador, y que algunos medios, como La Política on line, señalan como una suerte de testaferro político del mandatario provincial. “Scioli ya rompió y su candidato es De Narváez”, dice Ignacio Fidanza. “Entre Daniel Scioli y Cristina Kirchner (…) la ruptura ya se produjo, sólo que la utilización prudente de silenciadores, provoca la ilusión de una ausencia de disparos. Pero las bajas se producen y la guerra existe”. Para Fidanza, “el elegido es Francisco de Narváez, un hombre que ya tiene experiencia en ganarle al kirchnerismo”.
Según el columnista, “De Narvaez aún en su peor elección, que fue la del 2011 cuando tuvo que competir con el lastre de la desastrosa alianza que hizo con los radicales, sacó 16 puntos (…) De ese piso parte el empresario, a quien distintos sondeos hoy ubican rondando los 20 puntos, pero con gran chance de polarizar la elección si Massa no juega. Scioli se garantiza así un piso alto para meter los diputados y senadores provinciales que necesita para evitar que el kirchnerismo le inicie un juicio político el año que viene y lo destituya”.
“Cierto es que esta lectura – repetida por columnista de La Nación y Clarín - suena por el momento extrema, pero coincide en algunos aspectos con la realizada hoy por el diario de las familias Mitre-Saguier.  “El PJ disidente busca una lista bonaerense unificada”, titula. “De la Sota visitó a De Narváez y luego se reunió con Lavagna y Moyano para definir la estrategia electoral opositora”, dice Jaime Rosemberg. Para el periodista, “sin esperar a que decante la ofensiva del Gobierno sobre la Justicia, el trío político que ya componen el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota; el ex ministro Roberto Lavagna, y el sindicalista Hugo Moyano continuó ayer en la búsqueda de afianzar un ambicioso armado peronista opositor como alternativa al kirchnerismo”.
Según el periodista de La Nación, el objetivo es “lograr que las distintas corrientes del peronismo anti-K confluyan en una sola lista opositora en octubre”, y “nadie descarta un acuerdo a mediano plazo con el macrismo, con el que varios dirigentes del peronismo disidente tienen conversaciones permanentes”. Para el periodista, “en el PJ disidente coinciden: De Narváez es, hoy por hoy, el candidato más ‛jugado′ para enfrentar al Gobierno”. Para Rosemberg, “el encuentro entre ambos dirigentes sirvió, además, para limar algunas asperezas. Es que algunos peronistas disidentes aún sueñan con que el intendente de Tigre, Sergio Massa, encabece la lista del PJ opositor en octubre”.
Clarín habla por su parte de “nueva cumbre del peronismo anti K” a partir de la reunión de De la Sota, Moyano y Lavagna. Pero además, afirma: “En la reunión de anoche con dirigentes bonaerenses se conversó la posibilidad de sumar al armado a Francisco de Narváez, quien apunta a amargar otra vez al kirchnerismo en la batalla electoral clave de la Provincia, como ocurrió en 2009”.
Las “peleas” del oficialismo
Paralelamente a este clima de aparente concordia, la prensa hegemónica se refiere al encuentro oficialista que iba a realizarse en La Matanza, suspendido por el temporal de principios de mes. “Por la pelea interna, suspenden los K un encuentro de intendentes”, dice Clarín, aunque la “pelea interna” no es mostrada con claridad. “Toda la expectativa que había puesto el kirchnerismo bonaerense en el encuentro de La Matanza se terminó diluyendo. La primera suspensión fue por la muerte de Hugo Chávez. La segunda, por la inundación en La Plata. En el medio, dos hechos agitaron los resquemores entre los intendentes y los funcionarios de la Casa Rosada: la solicitada de apoyo a Daniel Scioli en medio del conflicto docente y un reclamo desde la Jefatura de Gabinete y La Cámpora a los jefes comunales para que colaboren a su cargo con el envío de camiones de basura para ayudar en La Plata. Finalmente, el encuentro en La Matanza de intendentes, legisladores e integrantes del gabinete nacional, en el que también estaba prevista la participación de más de dos mil militantes, fue cancelado”, afirma.
Luego señala que “la Casa Rosada no consensuará con intendentes el armado de listas y la jefa de Estado dará prioridad a los jóvenes de la agrupación Unidos y Organizados”, con lo cual “cada uno (de los intendentes) dará la pelea en su propio territorio”. No obstante,  “intendentes aliados a la agrupación sciolista La Juan Domingo por un lado, y al intendente de Tigre, Sergio Massa, por otro, evaluaron presentar listas propias en las primarias del FPV del 11 de agosto, para defender su estructura frente al avance de La Cámpora en sus propios distritos”.
Según Clarín. “cierto resquemor habría generado entre varios intendentes los trascendidos que mencionan a los jefes comunales de La Matanza, Fernando Espinoza; Jorge Ferraresi de Avellaneda y Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, como los preferidos de la Casa Rosada para integrar la lista de diputados nacionales. Y en los municipios cuyos intendentes no sean considerados ‛leales′, la Presidenta avalaría listas con dirigentes camporistas o cristinistas para enfrentar a los caciques locales”.
El Día interpreta por su parte que “suspenden la cumbre K de La Matanza para no agitar internas (…) en una fecha tan cercana a la definición de listas”. No obstante, mucho mayor despliegue da al desarrollo del artículo titulado: “El kirchnerismo impulsa intendentes para integrar listas de candidatos”, donde menciona también a Insaurralde, Espinoza y Ferraresi y coincide con Clarín en que “Las tensiones están instaladas básicamente en los distritos, la única instancia en la que el kirchnerismo prevé habilitar diferentes listas para que se enfrenten en las primarias”. A su vez, “mientras Massa reabrió este fin de semana la posibilidad de una candidatura a diputado nacional distanciado de la Casa Rosada y anticipó que se definirá el mismo 13 de abril (…) desde el kirchnerismo apostaron a que el intendente Tigre no se presentará en las próximas elecciones”. No obstante,  tanto desde el massismo como del kirchnerismo coincidieron en que los 11 jefes comunales alineados al intendente de Tigre más allá de que se presente o no, darían pelea interna por los concejales cada uno en su territorio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada