lunes, 21 de junio de 2010

PACO JAMANDREU: “COMPARTIMOS LA MISMA SUERTE, SER PUTO, SER POBRE Y SER EVA PERÓN ES LO MISMO"

Jamandreu. Peron decía : -Los hombres comunes necesitan vivir comúnmente, lo que hay que hacer es elevar el índice de felicidad sin el cual la población no puede vivir tranquila.
Como decía la compañera Evita -dónde existe una necesidad, nace un derecho.

PACO JAMANDREU: “COMPARTIMOS LA MISMA SUERTE, SER PUTO, SER POBRE Y SER EVA PERÓN EN ESTE PAIS DESPIADADO, ES LA MISMA COSA”.

Perón: -Nuestra religión es una religión de humildad, de renunciamiento, de exaltación de los valores espirituales por encima de los materiales. Es la religión de los pueblos, de los que sienten hambre y sed de justicia, de los desheredados

Por la Agrupación Nacional Putos Peronistas

(tortas, travas, trans y putos del pueblo)

Que se debata en el Congreso de la Nación la posibilidad de que el Estado avale los matrimonios diversos, es en sí un hecho democrático importantísimo y una reivindicación histórica de las organizaciones de la Diversidad, vinimos a hacernos escuchar en el reclamo y acompañar a un proyecto en el que pondremos nuestra propia mirada.

Los Putos Peronistas nacimos como agrupación a fines de 2007 en el kilómetro 35 de la ruta 3, en las afueras de González Catán, partido de La Matanza y desde allí nos ampliamos al resto del conurbano, a la Capital y a otros rincones de nuestra Patria.

Somos la parte de la diversidad sexual que no acepta al individualismo ni al consumismo como constitutivo de nuestra identidad, que es ante todo Nacional y Popular, porque como parte del pueblo Argentino vivimos en carne propia las atrocidades que estos valores hechos políticas de estado hicieron con nosotros.

Somos hijos de estos años, en los que la política vuelve a ser una herramienta para pelear contra la injusticia social y en donde el sueño de liberar a nuestra Patria vuelve a ser posible.

Ninguna Patria se libera sino implica a todo su pueblo en el proceso y ninguna liberación sexual es posible si no está en el marco de la Liberación Nacional.

Desde 2003 comenzó un proceso de profundos cambios en nuestro país llevado adelante primero por Néstor Kirchner y ahora por Cristina Fernández.

Estamos recuperando el trabajo como base social de nuestro país, nos estamos independizando políticamente de los poderes internacionales, nos abrimos hacia nuestros hermanos latinoamericanos, estamos reconstruyendo nuestra historia poniéndole fin a la impunidad de los genocidas de la última dictadura militar y a sus cómplices.

Los laburantes volvimos a estar contemplados por el poder político, recuperamos la dignidad de nuestros jubilados y jubiladas y logramos una ley de Medios de Comunicación que le quitará el dominio de la comunicación a las corporaciones monopólicas para dársela a su pueblo.

Es en este proceso en el que nosotros decimos, vamos por más.

No existe mejor momento que el presente para el debate de este proyecto de ley de matrimonio y estamos orgullosos de que sea el peronismo el que, una vez más, le coloque el cascabel al gato.

Porque, como decía la compañera Evita -dónde existe una necesidad, nace un derecho.

Apoyamos este proyecto porque significa el reconocimiento de los derechos sociales, el derecho a una obra social, a una pensión, el derecho de los hijos y las hijas a contar con la protección y el reconocimiento de sus dos padres o sus dos madres.

Porque un derecho que no es para todos más que un derecho es un lujo.

Los sectores más reaccionarios de nuestra sociedad se alarman y dicen que permitir la adopción a parejas no heterosexuales comporta un peligro de desintegración social.

Nos preguntamos qué sociedad es la que está en peligro de desintegración a partir de un proyecto de ley de naturaleza inclusiva.

Seguramente una sociedad marginadora, basada en jerarquías inherentemente antidemocráticas, que es lo que, a fin de cuentas, estamos discutiendo con ésta y las demás leyes que nombramos.

Lo que sí amenaza a la integración social son las medidas que impiden el acceso a condiciones de vida dignas de muchos compañeros y compañeras de éste país.

La ruptura de los vínculos solidarios que enfrentan a los -ciudadanos que pagan sus impuestos con los que tienen las puertas cerradas en los ámbitos de la educación y el trabajo.

Como parte de la putez, rechazamos las exclusiones porque queremos un país para todos y todas.

Que quede claro: todos y todas.

En este sentido no podemos dejar de instar a esta Cámara a debatir los proyectos de Ley de Identidad de Género porque la situación de indignidad que viven miles de compañeros trans y compañeras travestis, expulsadas a vivir de la calle, sufriendo el maltrato cotidiano en escuelas y hospitales, siendo blanco fácil de la explotación de la policía y los cafiyos, sin siquiera ser nombradas por el nombre que elijen para jugarse la vida, es absolutamente alarmante.

La sanción de esta ley no solo es una cuestión de derechos e igualdad sino ante todo una urgencia social.

Es hora de que el Estado se haga cargo de ésta situación, porque en nuestro país una travesti tiene un promedio de vida de treinta y cinco años.

Señora Presidenta, queremos dirigirnos por medio suyo, especialmente a los compañeros y compañeras legisladoras, que se sienten y reconocen como parte del movimiento nacional.

A quienes, como escuchamos durante el debate en la cámara de diputados, afirman que el peronismo defiende ante todo la familia y es la versión política de la doctrina social de la iglesia.

Y desde esos argumentos sostienen su posición contraria a este proyecto.

Nosotros, compañeros y compañeras, compartimos con ustedes ambas afirmaciones y nos basamos justamente en ellas para sostener nuestra postura a favor.

Desde el inicio del peronismo hasta el día de hoy es posible reconocer entre los cambios sociales la emergencia de nuevas formas familiares.

Las familias ensambladas, las familias monoparentales, las familias sin hijos y las familias diversas son hoy una realidad, por eso no compartimos el argumento al que se aferran aquellos que rechazan este proyecto planteando que el matrimonio es el espacio relacional humano basado en una sexualidad solo con fines reproductivos.

La realidad muestra lo contrario.

Recuperamos del Documento La Doctrina Nacional las siguientes palabras: -La Doctrina Nacional debe orientarse hacia la realización de la armonía y el equilibrio entre los derechos del individuo y los derechos de la sociedad para que la Comunidad posibilite el máximo desarrollo posible de los fines individuales de sus componentes". Siendo coherentes con esto, las familias diversas son expresión de proyectos de vida que reclaman el reconocimiento de sus derechos para desenvolverse plenamente en la sociedad.

Como decía Juan Peron: -Los hombres comunes necesitan vivir comúnmente, lo que hay que hacer es elevar el índice de felicidad sin el cual la población no puede vivir tranquila.

Asimismo compartimos que -La Doctrina Nacional es cristiana y profundamente humanista en cuanto reconoce la valorización espiritual del hombre y de la sociedad humana y sus fines trascendentes.

Considerando la historia reciente de nuestro país, el peronismo dejo en evidencia la existencia de dos cristianismos, el que vive y late en las creencias y practicas de los pueblos y el que adormece cristalizado en las instituciones eclesiásticas.

Como dijo el general Perón: -Nuestra religión es una religión de humildad, de renunciamiento, de exaltación de los valores espirituales por encima de los materiales.

- Es la religión de los pueblos, de los que sienten hambre y sed de justicia, de los desheredados, y solo por causas que conocen bien los eminentes prelados que me honran escuchándome se ha podido llegar a la subversión de los valores y se ha podido consentir el alejamiento de los pobres del mundo para que se apoderen del templo los mercaderes y los poderosos, y lo que es peor, para que quieran utilizarlo para sus fines interesados.

Al respecto podemos recordar al Padre Jesuita Hernán Benitez, confesor de Evita cuando decía: -Yo distinguía muy bien lo que era la religión del cuerpo eucaristico de Jesucristo y la religión del cuerpo bioquímico de Jesucristo, el pobre.

El que este allí va a estar en el evangelio, el otro estará en una religión puramente eclesial, aniquilada por la misma iglesia que se ha hecho poder.

Las formas de la iglesia son pegajosas, inmóviles, la iglesia siempre ha llegado tarde.

Por eso les pedimos a aquellos Senadores Compañeros y Senadoras Compañeras que dudan en su posición, recuerden cual es el lugar que la jerarquía de la Iglesia Católica ha ocupado tantas veces en nuestra historia, como en el golpe del '55 y del '76.

En este sentido, ha servido el pronunciamiento de un amplio arco de organizaciones y centros religiosos, desde el metodismo hasta el catolicismo, pasando por grupos evangélicos, que apoyan con firmeza y amor esta ampliación de derechos.

Les pedimos que intenten reflexionar que posición tomaría hoy la compañera Evita en este debate. Nosotros no tenemos ninguna duda.

Como le dijera Paco Jamandreu: -Sabe Señora, compartimos la misma suerte, ser puto, ser pobre y ser Eva Perón en este país despiadado es la misma cosa.

· Debate por la Ampliación del Matrimonio

· Posición expuesta en la comisión del Senado sobre la ampliación del matrimonio el día 3 de junio







No hay comentarios:

Publicar un comentario