martes, 1 de junio de 2010

COMO FUE QUE PERÓN “SACO CARPIENDO” A LA A.I.R. DE LA ARGENTINA


Por Martín García
Como puede verse que sucede ahora, en el 2010, en los años ´40, Goar Mestre, empresario radiofónico cubano de una Cuba pre castrista, amigo de Spruille Braden, (que antes de ser embajador norteamericano ante la Argentina, había sido embajador en Cuba), en total consonancia con EE.UU. acuerda con 14 empresarios de otros tantos países ligados a la misma influencia política (Brasil, Canadá, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, México, Panamá, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela) realizar el siguiente Congreso Internacional de la AIR (Asociación Internacional de Radiodifusores) en la Argentina para presionar a Perón, intentando que abandone su política de explotación mixta de las radios y empujar a que abra la tenencia de importantes medios de Argentina a radiodifusores privados libres con apoyo del exterior o que puedan recibir apoyo de capital extranjero. Evidentemente, Goar Mestre no conoce lo suficiente a Perón.

Cuando Mestre presenta el documento condenando la política de medios de Argentina, firmado por sus socios políticos, al culminar el Congreso de la AIR, Bramuglia, el Canciller argentino cita a Mestre y le dice que ha cometido un acto incalificable que el gobierno de la Nación Argentina no puede permitir:
-El general Perón pide que le devuelva el documento firmado por Uds. que el no puede recibir porque representa a un grupo de ciudadanos extranjeros que se han entrometido en los asuntos internos de un país soberano, en abierta violación de la Carta de San Francisco (y los saca carpiendo de Argentina acusándolo públicamente de complotar contra el país).

Pero no solo eso, Perón da la orden de apoyar, con recursos económicos, a Amado Trinidad, el mas feroz competidor empresario de Goar Mestre en Cuba, a quien le encomienda, a cambio, la imagen del gobierno argentino en su pais, fortaleciéndo a este grupo cubano en su disputa comercial contra Mestre. Es decir que se la sigue a Mestre en su propio territorio. Por eso, cuando Perón vuelve, después de 18 años de exilio al país y se convierte, por tercera vez, en presidente de los argentinos, decide no renovarle la licencia de canal 13 a Goar Mestre, el empresario cubano y a su grupo, porque lo tiene caracterizado claramente como agente enemigo del país.
Ahora ¿Cómo y cuando apareció Goar Mestre al frente de un canal de la televisión abierta en el distrito central de Argentina?
Cuando es derribado Perón, por el gobierno golpista de Lonardi-Rojas y Aramburu del 55, la contrarevolución le abre las puertas del mercado argentino a las tres cadenas norteamericanas de producción de contenidos. La ABC, que respaldara al Canal 9, la NBC que llevara su programación al Canal 11 de Buenos Aires y la CBS que aparecerá asociada a Goar Mestre en el Canal 13.
Habían tenido que esperar que Perón se fuera-como lo hizo el FMI-para irrumpir en la Argentina. Ahora quieren hacer lo mismo con el gobierno peronista de Cristina Fernández y por eso mismo la A.I.R. realiza su Congreso en Argentina para resistir la Ley de Libertad de Medios impuesta por la Democracia, intentando presionar públicamente a la Corte Suprema de la Nación argentina para que no avale la norma votada por mayoría absoluta en el Congreso Nacional, además de ser debatida, por meses, en foros realizados en todo el país.

Así la AIR señala en un comunicado que -La Ley de Medios precariza la sustentabilidad de los medios de recepción libre y gratuita, genera un desequilibrio judicial para los medios privados e independientes, amenazando de esa manera el futuro de la radiodifusión privada, con el consiguiente daño al derecho de libertad de prensa, la pluralidad de voces y la calidad de la democracia.

Dice Perón: -Las causas nobles no valen tanto por su contenido cuanto por las manos que las utilizan Las causas nobles al servicio del mal son las peores causas. Conocemos los principios que practican, los escrúpulos que gastan y los métodos que emplean muchos campeones de la libertad de información y de la libertad de prensa que hoy se rasgan las vestiduras en su defensa. Las libertades de prensa e información, realizadas de buena fe, son unas de las más grandes conquistas de la humanidad civilizada, pero, practicadas de mala fe, son uno de sus peores azotes. Hoy se ataca indecorosamente a los países o a sus gobernantes, pero desde el exterior, coordinando embajadas y servicios de espionaje en una campaña generalizada de propaganda, provocación y agresión. Las agencias informativas manejadas por los servicios de inteligencia participan también en esos planes y los diarios venales de los diversos países son asimismo instrumentos a su servicio. Aparecen de pronto numerosas revistas con diversos nombres mal disimulados, que bajo inocente pretexto se suman a la campaña publicitaria dentro y fuera de los países. Noticiarios cinematográficos y transmisiones radiales, como servicios gratuitos de películas cinematográficas de propaganda, completan el cuadro de penetración mal disimulada. Si desde un diario se puede hacer un chantaje a una persona, desde esta organización se lo puede hacer a toda una nación. Por este medio se puede llevar allí descrédito a un Gobierno y a un pueblo entero, a la guerra. (Los Vendepatria).

No hay comentarios:

Publicar un comentario