lunes, 8 de octubre de 2012

SCIOLI APOYO A CAPRILES DE VENEZUELA Scioli llamó por teléfono a Capriles para darle su total apoyo en contra de Hugo Chávez, según Infobae.com.

Por Fernando M. López |
Agepeba
                                                                                                                     7 de Octubre de 2012
El gobernador Daniel Scioli no abandona ni por un segundo sus aspiraciones presidenciales, pese a que aún restan tres años para los próximos comicios generales.
 
Con paso lento, pero decidido, tantea desde hace meses posibles alianzas y deja entrever su perfil como futuro candidato.
 
En enero, con la excusa de un partido de fútbol, se mostró cerca del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri; y en julio, también en el marco de un “picadito”, hizo lo propio con el ahora opositor Hugo Moyano.
 
Se acerca a Alberto Fernández y coquetea con otros ex aliados del kirchnerismo; o deja que algunos de sus laderos, como Baldomero “Cacho” Álvarez, lo postulen de tanto en tanto.
 
Pero no sólo el armado de un frente político interno está en la agenda de prioridades del gobernador, sino que empieza a definir concretamente su marco de relaciones exteriores, tanto a nivel regional como internacional.
 
En las últimas horas, antes de que los venezolanos comenzaran a volcarse a las urnas, Scioli llamó por teléfono al derechista Henrique Capriles Radonski para expresarle su total apoyo en contra del presidente y candidato a la relección, Hugo Chávez Frías, según informó Infobae.com.
 
Capriles, quien fue dos veces alcalde de Baruta, Caracas, y una vez gobernador del Estado Miranda, es un empresario de grandes medios de comunicación y ha anunciado que, en caso de convertirse en presidente, le devolverá la licencia al canal golpista Radio Caracas Televisión (RCTV).
 
Con una marcada tendencia neoliberal, que ha procurado ocultar durante toda su campaña, es apoyado por los sectores políticos, económicos, financieros y comunicacionales mas reaccionarios; sectores que tienen muy presente su papel activo en el golpe de abril de 2002, en el intento de asalto a la embajada cubana en esos mismos días, y en el lockout perolero que se extendió desde diciembre de 2002 hasta enero de 2003, con enormes daños para la economía venezolana.
 
A pesar de todos estos antecedentes, Capriles ha hecho grandes esfuerzos para instalar la idea de que lidera una gesta comparable a la de “David contra Goliat”.
 
La construcción de esa analogía, azuzada por medios opositores locales y estadounidenses, captó rápidamente la atención de los sionistas de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV), que ven en Capriles la “esperanza blanca” para derrotar a Chávez y restablecer relaciones diplomáticas con el país caribeño.
 
Desde que la CAIV recibió al candidato opositor en febrero pasado, los medios israelíes han destacado su ascendencia judía y sus condiciones para terminar con la Revolución Bolivariana, mientras incrementaban sus ataques contra Chávez. "El cáncer de Hugo Chávez está en su etapa final", aseguraba hace unos meses el periódico digital “Aurora”.
 
Scioli no sólo parece identificarse con Capriles, también comparte con él la estrecha relación con los halcones del Estado de Israel.
 
El primer acercamiento se materializó en 2008, cuando Mekorot Water Company, la empresa estatal israelí, le presentó al gobernador un proyecto para la construcción de una nueva planta potabilizadora de agua para La Plata, Berisso y Ensenada.
 
A fines de 2010, Scioli visitó Israel para avanzar con el emprendimiento y allí tuvo oportunidad de reunirse con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y varios de sus ministros. Pero no sólo sobre el agua hablaron en aquella oportunidad.
 
“La seguridad es la principal demanda de los ciudadanos de la provincia, por esa razón le dediqué una parte importante de este viaje, al que me acompañaron el ministro (Ricardo) Casal y el jefe de la Policía (Juan Carlos Paggi)”, informó Scioli al regresar a la Argentina.
 
De esa visita, el gobernador, el ministro de Seguridad y el entonces jefe de la Bonaerense, Juan Carlos Paggi, se llevaron varios “consejos” para reforzar su política de seguridad en la provincia de Buenos Aires.
 
Casal y Paggi intercambiaron experiencias con el ministro de Seguridad israelí, Yitzhak Ahoronovitch, y el canciller Avigdor Lieberman, quien un año antes había propuesto tirar la bomba atómica sobre la Franja de Gaza.
 
"Debemos continuar combatiendo a Hamas como Estados Unidos combatió a los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial... la conquista de Japón no era entonces necesaria", había dicho Lieberman ante un grupo de sionistas de la la universidad de Bar Ilan.
 
La aplicación de los lineamientos represivos israelíes en territorio bonaerense fue rápida, aunque los negocios por el agua se dilataron un poco más.
 
El gobierno provincial realizó recién en julio de este año la apertura de sobres para la licitación de la planta potabilizadora de la región capital, con las propuestas económicas de las dos compañías interesadas en la construcción. Por un lado, se presentó una unidad transitoria de empresas, conformada por Mekorot Development & Enterprise LTD, 5 de Septiembre S.A., Tahal Consulting Engineers LTD, Thal Group B.V, MAKO S.A, y Eleprint S.A., que presupuestó 899 millones de pesos y, por otro lado, la Constructora Odebrech S.A., de capitales brasileños, que valuó la obra en 1.100 millones.
 
Desde el año 2008, la empresa 5 de Septiembre, del gremio que controla Aguas Bonaerenses S.A., tiene un convenio de colaboración mutua con la israelí Mekorot, logrando varias adjudicaciones en el interior de la Provincia; mientras que MAKO y Eleprint están vinculadas al propietario del diario El Día, Raúl Kraiselburd.
 
Hace unas semanas, el embajador palestino en Argentina, Walid Muaqqat, criticó con dureza a Scioli por permitir el ingreso al país de Mekorot, “una empresa monstruo, cómplice de delitos de lesa humanidad”.
 
Según reportó el portal marplatense “0223”, Muaqqat aseguró a la radio local FM 89.7 que “los palestinos estamos enojados por una actitud que es muy diferente al pensamiento del pueblo argentino, y es la actitud del gobernador Daniel Scioli”.
 
“Podemos decir que esta empresa del apartheid israelí con la que negocia el gobernador Scioli, según el informe de la ONU, deja al 85% de la población palestina sin agua debido al robo sistemático del agua de los palestinos”, denunció.
 
El embajador exhortó, además, a ponerle fin a “este abuso”, ya que “Scioli va en contra del compromiso del gobierno nacional y del Mercosur de no comercializar con productos de las colonias israelíes por ser ilegales”.
 
La propia Cámara de Diputados bonaerense aprobó el jueves pasado un pedido de informes sobre la licitación de la planta potabilizadora a favor de Mekorot.
 
En el proyecto, impulsado por el legislador Oscar Negrelli, se adjunta un documento de Amnistía Internacional que denuncia a la firma israelí por violaciones de los derechos humanos en Medio Oriente.
 
“Al monopolizar la provisión de agua en toda esa región, utiliza dicho recurso vital cómo arma dentro un conflicto religioso. Esto consiste en un proceso discriminatorio, donde de un promedio de consumo humano de 100 litros por día, los palestinos sólo pueden consumir 40 litros, mientras los israelíes llegan hasta 500 litros diarios”, sostiene el informe del organismo internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario