martes, 23 de octubre de 2012

LA JUGADA MEDIÁTICA

Los medios dominantes mantienen al Gobernador de la provincia de Buenos Aires, como “víctima” del gobierno nacional, pero las dificultades propias de la gestión bonaerense dan lugar a cuestionamientos por el costado de la utilización de recursos públicos, que emergen por debajo de esa caracterización política....

Por Germán Celesia
Clarín y La Nación, los medios de mayor incidencia sobre el debate político, utilizan la demonización del gobierno de Hugo Chávez, impuesta por las cadenas internacionales de noticias, para tratar de desprestigiar al gobierno nacional a partir de una comparación con el del país caribeño, e insisten en casi todas sus ediciones en presentar al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, como una “víctima” de esa forma de administración con la que discrepan. Sin embargo, se filtran protestas por algunas de sus políticas gubernamentales.

Hoy en La Nación, Fernando Laborda habla insidiosamente de “crischavismo” para referirse al gobierno nacional. Y coincide con Clarín en una de sus caracterizaciones clásicas: “La tensión con el bonaerense Daniel Scioli tuvo alzas y bajas, pero dejó abiertas no pocas incógnitas de cara al próximo año electoral”. El viernes pasado, Marcelo Bonelli y Julio Blanck, comentaristas del “gran diario argentino” habían hecho referencia a la relación argentino-venezolana, con idéntico propósito. Y el mismo día, en La Nación, Marcos Novaro firmaba un artículo que colocaba a “Cristina en el espejo de Chávez”.

Hoy en Clarín, Ignacio Miri considera a Scioli un “aliado clave” perdido por la Presidenta. “El gobernador bonaerense Daniel Scioli nunca renegó de su relación con la Casa Rosada, pero ya avisó que buscará la presidencia en 2015. Eso alcanzó para que el kirchnerismo le declare la guerra y lo ubique en el casillero de enfrente”. Santiago Fioriti firma por su parte, un artículo titulado: “De Narváez llama a la unidad para defender la libertad”, donde se incluye la palabra que el propio Clarín enarbola en su disputa con el gobierno en el debate público por la Ley de Medios. En el artículo, el dirigente bonaerense menciona a “una cantidad de dirigentes, como pueden ser Macri, Scioli, De la Sota, Michetti, Massa o Cobos que, cada uno con su identidad, defiende la libertad, la Constitución, la libertad de expresión y el federalismo”.

Para de Narváez, “Hay que ponerle un freno al kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires y eso se logra con la unidad. Hay que ganarles el año que viene para frenar las expropiaciones, frenar que quieran cambiar el Código Civil, el penal, la Constitución. Hay que hacer un frente que contenga a todos”. El propio periodista le dice: “Suena raro que mencione a Scioli...”. y De Narváez responde: “Scioli tiene una decisión muy compleja. Es el gobernador, tiene una responsabilidad y el Gobierno no se la hace fácil”. En esto también se muestra en sintonía con el multimedios.

Por otro lado, la mayoría de los medios se refiere al lanzamiento de una agrupación sciolista. Rodolfo Lara habla de “otra agrupación para sostener el proyecto político de Scioli” para referirse a la “Dos, nombrada como las iniciales del gobernador”, e ilustra la nota con una foto del gobernador recibiendo a un medallista olímpico. “¿Daniel Scioli puede sostener la presidenciable 2015, con escala en las legislativas de medio término, sólo con persistencia de imagen? Por las dudas, sus funcionarios o él mismo, con la creación de la agrupación”, dice. Y anuncia que la agrupación sostendrá que la “lealtad” del gobernador es “con el pueblo”, lo que “puede determinar alguna suspicacia en el kirchnerismo, que resume todo en la obediencia a la Presidenta”. Aquí el periodista prefiere usar la palabra “obediencia”, que remite a órdenes de superiores, y no a “lealtad”, que se refiere a la “fidelidad” frente a un líder político. “Scioli fue funcional en esquemas disímiles (Menem, Duhalde, Rodríguez Sáa, los Kirchner). Insinuó autonomía ideológica sólo en dosis homeopática. Hasta ahora, eso le alcanzó para la ponderación pública. Pero, su carrera presidencial requiere alguna línea de pensamiento consistente”, opina Lara, y cita los “aportes informales del ex ministro Roberto Lavagna” y otros contactos políticos que “potencian su conformación de eventual candidato nacional”, a la que portaría ideas ”este grupo de funcionarios (que) debutó en la pelea con Gabriel Mariotto, el vice”. Según el periodista, “cuando Scioli blanqueó su aspiración presidencial el remolino kirchnerista obligó a la postergación”.

El tema está presente en la mayoría de los diarios y agencias. “El sciolismo pone en marcha agrupación política propia”, titula El Día. “El lanzamiento de la DOS se había previsto originalmente para mediados de año, aunque finalmente el sciolismo decidió postergar el acto en medio del escenario de tensión política que se abrió con la Casa Rosada por el conflicto en torno al pago de los aguinaldos”, agrega.

Por su parte, par el diario Hoy, la agrupación representará al “sciolismo puro”. Según el diario de la familia Balcedo, “el mal momento parece haber pasado para el sciolismo, que ahora busca retomar la iniciativa tras los tensos meses en los que el ahogo financiero del Gobierno nacional y las constantes críticas del kirchnerismo amenazaron con poner en jaque a la administración provincial”. Hoy habla de “una especie de tregua de los sectores K con respecto a la avanzada contra el gobernador bonaerense”, lo que permitiría “al sciolismo de paladar negro” armar la agrupación y “recuperar terreno” con iniciativas legislativas, el lanzamiento de un canal de TV y de “la agrupación que será punta de lanza para impulsar la candidatura de Daniel Scioli en las elecciones presidenciales de 2015, y que a su vez buscará pelear los nombres en las listas para los comicios legislativos para el año que viene”.

Para el diario, “los sectores que apoyan al gobernador quieren tomar impulso para pelear al menos el 50% de los integrantes de las listas para 2013, y en caso de no poder acordar con el kirchnerismo, no se descarta que compitan en elecciones internas”. Hoy coincide con sus colegas de El Día en considerar proyectos legislativos como parte de una disputa con el kirchnerismo, aunque evita el uso de lenguaje bélico para referirse a la relación de las dos vertientes oficialistas.



Recortes presupuestarios y protestas

Por debajo de esta mirada favorable al gobernador, algunos aspectos de su gestión vistos en forma crítica por analistas o bien sectores políticos o gremiales. En La Nación, un artículo firmado por Alejandro Rebossio se titula: “Scioli recorta el gasto en asistencia social, vivienda y agua potable”. El periodista dice que “los fondos destinados a estas áreas crecen menos que la inflación” que calculan las provincias. Según Rebossio, “el Ejecutivo ha debido aumentar impuestos y negociar con la Nación para evitar ciertos ajustes, (y) también ha recortado en términos reales (es decir, descontada la inflación) en varios rubros sociales”.

El periodista alude a protestas de docentes y organizaciones sociales y a las dificultades en el plan Más Vida para dar lugar a un informe de la Asociación de Presupuesto (ASAP) sobre el período enero-mayo de 2012, donde “se advierte que el gasto en general aumentaba hasta ese momento 23,7%, a un ritmo similar a la inflación medida por las provincias (22,8%). Pero el gasto en promoción y asistencia social se elevó sólo 11,5%, por debajo del índice de precios; la inversión en vivienda y urbanismo se recortó un 2% ($ 5,3 millones menos); la partida de obras de agua potable, alcantarillado y desagües pluviales bajó un 6,3% ($ 25,4 millones menos), y lo asignado a deportes y recreación se redujo un 25,5% ($ 9,3 millones por debajo del mismo lapso de 2011)”.

“Docentes bonaerenses comenzaron el paro por 48 horas por deudas salariales y paritarias”, se titula un artículo publicado en la edición electrónica del diario, mientras la cuestión está presente en todos los matutinos.

“Los docentes arrancan un paro de 48 horas en la Provincia”, se titula una nota publicada en Clarín con firma de Mónica Galmarini, quien anuncia que esta sería una semana “casi pérdida”, debido a que otro gremio realizará una protesta similar desde el jueves. “Los sindicatos de maestros y profesores piden la reapertura de la discusión paritaria para habilitar una revisión de la pauta salarial, la normalización en el pago de proveedores (transporte y comedores) y la eliminación del impuesto a las ganancias (atribución nacional)”. En tanto, la medida fue calificada como “incomprensible y excesiva” por Nora de Lucía, directora general de Cultura y Educación. “Aranca otro paro de los docentes bonaerenses”, se titula el título central de la edición de El Día, que incluye información similar. “Provincia: comienzan los paros docentes y crece la polémica”, titula Hoy, incluyendo la “polémica” con De Lucía en el título de la nota y dando mayor relevancia al gremio de la CGT, que para jueves y viernes. “De Lucía habló y reavivó conflicto”, titula por su parte La Tecla, mientras Infocielo habla de “fuego cruzado entre De Lucía y Baradel”.

A su vez, “Tragamonedas: el camino para poder pagar aumentos salariales” se titula un artículo de Hoy en el cual se propone que el Estado se hago cargo del juego concesionado a privados, y califica de “saqueo” a las ganancias empresarias. El diario informa a su vez sobre “avances” en el debate del presupuesto 2013 y una “visita de la Corte al Senado por los jury”.

El diario El Día anuncia: “La oposición condiciona apoyo al proyecto de voto joven” y destaca en la tapa de su edición impresa un aspecto del proyecto de Ley de Hábitat aprobado en Diputados, aunque de manera un tanto engañosa: “Expropiarían los terrenos si no se construye”, dice. Y asegura que “la norma, ya aprobada en Diputados, dispone plazos para construir obligatoriamente”, tras los cuales podrían declararse de “utilidad pública”.

El diario plantea así la cuestión como si fuera la norma a seguir por parte del Estado provincial de todos los casos y no como una posibilidad abierta para aplicar en caso de que los legisladores o el gobierno provincial lo creyeran conveniente. No obstante, en el contenido del artículo queda claro que el título es exagerado, ya que la norma “habilita la posibilidad de que la Legislatura y los municipios expropien terrenos de cualquier tamaño y categoría para desarrollar allí proyectos de viviendas sociales si los propietarios de esos lotes no los utilizan para edificar o si las obras iniciadas allí hayan estado paralizadas por más de cinco años”, según el propio diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario