domingo, 6 de mayo de 2012

Jauretche, presente en la Feria del Libro

Jauretche mientras lo entrevistan
En su primera actividad oficial, el Instituto de Revisionismo Histórico hizo pública la reedición de un trabajo clásico del pensador.



Precisamente me propongo demostrar que lo de ‘ahora’ no se puede resolver sin primero entender ‘lo de antes”, fue una de las tantas frases de Arturo Jauretche que se escucharon ayer en la Sala Jorge Luis Borges de la Feria del Libro, donde se presentó la reedición de su libro Política nacional y revisionismo histórico, a cargo del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego, en lo que constituyó su primera actividad oficial desde que fue creado por la presidenta Cristina Fernández en la ceremonia por el Día de la Soberanía Nacional, el 18 de noviembre de 2011, bajo la órbita de la Secretaría de Cultura de la Nación.

Durante la jornada, dialogaron el secretario de Cultura, Jorge Coscia, y el director de Tiempo Argentino, Roberto Caballero, con la moderación del vicepresidente del Instituto, Víctor Ramos, quienes subrayaron la recuperación del pensamiento jauretchiano, su vigencia y sencillez, y su reivindicación por parte del gobierno nacional.

El libro, de 140 páginas, fue editado originalmente en 1959 por Editorial Corregidor. En este caso, cuenta con dos prólogos, de Coscia y del presidente del Instituto, Mario “Pacho” O’Donnell, un Primer Momento (“La falsificación como política de la historia”), Segundo Momento (“La revisión histórica y el nuevo momento nacional”), Tercer Momento (“La historia como base de la política nacional”), un Apéndice y una Advertencia de Jauretche donde señala que el trabajo fue construido con los apuntes de dos conferencias y guiado “por el propósito de señalar la estrecha vinculación entre lo histórico y lo político contemporáneo”.

O’Donnell (que ayer no pudo estar presente debido a una angina) escribe: “Está claro que la versión liberal, dominante desde Pavón (…), la historiografía que siempre pretendió, y en gran medida lo logró, ser la única, la incontestable, la natural, es la que impuso la clase dominante. En cambio, la visión revisionista, la nacional, popular y federalista es la contada desde los intereses del pueblo, de las grandes mayorías.”

“Cuando vemos la vigencia de su pensamiento en la historia de los días de hoy me da mucha alegría, porque hasta hace 15 años atrás Jauretche era una suerte de contraseña, la historia del país iba por otro carril”, señaló en su presentación Caballero, quien consideró que “estamos viviendo un tiempo absolutamente jauretchiano”. Destacó la presencia del pensador en discursos y fundamentos de leyes promulgadas por el actual Ejecutivo Nacional, y subrayó que uno de los aspectos que más lo impactó de él fue la sencillez criolla para contar: “Ser profundo, pero a la vez simple. Ser trascendente y a la vez cotidiano.”

Para Coscia, uno de los mayores logros del autor de Manual de zonceras argentinas fue el de desnudar la maquinaria del coloniaje cultural: “La tarea esencial de Jauretche fue librar la batalla para que la alfabetización sea una herramienta que tenga sentido, porque no hay forma de dominación perdurable que se base en la armas. La única forma de colonización permanente es aquella que tiene herramientas culturales.”

Toda la charla estuvo atravesada por citas notablemente vigentes de Jauretche, desde el papel de los medios (“No existe la libertad de prensa, tan sólo es una máscara de la libertad de empresa”), las discusiones contra los que él llamaba cipayos y entreguistas (“El nacionalismo de ustedes se parece al amor del hijo junto a la tumba del padre. El nuestro se parece al amor del padre junto a la cuna del hijo. Para ustedes la Nación se realizó y fue derogada. Para nosotros todavía sigue naciendo”), el desendeudamiento (“asesorarse con los técnicos del FMI es lo mismo que ir al almacén con el manual del comprador escrito por el almacenero”) y la juventud:“tiene su lucha, que es derribar a las oligarquías entregadoras. No se lamenten los viejos que los recién venidos ocupen los primeros puestos de las filas, porque siempre es así: se gana con los nuevos.”

Coscia, impulsor de la reedición del libro, sostuvo: “recuperar el pensamiento nacional y popular, democrático, revolucionario y revisionista es tan importante como recuperar YPF. Porque una cosa no puede ir separada de la otra, si no el peligro es que recuperemos YPF y después nos olvidemos de por qué lo hicimos.”

Presentación - EVITA EN LA FERIA

Pablo Vázquez y Claudio Panella presentarán hoy en la Feria del Libro Internacional de Buenos Aires Evita de Los Toldos y testimonios de contemporáneos de Eva Perón. La cita es hoy a las 14 en el stand de Presidencia de la Nación Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario