sábado, 8 de mayo de 2010

La sospecha de Pablo Llonto


Hace unas semanas, Pablo Llanto tiró una posibilidad escalofriante. Pero veamos que escribió en La Noble Ernestina sobre el asunto:

“La historia que se busca reconstruir con Marcela es la de una niña de seis meses, que se llama Matilde y que vio, el 4 de septiembre de 1976 en su casa de la calle Catamarca 1795 de Acasusso, cómo grupos del ejército y de la Policía de la Provincia de Buenos Aires atacaban la vivienda a tiros y granadas. La madre de Matilde era bárbara Miranda, y el padre, Roberto Francisco Lanuscou, ambos militantes de Montoneros. En el ataque que había sido comandado por un militar de apellido Lando, murieron los dos y también los hermanitos de Matilde, Roberto de 5 años y Bárbara de 4. Según algunos vecinos, Matilde habría sido retirada viva en una ambulancia, pero ese dato recién se confirmó después de 1983, cuando los abuelos de los tres chicos participaron de la exhumación de unos cadáveres N.N. en el cementerio de Boulogne, y al abrir los cajones encontraron lo huesos de los padres y de dos niños, un osito de peluche y un chupete. De Matilde no había nada. […] El cráneo de la madre presentaba un orificio, por lo cual se deduce que fue rematada de cerca. Los militares y la policía había impedido el acceso a la vivienda de los bomberos voluntarios de San Isidro que se presentaron por las llamados de los vecinos. Los diarios de la época hablaban de “cinco subversivos muertos en un enfrentamiento”. Matilde jamás podrá abrazarse con sus abuelos maternos porque Juan Miranda y Maria Amelia fallecieron en 1995 y 2001. Cosas del destino: el apellido de soltera de la abuela era Herrera. Había nacido en Córdoba.”



(Pablo Llanto, La Noble Ernestina, astralib, Buenos Aires, 2003 )

Imagen de La Noble Ernestina


No hay comentarios:

Publicar un comentario