jueves, 31 de mayo de 2012

Límites a la telefonía celular

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anuncio que desde ahora las compañías de telefonía celular deberán facturar las llamadas solo si se concreta la conexión con el destinatario o con el contestador automático, y no como hacen hasta ahora que facturan el servicio desde el instante en que se establece la conexión.
La mandataria hizo el anuncio en un acto en la Casa de Gobierno con el que dejó inauguradas más de 300 viviendas en distintos puntos del país y la puesta en valor y reinauguración y puesta en valor del Cine Teatro Municipal "Renzi" de la ciudad santiagueña de La Banda.
Además la presidenta se mostró satisfecha con el fallo de la corte suprema que obliga al cumplimiento del artículo 161 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que ordena la desinversión a aquellos grupos que excedan el número de licencias de servicios audiovisuales en su poder.

Scioli firmó el decreto para el revalúo de tierras y Diputados ya trata la reforma impositiva

El gobernador firmó hace instantes el decreto que establece un nuevo revalúo de tierras en la Provincia. La norma fue enviada a Diputados, que ya dio quorum para tratar la norma tributaria.

Los diputados del Frente para la Victoria consiguieron esta tarde el quórum necesario para tratar el proyecto de reforma impositiva propuesto por el gobernador Daniel Scioli.

Los 43 legisladores oficialistas más los de Nuevo Encuentro y de otras fuerzas de la oposición bajaron, pasadas las 13.30 al recinto para iniciar el debate.

Poro antes, la Legislatura había recibido el decreto firmado por el gobernador, que era una condición pedida por la UCR para acceder a la sesión que se desarrolla con la asistencia casi perfecta de sus integrantes, ya que solamente está ausente un legislador.

Participan de la sesión, presidida por Horacio González, 91 de los 92 diputados que integran el cuerpo y que pertenecen al Frente para la Victoria, Nuevo Encuentro, radicalismo, Frente Amplio Progresista, Pro Peronismo y la Coalición Cívica.

miércoles, 30 de mayo de 2012

La TV Pública y Paka Paka producirán nuevos contenidos infantiles

El ministro de Educación Alberto Sileoni, y el presidente de Radio y Televisión Argentina (RTA), Tristán Bauer, firmaron hoy un convenio para una nueva franja televisiva destinada a chicos y chicas.
Los contenidos del nuevo segmento serán coproducidos por la señal infantil de la cartera educativa, Paka Paka, y la TV Pública.
"Estamos orgullosos de pensar una televisión para chicos argentinos, con una propuesta propia y en nuestro idioma" señaló Sileoni.
El objetivo es fortalecer los vínculos entre organismos para seguir construyendo una televisión pública de calidad para la infancia, según informó el ministerio de Educación.
Esta relación permitirá que ambos canales puedan intercambiar programación y llevar adelante coproducciones donde cada señal aportará sus potencialidades y podrá optimizar sus recursos.
"Ha sido muy importante el nacimiento desde el ministerio de educación del canal Encuentro y Paka Paka, y la tv publica quiere sumarse" agregó Bauer.
Paka Paka trabajará y proveerá la producción de contenidos y producción artística que incluirá la investigación que requiere cada proyecto, la definición de contenidos, la escritura de los guiones, la contratación de la dirección y producción artística y los talentos necesarios en cada una de las producciones.
Por su parte, la TV Pública participará con sus estudios de grabación, la realización escenográfica, el trabajo de su personal de planta disponible para tales fines y la post producción.
En la actualidad, Paka Paka está emitiendo diariamente Animanía, un ciclo producido por la TV Pública.
En temporadas anteriores programó El Mundo de los por qué y Caja Rodante, dos producciones del mismo canal, a su vez, la TV Pública emitió, en su franja infantil, "Cosa de todos", "La lleva" y "Aquí estoy yo", programas producidos por la señal infantil del Ministerio de Educación.

martes, 29 de mayo de 2012

Crónica del Cordobazo por Rodolfo Walsh

Agustín Tosco en el Cordobazo
Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes ni mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores. La experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan Trabajadores metalúrgicos, del transporte y otros gremios declaran paros para los días 15 y 16 de Mayo, en razón de las quitas zonales y el no reconocimiento de la antigüedad por transferencias de empresas.

Los obreros mecánicos realizaban una asamblea y son reprimidos, defienden sus derechos en una verdadera batalla campal en el centro de la ciudad el día 14 de Mayo.

Los atropellos, la opresión, el desconocimiento de un sinnúmero de derechos, la vergüenza de todos los actos de gobierno, los problemas del estudiantado y los centros vecinales se suman.

Se paraliza totalmente la ciudad el 16 de mayo. Nadie trabaja. Todos protestan. El gobierno reprime.
En Corrientes es asesinado el estudiante Juan José Cabral. Se dispone el cierre de la Universidad.

Todas las organizaciones estudiantiles protestan. Se preparan actos y manifestaciones. Se trabaja en común acuerdo con la CGT.

El día 18 es asesinado en Rosario, el estudiante Adolfo Ramón Bello. Se realiza con estudiantes, obreros y sacerdotes tercermundistas una marcha de silencio en homenaje a los caídos.

El 23 de Mayo es ocupado el Barrio Clínicas por los estudiantes y son apoyados por el resto del movimiento estudiantil.

El 26 de Mayo el movimiento obrero de Córdoba resuelve un paro general de las actividades de 37 horas a partir de las 11 horas, para el 29 de Mayo, con abandono de trabajo y concentraciones públicas de protesta.

Los estudiantes adhieren en todo a las resoluciones de la CGT. Los estudiantes organizan y los obreros también. Millares y millares de volantes reclamando la vigencia de los derechos conculcados inundan la ciudad los días previos.

El 29 de Mayo amanece tenso. Los trabajadores de luz y fuerza son atacados con bombas de gases a la altura de Rioja y General Paz. Una vez más la represión está marcha.

Las columnas de los trabajadores de las fábricas automotrices llegan a la ciudad y son atacados. El comercio cierra sus puertas y la gente inunda las calles.

Corre la noticia de la muerte de Máximo Mena, obrero mecánico. Se produce un estallido popular, la rebeldía contra tanta injusticia, contra los asesinatos, contra los atropellos. La policía retrocede. Nadie controla la situación.

Es el pueblo. Son las bases sindicales y estudiantes que luchan enardecidas. El apoyo total de la población.

Es la toma de conciencia contra tantas prohibiciones. Nada de tutelas ni usurpadores del poder, ni de cómplices participacionistas.

El saldo de la batalla de Córdoba, “El Cordobazo”, es trágico. Decenas de muertos, cientos de heridos. Pero la dignidad y el coraje de un pueblo florecen y marcan una página histórica argentina y latinoamericana que no se borrará jamás.

En medio de esa lucha por la justicia, la libertad y el imperio de la voluntad del pueblo, sepamos unirnos para construir una sociedad más justa, donde el hombre no sea lobo del hombre, sino su hermano.

“Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes ni mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores. La experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan.

La historia aparece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las cosas. Esta vez es posible que se quiebre el círculo…”.

* Extraído del “Periódico de la CGT de los Argentinos”.
Colección Completa. Números 1 al 55. Mayo 1968 – Febrero 1970.

lunes, 28 de mayo de 2012

A 38 años de la muerte del autor de El medio pelo en la sociedad argentina, Cristina y el desexilio de Jauretche

Hasta no hace mucho, Arturo Jauretche era una contraseña, un nombre en código para los que resistieron la lluvia ácida del desencanto noventoso. Se lo invocaba en esos tiempos umbríos en los boliches de las mil moscas y en una canción de Los Piojos, pero en la política de todos los días y en las universidades, Jauretche era un pensador ignorado, silenciado, casi desaparecido. Era lógico que así sucediera: haber pensado que el dólar valía un peso, reducir el vínculo con los Estados Unidos a una metáfora sexual y rematar el patrimonio nacional por chirolas, fue una moda con excesivos adeptos en la Argentina neoliberal. En ese entorno de sumisiones y abdicaciones a granel, el ideal nacional y popular jauretchiano pertenecía al pasado-pisado, al orden anacrónico que se quería enterrar con la pala globalizadora de Fukuyama y los Vargas Llosa, padre e hijo. Sus obras eran como los consejos del sabio de una tribu originaria que sentía nostalgia cipayesca por el Puerto de Palos sin haberlo visto jamás.
Recién cuando la Argentina comenzó a cambiar, el pensamiento de Jauretche pasó del olvido y la negación a este presente de confrontaciones de ideas y valores que el kirchnerismo propuso como “batalla cultural”. Fue de la mano de Cristina Kirchner que la figura del creador de FORJA –junto a Scalabrini Ortiz– se permitió el desexilio y entró a paso firme en la Casa Rosada. El 15 de setiembre de 2010, año del Bicentenario, la presidenta inauguró el Salón de los pensadores y escritores argentinos, y así como el kirchnerismo descolgó otros cuadros dolorosos e innecesarios, esa vez decidió levantar y reivindicar el de Arturo Jauretche frente a una inmensa platea. Dos meses después, en Florencio Varela, la misma Cristina inauguró la Universidad Arturo Jauretche.
Escribió Horacio González en Tiempo Argentino el 25 de Mayo pasado que la rara originalidad del kirchnerismo radica en “que promueve situaciones de transformación a la que los conservadores se oponen, y ante las que muchos transformistas se molestan (…) Deja textos en el aire sobre la base de los ya leídos y releídos. Está en estado de insinuación permanente.”  Y finaliza: “Creó grietas novedosas con horizonte atípico y con insinuaciones fundacionales se abría (desde Néstor Kirchner) con instrumental salido de antiguos subsuelos argentinos.”

De esos subsuelos argentinos retornó Jauretche una tarde de 2010, convocado por la presidenta. Hoy forma parte de la brújula conceptual de muchas de las políticas oficiales. El kirchnerismo es jauretchiano en sus argumentaciones  y en sus actos. Basta con releer algunos de sus escritos para comprender que aquel pensador nacional sembró en el ayer para cosechar en el futuro, que transcurre en estos tiempos que vivimos:

- Dijo Jauretche: “No existe la libertad de prensa, tan sólo es una máscara de la libertad de empresa (…) Mientras los totalitarios reprimen toda manifestación de la conciencia popular, los cabecillas de la plutocracia impiden, por el manejo organizado de los medios de formación de las ideas, que los pueblos tengan conciencia de sus propios problemas y los resuelven en función de sus propios intereses (…) Porque estos periódicos tan celosos de la censura oficial se autocensuran cuando se trata del avisador; el columnista no debe chocar con la administración. Las doctrinas, los hechos, los hombres, se discriminan en función del aviso; así hay tabúes tácitos y se sabe qué no se debe mencionar, qué camino no hay que aconsejar, qué cosas son inconvenientes.” ¿En estos párrafos, acaso, no está el germen de la política de desmonopolización que derivó en la Ley de Medios de la democracia? ¿No hay, también, un cuestionamiento severo al mal llamado “periodismo independiente? Parece escrito hace un rato.

- Dijo Jauretche: “No es posible quedarse a contemplar el ombligo del ayer y no ver el cordón umbilical que aparece a medida que todos los días nace una nueva Argentina a través de los jóvenes. No se lamenten los viejos de que los recién venidos ocupen los primeros puestos de la fila; porque siempre es así: se gana con los nuevos.” La propuesta de trasvasamiento generacional del kirchnerismo apunta a eso. Se ve reflejada en el aliento a La Cámpora, al Evita y a la Juventud Sindical. Buena parte del funcionariado estatal, en sus primeras y segundas líneas, son sub-45. El kirchnerismo es la única identidad política de mayorías que le habla y le da lugar a los jóvenes, aun contra la opinión de sus cuadros setentistas de mayor edad. Y lo hace desde la rebeldía de una gestión transformadora, no desde la agitación antiestatal, un clásico necesario de los movimientos de fines de los ’60 y principios de los ’70, cuando los Estados eran antinacionales, antipopulares, antidemocráticos o directamente genocidas.

- Dijo Jauretche: “Asesorarse con los técnicos del FMI es lo mismo que ir al almacén con el manual del comprador, escrito por el almacenero.” La recuperación de la soberanía económica de los últimos años, vía desendeudamiento, está sintetizada en esta máxima jauretchiana. Es como un haiku japonés, de sólo 22 palabras, que resume todo un tratado de economía para países periféricos. Con el kirchnerismo, la Argentina dejó de seguir las recetas del Fondo que proponían pagar deuda contrayendo más deuda, para cancelar al contado con ajuste y exclusión social. El crecimiento de la última década confirma que los intereses del almacenero casi nunca son los del comprador.

- Dijo Jauretche: “Hasta que los argentinos no recuperemos para la Nación y el Pueblo el dominio de nuestras riquezas, no seremos ni una Nación soberana ni un Pueblo feliz.” Por carácter inverso, cuando el país entregó sus riquezas en los ’90, extraviamos el sentido de Nación y hubo salarios de hambre y desocupación. Fue el pasaje más triste desde la recuperación democrática. Las nacionalizaciones de YPF, Aerolíneas, AFJP, Aguas y Correo vinieron a reparar parte del saqueo.

- Dijo Jauretche: “El gran problema argentino es el de la Inteligencia que no quiere entender que son las condiciones locales las que deben determinar el pensamiento político y económico (…) El nacionalismo de ustedes se parece al amor de un hijo junto a la tumba del padre; el nuestro, se parece al amor del padre junto a la cuna del hijo (…) Para ustedes la Nación se realizó y fue derogada; para nosotros, sigue naciendo.” El kirchnerismo fue sepulturero del Consenso de Washington en toda la región. Desde entonces, la capital argentina está en Buenos Aires, y tanto la política como la economía se deciden aquí. El pensamiento de nuestra élite económica y cultural, de carácter off shore, hoy está en crisis. Y nos va mejor. A todos. Incluso a esa élite, que se queja tanto.

- Dijo Jauretche: “El que maneja el crédito maneja más la moneda que el que la emite. El que maneja el crédito maneja más el comercio de exportación e importación que el que compra y el que vende. El que maneja el crédito estimula determinadas formas de producción y debilita otras. El que maneja el crédito establece qué es lo que se ha de producir y qué no. Determina lo que puede y lo que no puede llegar al mercado con facilidades de venta; y maneja por consecuencia el consumo.” ¿Alguien leyó los fundamentos de la reforma a la Carta Orgánica del BCRA? Bueno, son casi un calco.

- Dijo Jauretche: “La falsificación de la historia ha perseguido precisamente esta finalidad: impedir, a través de la desfiguración del pasado, que los argentinos poseamos la técnica, la aptitud para concebir y realizar una política nacional. Mucha gente no entiende la necesidad del revisionismo porque no comprende que la falsificación de la historia es una política de la historia, destinada a privarnos de la experiencia que es la sabiduría madre (…) Será necesario otro momento histórico, un momento de revisión social e ideológico, que provoque la sugerencia de las fuerzas reales de la sociedad, para que se cree el ambiente propicio a repensar la historia, a comprender desde otro punto de vista las estructuras artificiales que se han creado, y para cuya subsistencia se hizo una historia también artificial.” El 21 de noviembre de 2011, la presidenta creó por decreto el Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego, presidido por Mario Pacho O’Donnell. Un dato al pasar, como quien no quiere la cosa: cuatro de los libros que encabezan el ranking de best seller en las librerías son de historiadores revisionistas que pertenecen a este instituto.
Por último, los insistentes llamados de Cristina a la unidad nacional y el desafío a las corporaciones tiene raíces en otra sentencia jauretchiana: “Todos los sectores sociales deben estar unidos verticalmente por el destino común de la Nación (…) Se hace imposible pensar la política social sin una política nacional.”
Jauretche murió el 25 de mayo de 1974. Sus ideas, que son las del forjismo radical, las del peronismo insurgente, las de los nacionales antiliberales de antaño, se mantuvieron latentes en sindicatos, sociedades de fomento, centros de estudio y otros grupos resistentes; y en algunos libros mayúsculos como Política nacional y revisionismo histórico (que la Secretaría de Cultura acaba de reeditar), Los profetas del odio, El medio pelo en la sociedad argentina y Manual de zonceras, que no estaban de moda, porque la moda de entonces era decir que la historia había muerto y hablar de Nación en la era de los McDonald’s no valía la pena.
Casi 40 años después, las pasiones jauretchianas asoman en las palabras de Cristina y hoy son políticas de Estado. Como si hubiera sido finalmente recuperado del destierro.
Con la sensación de que ya nada volverá a ser como era cuando Jauretche bostezaba su exilio en los últimos estantes de las librerías de usados, hay que convenir que vivimos un fenomenal cambio cultural, inimaginable hace una década.
Del que somos testigos. Pero, sobre todo, protagonistas.
Por Roberto Caballero

sábado, 26 de mayo de 2012

Año IX - Por Horacio González

Horacio Gonzalez
Un movimiento político está hecho de sus logros, de sus obstáculos y de sus encrucijadas. Los primeros, los conocemos: la reposición de la iniciativa estatal en el flujo de la economía general, la producción de símbolos de reparación colectiva que dieron plenitud a la noción de Derechos Humanos, el acompañamiento de movimientos sociales en la esfera de los nuevos derechos, el reconocimiento de la esfera comunicacional como constitutiva (y no un mero hecho subalterno) de la política en su sentido colectivo.

Agrego a todo esto la voluntad de asumir temas pendientes de la memoria social: la estatización de la mayoría del paquete accionario de YPF, hecho con el cual culminan una serie de acciones que señalan la misma intencionalidad de control social (esto es, un accionariado del poder público sobre la circulación social) en temas cruciales como la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central y la reformulación de los códigos de sociabilidad y actividad civil.

Kirchner comenzó su tarea nacional como un gran evaluador de fuerzas –notó, en primer lugar, el hecho de su fragilidad de origen–, y como intuitivo diseñador de escenas. Esta enmienda escénica que se produce sobre el conjunto político nacional incluía una civilización de gestos diferenciales –desde el célebre descenso de un cuadro hasta frases de notoria multivocidad como “vengo a pedir perdón en nombre del Estado”–, que hasta hoy forman parte de la dificultad interpretativa reinante. Lo frágil parece fuerte; lo fuerte parece frágil. No asustarse por eso. Lo político, el ser mismo de la política, es esa dificultad y el proyecto de desentrañarla. Creo que había un goce profundo en el Kirchner que hace ahora nueve años –y parecen muchos más–creó grietas novedosas con argamasa tradicional y heredada. Un horizonte atípico y con insinuaciones fundacionales se abría con instrumental salido de antiguos subsuelos argentinos.

Dije insinuaciones, en Kirchner, porque la fuerza de lo que a la postre se denominó con su nombre (y no es fácil dejar un nombre en la historia, esto lo comparte con Yrigoyen, Perón y Alfonsín), se constituye en tal debido a su capacidad de interrogar al legado integral de una historia. Muchos dirán que una fuerza política funda su competencia en sus realizaciones palpables. Es así. Pero a condición de no olvidar que antes se sitúa en la condición del averiguador, del indagador del tejido previo a partir del cual distanciarse y con el cual confundirse. El peronismo es un movimiento escrito. El kirchnerismo deja textos en el aire sobre la base de los ya leídos y releídos. Está en estado de insinuación permanente. Se lo critica por eso. Puede saludárselo también por eso. Aquel tejido previo al que me refiero, entonces, tiene nombres establecidos: dos son obvios, peronismo y voluntad nacional y popular. Otros lo son menos: republicanismo social, constitucionalismo crítico –esto es, hacer su ronda sobre el nivel constitucional de la relación entre las instituciones y la vida justa–, y búsqueda de puntos de estabilidad en medio de la marejada tenaz.

A nueve años de una actividad donde la voluntad perseverante se combina con hesitaciones que son las marcas inevitables que la historia universal pone sobre nosotros (“se nos cayó el mundo encima”), el kirchnerismo actúa sobre y con distintas capas simultáneas de hechos. Tiene un presente cuya espesura se percibe en cotidianas turbulencias, y enlaces de libre selectividad sobre el pasado y el futuro. Quiero decir: no solo el futuro está notablemente abierto, sino que el pasado es también otra insinuación cambiante, inestable.

Su rara originalidad consiste en que promueve situaciones de transformación a la que los conservadores se oponen, y ante las que muchos transformistas se molestan. Sin decirlo explícitamente, en nueve años se ha reelaborado en el país la idea misma de obstáculo. Si se pudiera decirlo con una proposición existencial, la frase sería: el kirchnerismo nos induce a la forma de la democracia donde el aprendizaje mayor es tratar con los obstáculos que surgen no sólo del trámite corriente del duro enfrentamiento actual, sino de la inmanencia misma de la política. De ahí que podríamos redefinir la vida democrática que transcurre ante nuestros ojos en el noveno año kirchnerista como el de la formación de un saber superior al que todos nos debemos. El saber sobre las encrucijadas, la productividad del obstáculo.

25/05/12 Tiempo Argentino

martes, 22 de mayo de 2012

El Consejo del PJ expresó su amplio respaldo a Cristina y fijó elecciones para el 31 de marzo

El Consejo Nacional del Partido Justicialista expresó un amplio respaldo al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y fijó como fecha de elecciones internas el 31 de marzo del próximo año.

Al término del encuentro realizado en la sede del PJ, el gobernador Daniel Scioli, actual titular del partido, anunció la fecha de las internas y remarcó el apoyo partidario "a las conquistas sociales y económicas que lleva adelante la Presidenta" Cristina Fernández de Kirchner.
También se resolvió recrear la denominada Comisión de Acción Política (CAP), un grupo de 21 consejeros que actuará como nexo articulador de las medidas a llevar adelante hasta que se realicen las elecciones, para evitar de esta manera que cada decisión tenga que someterse al plenario del Consejo.
Promediando el encuentro se aceptaron las renuncias de los sindicalistas Hugo Moyano y Julio Piumato, quienes oportunamente habían presentado sus dimisiones por considerar al PJ como "una cáscara vacía".
De la reunión, realizada en la sede partidaria nacional de Matehu  al 100, participaron poco más de 65 consejeros, sobre los 75 que integran ese plenario.
Al término del encuentro, que se extendió poco más de una hora, Scioli remarcó que "no se habló de candidaturas, sino del compromiso que se vio reflejado en el documento final".
"Todos coincidimos en el rumbo del país, por eso el documento es un respaldo al liderazgo de la Presidenta; todos reconocemos que la jefatura del partido la lleva adelante Cristina", añadió.
Por su parte el presidente primero del Consejo Nacional, el  gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, aclaró que “al fijar la fecha de elecciones para marzo quedan automáticamente prorrogados los mandatos actuales, que vencían el 5 de junio”.
En el documento de 8 carillas ratificado por el Consejo Nacional se destaca el apoyo a la presidenta como promotora de la “expropiación de las acciones de la firma Repsol dentro de la empresa petrolera YPF, para asegurar el dominio pleno de la administración estratégica de nuestros recursos naturales vitales para el desarrollo sustentable del país”.
“Los logros extraordinarios de la gestión de este proyecto político en nueve años de gestión marcan un sendero irreversible en tanto y en cuanto seamos capaces de defender las conquistas logradas, con la lucha y el sacrificio del pueblo argentino”, añade el texto.
Se destaca a continuación que “nuestro desafío ante este mundo cambiante y dinámico es trabajar juntos, sin divisiones, bajo la conducción política excluyente de nuestra Presidenta de la Nación priorizando los intereses de nuestra patria.
Luego enumera una serie de logros del gobierno desde el año 2003, como “la recuperación del sistema provisional, la desmonopolización mediática terminando con la extorsión permanente de los grupos mediáticos concentrados, la defensa de la agricultura familiar, al pequeño y mediano productor agropecuario en las circunstancias políticas más adversas”.
También menciona “la recuperación del empleo genuino, la defensa de nuestras industrias, la promoción del agregado de valor a nuestra producción, el aumento de las exportaciones, la reducción de la deuda pública para adquirir más soberanía sobre la base de la legitimidad popular”.
Por último, enfatiza que “la Presidenta nos convoca a todos los argentinos para construir lo que nos falta, para seguir promoviendo los cambios estructurales iniciados bajo la presidencia de Néstor Kirchner como un líder visionario, capaz de diseñar la perspectiva de un país integrado territorialmente, unido solidariamente y equitativo”.
“Reconocemos el indiscutible liderazgo de la Presidenta porque representa no sólo el sentir de todos los peronistas sino especialmente de la mayoría del pueblo argentino”, agrega.
“Por eso, a 30 años de Malvinas, con la recuperación de YPF para lograr autoabastecimiento energético, administrando el comercio exterior para proteger el trabajo de los argentinos nos encaminamos en poner el mayor énfasis y nuestros mejores esfuerzos en la gestión cotidiana, especialmente los que tenemos la responsabilidad de gobernar”, continúa.
Finalmente, el documento expresa que “al mismo tiempo, poniendo la mayor vocación de servicio desde la militancia política y partidaria para transmitir a cada argentino, en cada porción de nuestro territorio, que este camino necesita de todos y cada uno de nosotros para afianzar lo mucho que pudimos hacer y hacer lo que aún nos falta”.

viernes, 18 de mayo de 2012

CFK: "Otro modelo de acumulación que no sea el de la renta financiera es posible"

La Presidenta aludió a la situación mundial al afirmar que “el mundo ha terminado cayéndose sobre todos” y sostuvo que, por ello, para “los países sur-sur, los países emergentes y en reconstrucción se hace necesario la cooperación” para alcanzar “sociedades inclusivas, equitativas, con salarios justos”.

Durante su visita oficial a Angola, la Presidenta destacó las "oportunidades de negocios muy grandes" que tienen ambos países, puesto que sus "economías son complementarias en materia de petróleo y gas, pero también en materia política, dado que Argentina es un país que está emergiendo y Angola está en reconstrucción". Asimismo le manifestó a su par africano José Eduardo Dos Santos sentirse “absolutamente identificada con la historia de este país” y recordó la lucha que allí encabezó Ernesto Che Guevara “por la liberación nacional, en los años '60”.

En el marco del encuentro que mantuvo con su par africano, Cristina Kirchner, destacó la oportunidad que tienen Angola y Argentina "de demostrarle al mundo que es posible otro modelo de acumulación que no sea el de la renta financiera", ya que "el dinero sólo, adentro de los bancos, no se reproduce, sino que tiene que salir e ir a la industria, la agricultura, la ganaderia y los servicios".

"Los gobiernos son para lograr sociedades inclusivas y con salarios justos", dijo la Jefa de Estado, para quien la oportunidad de que se incremente el intercambio comercial entre ambos países abre "una excelente plataforma para los empresarios argentinos internacionalicen y se asocien con sus pares angoleños para desarrollar plataformas de producción".

La posibilidad "de asociarnos es muy grande. Tenemos una magnífica oportunidad en un momento especial del mundo, en el que los antiguos colonizadores y hoy modernos países desarrollados nos decían que era el modelo a seguir, y se ha derrumbado estrepitosamente", dijo la mandataria y señaló que "la rentabilidad financiera disociada de la producción y del agregado de valor a bienes y servicios, ha producido este crack financiero que se desploma sobre nosotros".

viernes, 11 de mayo de 2012

Los ruralistas "quisieron conseguir por la fuerza lo que no obtuvieron con los votos"


Ministra de Gobierno
Arq Cristina Alvarez Rodríguez

Así lo sostuvo hoy la ministra de Gobierno bonaerense, María Cristina Alvarez Rodríguez, al referirse a los disturbios provocados ayer por las patronales rurales en la Legislatura provincial para impedir la aprobación de la reforma impositiva.

“Junto al gobernador (Daniel Scioli) e intendentes de la FAM (Federación Argentina de Municipios) se estuvo trabajando en la reforma impositiva que carga sobre los sectores que más ganan y ése es el sector agropecuario”, explicó Alvarez Rodríguez.

La ministra, en declaraciones a Radio Provincia, remarcó que la iniciativa que obtuvo ayer media sanción en la Cámara de Senadores bonaerense, “es un proyecto y una reforma que es redistributiva ya que de lo generado se va a distribuir entre los municipios, por eso es tan importante”.

“Quisieron conseguir con violencia lo que no pudieron con votos”, aseguró Alvarez Rodríguez en referencia a los ruralistas que ayer provocaron disturbios en las puertas de acceso a la Legislatura bonaerense, en La Plata.

El proyecto de ley de reforma impositiva, enviado por el Poder Ejecutivo bonaerense que obtuvo media sanción en la Cámara alta provincial, prevé aumentos en las alícuotas de Ingresos Brutos, Sellos y del Inmobiliario Rural.

El incremento del Inmobiliario Rural, que no fue tratado en la Cámara de Diputados bonaerense, es objetado por las principales entidades del campo, que anunciaron la puesta en marcha de medidas de fuerza que contemplan la no comercialización de productos.

La ministra de Gobierno bonaerense sostuvo: “siempre buscamos preservar a los más vulnerables y creo que tenemos que ser una sociedad más solidaria, para poder redistribuir como pretende el gobernador Daniel Scioli”.

“Creo que los incidentes muestran la violencia de un grupo de manifestantes encabezados por (Hugo) Biolcati y la Mesa de Enlace, que irrumpieron con violencia en la legislatura sin respetar a nadie, ni a sus propios legisladores”, destacó.

Remarcó que “es evidente que como no le alcanzan los legisladores porque el pueblo no los eligió, tienen que irrumpir con violencia; yo lamento que aparezcan estos gestos (como el de ayer a la tarde)”.

Insistió que “este proyecto de gobernador Daniel Scioli ha sido charlado primero y trabajado junto a todos los intendentes”.

domingo, 6 de mayo de 2012

Jauretche, presente en la Feria del Libro

Jauretche mientras lo entrevistan
En su primera actividad oficial, el Instituto de Revisionismo Histórico hizo pública la reedición de un trabajo clásico del pensador.



Precisamente me propongo demostrar que lo de ‘ahora’ no se puede resolver sin primero entender ‘lo de antes”, fue una de las tantas frases de Arturo Jauretche que se escucharon ayer en la Sala Jorge Luis Borges de la Feria del Libro, donde se presentó la reedición de su libro Política nacional y revisionismo histórico, a cargo del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego, en lo que constituyó su primera actividad oficial desde que fue creado por la presidenta Cristina Fernández en la ceremonia por el Día de la Soberanía Nacional, el 18 de noviembre de 2011, bajo la órbita de la Secretaría de Cultura de la Nación.

Durante la jornada, dialogaron el secretario de Cultura, Jorge Coscia, y el director de Tiempo Argentino, Roberto Caballero, con la moderación del vicepresidente del Instituto, Víctor Ramos, quienes subrayaron la recuperación del pensamiento jauretchiano, su vigencia y sencillez, y su reivindicación por parte del gobierno nacional.

El libro, de 140 páginas, fue editado originalmente en 1959 por Editorial Corregidor. En este caso, cuenta con dos prólogos, de Coscia y del presidente del Instituto, Mario “Pacho” O’Donnell, un Primer Momento (“La falsificación como política de la historia”), Segundo Momento (“La revisión histórica y el nuevo momento nacional”), Tercer Momento (“La historia como base de la política nacional”), un Apéndice y una Advertencia de Jauretche donde señala que el trabajo fue construido con los apuntes de dos conferencias y guiado “por el propósito de señalar la estrecha vinculación entre lo histórico y lo político contemporáneo”.

O’Donnell (que ayer no pudo estar presente debido a una angina) escribe: “Está claro que la versión liberal, dominante desde Pavón (…), la historiografía que siempre pretendió, y en gran medida lo logró, ser la única, la incontestable, la natural, es la que impuso la clase dominante. En cambio, la visión revisionista, la nacional, popular y federalista es la contada desde los intereses del pueblo, de las grandes mayorías.”

“Cuando vemos la vigencia de su pensamiento en la historia de los días de hoy me da mucha alegría, porque hasta hace 15 años atrás Jauretche era una suerte de contraseña, la historia del país iba por otro carril”, señaló en su presentación Caballero, quien consideró que “estamos viviendo un tiempo absolutamente jauretchiano”. Destacó la presencia del pensador en discursos y fundamentos de leyes promulgadas por el actual Ejecutivo Nacional, y subrayó que uno de los aspectos que más lo impactó de él fue la sencillez criolla para contar: “Ser profundo, pero a la vez simple. Ser trascendente y a la vez cotidiano.”

Para Coscia, uno de los mayores logros del autor de Manual de zonceras argentinas fue el de desnudar la maquinaria del coloniaje cultural: “La tarea esencial de Jauretche fue librar la batalla para que la alfabetización sea una herramienta que tenga sentido, porque no hay forma de dominación perdurable que se base en la armas. La única forma de colonización permanente es aquella que tiene herramientas culturales.”

Toda la charla estuvo atravesada por citas notablemente vigentes de Jauretche, desde el papel de los medios (“No existe la libertad de prensa, tan sólo es una máscara de la libertad de empresa”), las discusiones contra los que él llamaba cipayos y entreguistas (“El nacionalismo de ustedes se parece al amor del hijo junto a la tumba del padre. El nuestro se parece al amor del padre junto a la cuna del hijo. Para ustedes la Nación se realizó y fue derogada. Para nosotros todavía sigue naciendo”), el desendeudamiento (“asesorarse con los técnicos del FMI es lo mismo que ir al almacén con el manual del comprador escrito por el almacenero”) y la juventud:“tiene su lucha, que es derribar a las oligarquías entregadoras. No se lamenten los viejos que los recién venidos ocupen los primeros puestos de las filas, porque siempre es así: se gana con los nuevos.”

Coscia, impulsor de la reedición del libro, sostuvo: “recuperar el pensamiento nacional y popular, democrático, revolucionario y revisionista es tan importante como recuperar YPF. Porque una cosa no puede ir separada de la otra, si no el peligro es que recuperemos YPF y después nos olvidemos de por qué lo hicimos.”

Presentación - EVITA EN LA FERIA

Pablo Vázquez y Claudio Panella presentarán hoy en la Feria del Libro Internacional de Buenos Aires Evita de Los Toldos y testimonios de contemporáneos de Eva Perón. La cita es hoy a las 14 en el stand de Presidencia de la Nación Argentina.